Data: enero 3, 2017 | 18:35
SE AGRAVA LA LIMPIEZA ÉTNICA CONTRA EL PUEBLO PALESTINO EN CISJORDANIA | Ejército israelí demolió otros 17 edificios al comenzar el 2017...

Israel deja sin techo a miles de palestinos demoliendo viviendas en territorio ocupado

Un soldado del régimen israelí supervisando las tareas de demolición de las viviendas palestinas en Cisjordania. | Foto HispanTV.com

© Redacción Sol de Pando | Agencias

Con el fin de expandir los asentamientos de los colonos israelíes en territorio palestino o reprimir a los palestinos, el régimen de Israel ha demolido un sin número de casas palestinas durante los últimos 20 meses, y al comenzar el 2017 ya se han producido las primeras demoliciones del año.

Son miles las viviendas destruídas por el ejército israelí en el territorio, dejando sin techo a millares de familias como parte de una una nueva ofensiva de Estado israelita para expulsar del territorio ocupado a sus habitantes palestinos, en una acción que es tipificada como de limpieza étnica. 

En las últimas 48 horas se produjeron en Jerusalén y Cisjordania las primeras demoliciones del año contra estructuras y viviendas palestinas, lo que ha provocado el desplazamiento de centenares de personas, informaron a EFE fuentes humanitarias.

El lunes se derribaron doce estructuras en las comunidades de Bir Al Maskub y Wadi Sneysel, en el territorio palestino ocupado de Jerusalén Este.

Se trató de ocho unidades residenciales, una estructura para el cobijo de animales, una letrina portátil y dos cocinas, cuya demolición ha causado el desplazamiento forzoso de 86 personas, 59 de ellas menores. “La mayor parte de estas familias ya vio derribadas sus estructuras en el mismo lugar en abril y agosto de 2016”, señaló una fuente humanitaria.

Limpieza étnica en el siglo XXI

Los palestinos alzan su bandera en el lugar de su casa destruida por las fuerzas israelíes. El 28 de abril de 2015. | Foto HispanTV.com

De acuerdo con Davud al-Yahalin, portavoz de la comunidad Abu Nuwar Beduin, vehículos militares y policiales israelíes rodearon la aldea de Khan al-Ahmar el lunes por la mañana y arrasaron las estructuras con topadoras.

Bir Al Maskub es el precario hogar de la tribu beduina Yahalin y la familia Bseis y acoge a unas treinta familias (alrededor de 250 residentes).

En Wadi Sneysel residen solo seis familias (unas treinta personas), también de los beduinos Yahalin y la familia Salamat, según la ONG israelí Bimkom.

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) informó que 2016 fue el año con mayor número de demoliciones israelíes en los territorios ocupados en los últimos siete ejercicios, con 1.089 derribos de propiedades palestinas que provocaron, al menos, 1.593 desplazados y afectaron los medios de subsistencia de 7.101 personas.

“Estas son las cifras más altas de demoliciones y desplazamientos en Cisjordania desde que la OCHA comenzó a registrarlas en 2009”, indicó la oficina en un comunicado.

La mayoría de las estructuras fue destruida o confiscada por carecer de permisos israelíes para su construcción que, según la ONU, son en muchos casos prácticamente imposibles de conseguir.

Consultada por EFE, la Alcaldía de Jerusalén no facilitó a tiempo información sobre las demoliciones en la ciudad.

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) denunció hace dos años una limpieza étnica llevada a cabo por Israel en el este de Al-Quds para intentar cambiar el carácter demográfico de esa zona de la ciudad, mediante el método de no conceder permisos de construcción a palestinos y fomentar el establecimiento de colonias ilegales.

Simultánea intensificación de colonización judía en Palestina

Una familia palestina en la ciudad cisjordana de Nablus vive en las ruinas de su casa destruida por el régimen de Israel, 7 de abril de 2016. | Foto HispanTV.com

Paralelamente el Gobierno del primer ministro israelí Benjamin Netanjahu promueve una ola de asentamientos judíos ilegales en territorio palestina, en un plan de colonización que ha sido criticado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El pasado año, el grupo israelí Peace Now (Paz Ahora) reveló que el comité de planificación del distrito de Jerusalén dio el visto bueno a la construcción de 900 nuevas viviendas ilegales en los asentamientos de Al-Quds.

Más de medio millón de israelíes viven en más de 120 asentamientos ilegales construidos desde la ocupación de los territorios palestinos de Cisjordania y Al-Quds en 1967.

Sin embargo, este régimen, indiferente a las advertencias de la comunidad internacional para detener la construcción de viviendas en los territorios ocupados palestinos, ha dejado a miles de palestinos sin hogar, agua potable, electricidad e instalaciones eléctricas.

Impactante detención de un niño palestino por las fuerzas de seguridad israelíes | VIDEO

LINKS RELACIONADOS
columna-carlos-mesa
Knigth Center
Reporteros Sin Fronteras
CPJ