Data: octubre 23, 2012 | 12:32
Sol de Pando destaca la solidaridad activa de la Asociación de la Prensa de La Paz y de otros gremios del periodismo boliviano

La Aplp lideriza una defensa urgente de la conculcada Libertad de Prensa en Bolivia

Antonio Vargas dialogando sobre la Libertad de Prensa con Juan Carlos Arana en el benemérito programa Posdata de la red Cadena A.

© Wilson García Mérida & Silvia Antelo Aguilar

La Asociación de Periodistas de La Paz (Aplp) confirma su tradicional liderazgo en la defensa de las libertades de prensa y de información en el país, y se constituye actualmente, junto a la Confederación Sindical de Trabajadores de la Prensa de Bolivia (Cstpb) y la Federación Sindical de Trabajadores de la Prensa de Santa Cruz y Cochabamba (Fstpsc y Fstpc), en el dique de contención a los propósitos oficiales de proscribir la libre circulaciòn del periódico amazónico Sol de Pando en la ciudad de Cobija.

La unidad de estas organizaciones colegiadas y laborales de la prensa boliviana es una necesidad imprescindible en momentos en que un reducido grupo de políticos palaciegos que enloquecen ávidos de poder, pervirtiendo los contenidos revolucionarios del proceso de cambio, están deteriorando el régimen democrático y el gobierno de Evo Morales de manera irresponsable, poniendo en vilo las más elementales libertades constitucionales como el derecho a informar y ser informados sin restricción alguna.

Sol de Pando fue galardonado por la Aplp con una mención de honor en el Premio Nacional de Periodismo del pasado año 2011, y en esa condición apeló a su directiva, hoy presidida por el colega Antonio Vargas, para pedir amparo y protección durante la reciente persecusión enfrentada en Cobija, con la que se pretendió evitar la circulación del periódico en medio de un acoso judicial por parte del hermano de gobernador Luis Flores Roberts, casualmente “reactivado” en un juzgado de Cobija cuando Sol de Pando reanudaba sus ediciones impresas luego de sufir la destrucciòn de su red de canillitas precisamente por obra del Gobernador, el Ministro de la Presidencia y sus secuaces.

Mientras nos encontrábamos en nuestro refugio temporal de Brasiléia y Epitaciolandia, desde donde nos vimos obligados a hacer circular la edición de homenaje a la Batalla de Bahía, el colega Antonio Vargas, desde La Paz, denunciaba ante la opinión pública esta insólita conculcación de nuestro derecho al trabajo; y en Santa Cruz los dirigentes de la Federación Sindical de Trabajadores de la Prensa de Santa Cruz (Fstpsc) organizaron una conferecnia de prensa dirigida por el ejecutivo de esa entidad, el colega Francisco Arauz, mediante un enlace telefónico con los periodistas refugiados que nos aprestábamos a  retornar a nuestros hogares.

A nuestro retorno, la Aplp nos brindó sus ambientes para efectuar una conferencia de prensa en la que participó el Presidente de esta entidad paceña. “Haremos la representación de las demandas de los periodistas ante instancias internacionales tan pronto tengamos la oportunidad”, anunció Antonio Vargas. Fruto de esa gestión, organizaciones como Reporteros Sin Fronteras (RSF) y el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) han tomado cartas en el asunto dirigiendo los reclamos a la ministra del área Amanda Dávila.

El antecedente de la incautación

En julio del 2011, cuando 2.000 ejemplares de Sol de Pando fueron incautados por ordenes del entonces director de Ademaf Juan Ramon Quintana y del gobernador Luis Flores Roberts, el periodista Antonio Vargas, como Fiscal de la Aplp, calificó de “abusiva, autoritaria e inconstitucional” aquella acción represiva y advirtió con denunciar el caso ante los organismos internacionales de prensa. “No se pueden secuestrar ediciones de medios impresos, eso es atentar contra la libertad de expresión y de prensa”, afirmó. Antonio Vargas recordó que la Constitución, en su artículo 106, establece que “el Estado garantiza el derecho a la comunicación y a la información”.

En esa misma ocasión, el presidente de la Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia (Anpb), el doctor Ronald Grebe, lamentó que en el país se vulnere la libertad de expresión. “Nuestra entidad elevará un reclamo formal al Gobernador pidiéndole que deje circular a este medio de comunicación”, dijo.

Asimismo, el 2 de agosto del 2011, la Confederación Sindical de Trabajadores de la Prensa de Bolivia (Cstpb), tras gestiones de la Federación Sindical de Trabajadores de la Prensa de Cochabamba (Fstpc), emitió un voto resolutivo condenando la acción “fascista y neoliberal” del gobernador de Pando, Luis Adolfo Flores, al haber ordenado el secuestro del periódico el “Sol de Pando”, por lo que se determinó brindar un apoyo “moral y materialmente a los compañeros de esta empresa periodística”.

No obstante estos antecedentes, Flores y Quintana persisten en proscribir la libre circulaciòn de Sol de Pando con inumerables y torpes maniobras judiciales y represivas que sólo provocan injusto daño a la libertad de prensa y la libertad de trabajo consagradas por la Constitución vigente.

LINKS RELACIONADOS
OTROS LINKS RELACIONADOS EN EL BLOG DE SOL DE PANDO
columna-carlos-mesa
Knigth Center
Reporteros Sin Fronteras
CPJ