Data: marzo 28, 2021 | 13:21
ALERTA ROJA | Hospital de tercer nivel a punto de colapsar; aunque la tasa de letalidad sigue siendo mínima. Municipios vecinos del Acre están encapsulados bajo cuarentena total; mientras en Cobija se intensifican campañas políticas rompiendo el distanciamiento social…

VELOZ INCREMENTO DE CONTAGIOS EN PANDO

Para lectura en móvil usar pantalla horizontal |

© Redacción Sol de Pando en Cobija

Durante la última semana de este mes, los casos de infección por Covid-19 se han incrementado inusitadamente, saltando de un promedio de 10 casos diarios más de 60 pacientes en los últimos días, según reportes emitidos por el Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Pando.

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE-Pando) decretó el pasado jueves Alerta Roja en el Departamento.

A mediados de este mes los contagios se intensificaron de modo abrupto, pasando de entre 5 y 12 casos diarios en la primera semana de marzo, a 33 el día martes 16 y 43 el miércoles 17. Las cifras se dispararon a  índices preocupantes con 51 casos el pasado jueves y 76 casos el último viernes.

Se mantiene la más baja letalidad

A diferencia de municipios vecinos del Beni, en Pando la tasa de letalidad es muy baja, asegura el médico Danny Hugo Mendoza Ojopi, Director del Sedes-Pando | Foto Sedes-Pando

Como efecto de aquella eclosión local del coronavirus irrumpiendo en su tercera ola, el sistema de la salud pública en el Departamento acreano está a un paso del colapso total.  “Nuestro principal hospital Hernán Messuti, está saturado en un 90%”, informó a la prensa local el Director del Sedes-Pando, Danny Hugo Mendoza Ojopi. En similar situación se encuentra el hospital de segundo nivel Roberto Galindo Terán, mientras el centro centinela Perla del Acre y las salas de la Caja Nacional de Salud aún aperan al 40% de su limitada capacidad.

La autoridad médica descartó eventualmente que la causa del estallido epidemiológico pudiera ser la cepa brasileña P1 originada en Manaos, ya que, a diferencia de municipios vecinos del Beni, en Pando el índice de letalidad es muy bajo.

Los reportes del Sedes-Pando registraron durante todo el mes entre cero y un fallecido al día, lo cual, según opinan ciudadanos pandinos, demuestra el esfuerzo y la eficiencia de los profesionales médicos y trabajadores de la Salud en Pando.

Los pacientes de esta tercera ola tienen un rango de edad prevaleciente que oscila entre los 20 y 40 años, precisó el Director del Sedes-Pando.

Entre la cepa brasileña y las campañas electorales

Los reportes del Sedes-Pando registraron durante todo el mes entre cero y un fallecido al día, lo cual, según opinan ciudadanos pandinos, demuestra el esfuerzo y la eficiencia de los profesionales médicos y trabajadores de la Salud en Pando. | Foto Sedes-Pando.

Una de las principales causas del incremento exponencial de infecciones radicaría en la intensificación de las campañas electorales con desmedida aglomeración y violación flagrante a las normas de bio-seguridad vigentes.

Es de esperar que el Sistema de Salud pandino haga prevalecer la autoridad de los médicos sobre la clase política, prohibiendo drásticamente las campañas aglomeradas que se intensifican en miras a la segunda vuelta del 11 de abril. Sol de Pando sostiene que son los políticos quienes están causando la crisis sanitaria en Pando, y no la cepa brasileña.

No obstante, se han enviado muestras laboratoriales al Cenetrop de Santa Cruz y al Inlasa para verificar la posibilidad de que en algún caso esté presente la mortal P1 amazónica. Las pruebas serían enviadas también a un centro especializado de Argentina. “En un plazo de ocho días tendremos los resultados”, anunció el doctor Mendoza Ojopi.

La amenaza latente de la cepa amazónica

“En Pando estamos aún lidiando con la cepa china de Wuhan, pero si nos llega la cepa P1 del Brasil, la situación será igual o peor que en el Beni”, advierte el médico Juan de Dios Rodríguez, Director del COE-Pando. | Foto Sedes-Pando

El riesgo latente de ingreso de la P1 a Cobija se focaliza en la frontera con el Estado do Acre, cuyos municipios se hallan encapsulados bajo total cuarentena («lockdown«) desde la semana pasada, con toque de queda incluso. Con esa radical medida, el Gobierno estadual de Gladson Cameli viene bloqueando exitosamente el ingreso de la cepa P1 que asecha al Acre desde su vecino Estado de Amazonas.

Sin embargo, el médico Juan de Dios Rodríguez, Director del COE-Pando, advirtió que la cepa brasileña podría estar abriendo un resquicio infalible para ingresar a Pando por la zona limítrofe con el Beni, donde el incremento de casos esta trágicamente asociado a una elevada mortalidad debido a la ferocidad de la P1. La cepa brasileña habría ingresado desde el vecino Estado de Rondônia.

En los municipios de Riberalta y Guaramerín, totalmente colapsados, los pacientes están muriendo a las pocas horas de contraer la mutación amazónica del coronavirus. “En Pando estamos aún lidiando con la cepa china de Wuhan, pero si nos llega la cepa P1 del Brasil, la situación será igual o peor que en el Beni”, previene el doctor Rodríguez.

La autoridad médica manifestó su preocupación por el incremento de casos en los municipios de San Lorenzo y Gonzalo Moreno, que colindan con el municipio beniano de Riberalta.

“Se va a tener que atender en el hospital de tercer nivel de Cobija a pacientes que podrían empezar a incrementarse llegando desde aquellos municipios limítrofes con el Beni. Ya no podrán atenderse en Riberalta. Y si el hospital Hernán Messuti llega a colpsar por esta causa, tampoco podremos enviar pacientes a Rio Branco, Brasil, donde rige una cuarentena muy rígida. En ese caso tendríamos que analizar medidas de confinamiento más rigurosas, en desmedro de la economía local”, dice el Director del COE-Pando.

El indicador inequívoco del colapso total, será cuando los tubos de oxígeno comiencen a escasear, como sucedió en Manaos, donde se incubó la cepa brasileña P1.

LINKS RELACIONADOS

coronavirus

coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center