Data: agosto 29, 2012 | 23:18

Joven riberalteño muere por inseguridad en explotación de oro sobre el río Madre de Dios

Durante 48 horas el equipo del SAR-FAB realizó rastrillajes en diferentes puntos de la corriente fluvial. | Foto David Bernal

De acuerdo a informes extraoficiales, se trata del tercer caso de ahogamiento en el rio Madre de Dios durante esta temporada, existiendo la necesidad que en las balsas y dragas que extraen oro aluvial se instalen dispositivos de seguridad que eviten este tipo de contingencias y posteriores decesos que enlutan a las familias de la región…

© David Bernal

El cuerpo del infortunado joven fue entregado a sus familiares en la madrugada del sábado.

Luego de intensos rastrillajes realizados en el rio Madre de Dios durante el fin de semana, el SAR-FAB y su equipo de oficiales y voluntarios, logro recuperar el cadáver de Alex Novoa Avellaneda (20), fallecido por ahogamiento en la señalada corriente fluvial amazónica.
El SAR-FAB informo que el 23 de agosto fueron notificados por los familiares sobre la desaparición de Avellaneda, en circunstancias no establecidas cuando prestaba sus servicios en una embarcación dedicada a la extracción de oro en el rio Madre de Dios, por lo que inmediatamente se armó el equipo de búsqueda y rescate integrado por 3 instructores, 3 rescatistas y 4 voluntarios, pese a las limitaciones de equipo de la entidad especializada.
Durante 48 horas el equipo realizo rastrillajes en diferentes puntos de la corriente fluvial y las cercanías de varias comunidades inaccesibles, hasta que el pasado viernes 24 a las 15:40, en una playa denominada Guayabachal, fue encontrado el cuerpo de Avellaneda con signos evidentes de haber sufrido el ataque de animales acuáticos, se reportó.
El cadáver fue entregado a sus familiares en la madrugada del sábado, mientras que las autoridades correspondientes iniciaron las investigaciones para establecer las causas de la caída al rio del infortunado joven, así como su posterior fallecimiento.
De acuerdo a informes extraoficiales, se trata del tercer caso de ahogamiento en el rio Madre de Dios durante esta temporada, existiendo la necesidad que en las balsas y dragas que extraen oro aluvial se instalen dispositivos de seguridad que eviten este tipo de contingencias y posteriores decesos que enlutan a las familias de la región.
También se pudo evidenciar que el SAR-FAB pese a la buena voluntad y pericia de sus integrantes, no cuenta con los elementos necesarios para optimizar su labor, incluso las motocicletas que utilizan en sus desplazamientos pertenecen a sus integrantes, mientras que las embarcaciones menores tienen que prestarse a los familiares de los desaparecidos o a terceras personas.

coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center