Data: julio 8, 2018 | 11:41
ESCENARIO FAVORABLE PARA EL EX PRESIDENTE | Se abre una disputa política y jurídica. El juez Sergio Moro se pronunció en contra y emitió una orden para evitar que lo liberen. La decisión puede volver a manos de la Corte Suprema...

Juez brasileño ordena liberar al ex presidente Lula da Silva

Lula se encuentra detenido desde el pasado mes de abril en la sede de la Policía Federal de Curitiba, tras ser condenado en segunda instancia a 12 años y un mes de prisión. | Foto Archivo

© LaIzquierdaDiario.com

El juez Rogerio Favreto, del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región (TRF-4), con sede en Porto Alegre, concedió un “habeas corpus” a Lula y pidió que la medida sea cumplida en régimen de “urgencia”. En lo inmediato se abre una disputa política y jurídica. El juez de Curitiba, Sergio Moro ya emitió una declaración negando la libertad al expresidente y Favreto le volvió a responder determinando la libertad inmediata.

Favreto es un juez de turno, ya que en Brasil hay en este momento feria judicial, y concedió este domingo el habeas corpus que había sido presentado el viernes por los diputados del PT, Wadih Damous, Paulo Pimenta y Paulo Teixeira, pidiendo que el expresidente fuera liberado inmediatamente pues no habría fundamento jurídico para su detención.

Apenas se hizo conocido el fallo de Favreto el Juez de Curitiba, Sergio Moro, que lleva la causa Lava Jato y fue quién llevó adelante la causa contra Lula, emitió una orden contra el fallo de Favreto, alegando que es incompetente para poder ordenar la libertad de Lula, dejando la decisión en suspenso. El argumento de Moro, que dictó la orden desde Portugal donde se encuentra de vacaciones por la feria judicial, se basa en que Favreto no tendría competencia sobre un fallo previo que había sido tomado por otra cámara de su propio tribunal y porque toma la decisión siendo un juez de turno. Sin embargo muchos juristas ya señalaron que Moro no puede tomar ninguna decisión ya que se trata de un Juez de primera instancia que estaría opinando sobre un fallo de segunda instancia, algo que es incostitucional e ilegal.

Tras la orden del juez Moro, Favreto emitió un nuevo despacho reafirmado al anterior, desestimando la orden de Moro e instruyendo “el INMEDIATO cumplimiento de la medida judicial para liberar al expresidente”

Lula había sido arrestado por los cargos de “corrupción pasiva” como parte de la continuidad del golpe institucional, para garantizar mejores condiciones a los candidatos que defendieran los ataques llevados a cabo por el golpista Temer.

columna-carlos-mesa
Knigth Center
Reporteros Sin Fronteras
CPJ