Data: mayo 8, 2016 | 17:29
OTOÑO AMAZÓNICO | Distinto al surazo o “friaje”, la neblina de la Luna Nueva no causa lluvias agresivas pero refresca el ambiente y la placidez se apodera de las calles…

La neblina de la Luna Nueva está cubriendo de tranquilidad el cielo de Cobija

La neblina de la Luna Nueva al medio día del domingo sobre el Puente de la Amistad que une las ciudades de Cobija y Brasiléia en las dos orillas del río Acre.| Foto Wilsson Asturizaga

La neblina de la Luna Nueva al medio día del domingo sobre el Puente de la Amistad que une las ciudades de Cobija y Brasiléia en las dos orillas del río Acre.| Foto Wilsson Asturizaga

© Texto: Wilson García Mérida | Fotos: Wilsson Asturizaga Quiroga

Hoy domingo las ciudades acreanas de Cobija, Brasilèia, Epitaciolandia y Rio Branco amanecieron nubladas. Y una lluvia copiosa arrastrada por la vespertina brisa otoñal limpió la tarde creando esa sensación de alivio en los cuerpos acostumbrados al contacto diario con el sol radiante, y a la humedad calurosa en las noches ribereñas del Acre. Es Luna Nueva, fase que comenzó el pasado viernes 6 de mayo, y cuando ella alcanza su máxima potencia el sol huye dejando que las sombras protejan el ciclo fecundo de las mujeres; y es buen momento para sembrar en esta tierra fértil.

Distinto al surazo o “friaje”, la neblina de la Luna Nueva no causa lluvias agresivas pero refresca el ambiente y la placidez se apodera de las calles. En Pando la neblina hace visible el espíritu noble y pacífico de este pueblo inocente desde siempre acosado por la maldad ajena que se esmera en traer aquí su semilla humilladora.

El “arrebato amazónico” y su cura

¨Un día después de que se forma la Luna Nueva, es seguro que lloverá y hay que tener cuidado con el arrebato en los niños”, nos decía ayer, sábado, el sabio tacana Rolando Aguada cuando volvíamos de Porvenir y de visitar en la comunidad El Sujal a su abuelo Silverio. En ese preciso momento, casualmente, el intenso sol desapareció abruptamente y una tormenta de lluvia lo reemplazó en cuestión de segundos. El fenómeno es, además, propio de la estación de otoño.

El “arrebato” amazónico, igual que el “sorojchi” andino, es el efecto de los vaivenes climáticos sobre el organismo humano. El cambio brusco de la temperatura y del clima en sí (de intenso calor a frente frío lluvioso) provoca enfermedades respiratorias especialmente entre la población infantil. “Las madres de familia previenen el ataque de arrebato haciendo ingerir a  sus niños una mezcla de miel con sinini”, explica Rolando Aguada. (El sinini es un fruto amazónico que los pueblos indígenas utilizan para prevenir y curar la bronquitis y afecciones respiratorias).

Pronóstico de la semana

Este domingo las ciudades acreanas en Bolivia, Perú y Brasil registraron temperaturas que oscilaron entre los 23 y 26 grados centígrados con una humedad relativa del 100% y una presión atmosférica de cinco kilómetros por hora, según reportó el Centro de Previsión del Tiempo y Estudios Climáticos (CPTEC) del Brasil, cuyo pronóstico para la semana que empieza anuncia que este tiempo lunar se mantendrá hasta el 13 de mayo, cuando la luna llega al Cuarto Creciente.

LINKS RELACIONADOS
sopa de mani



Soria Galvarro



Komadina



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center