Data: enero 27, 2013 | 23:35
BRASIL CONMOCIONADO | La presidenta Rousseff abandonó la Cumbre de Chile para llevar consuelo a los familiares de las 245 víctimas, casi todos jóvenes estudiantes

IMÁGENES DESGARRADORAS DEL TRÁGICO INCENDIO EN EL BRASIL

© Redacción Sol de Pando | Agencias

La muerte de 234 personas, casi todos adolescentes y jóvenes universitarios, en un incendio en una discoteca de Santa María, en el sureño estado de Rio Grande do Sul, generó conmoción y alarma en todo Brasil, cuyo gobierno fue movilizado por esta tragedia.

La presidenta Dilma Rousseff viajó a Santa María desde Chile, donde participaba en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), para atender lo relacionado con el letal siniestro.

Las últimas cifras ofrecidas por autoridades de Santa María señalan que el número de muertos se elevó hasta 234, mientras decenas resultaron heridas, confirmó la agencia Prensa Latina.

Santa Maria, a unos 300 kilómetros de Puerto Alegre, la capital del Estado, es una ciudad universitaria de 260.000 habitantes.

En la discoteca escenario de la tragedia se realizaba una fiesta de los estudiantes de diferentes facultades de la Universidad Federal de Santa María con la presentación de bandas musicales.

El incendio

El agente Sandro Meinerz, de la Policía civil de la ciudad de Santa María, dijo a medios locales que el fuego ocurrió a eso de las 02:00 AM del domingo durante la presentación de una banda, en la discoteca Kiss, en Santa María, a 286 kilómetros de Porto Alegre, la capital regional, cuando -según testigos presenciales- un animador lanzó una bengala que prendió fuego al techo de poliespuma, lo cual desató pánico entre las personas que estaban en la instalación.

Según la agencia Associated Press, el incendio conflagró cuando el animador activó en el escenario un equipo de fuegos pirotécnicos conocido como «Lluvia de plata», cuyas chispas alcanzaron la espuma utilizada como aislante acústico en el techo del establecimiento.

«Todo comenzó porque utilizaron artefactos pirotécnicos en un local cerrado. Eso generó un incendio y un humo muy tóxico que se expandió rápidamente», explicó el comandante del Cuerpo de Bomberos de Río Grande do Sul, coronel Guido de Melo.

«El uso de un equipo no permitido terminó provocando la tragedia», agregó el oficial, quien informó que la licencia de funcionamiento de la discoteca estaba vencida.

Según Ingrid Goldani, una de las empleadas de la discoteca Kiss, la humareda cubrió todo el local en cerca de tres minutos.

«Los integrantes de la banda «Gurizada Fandangueira», que tocaban en el momento y encendieron el artefacto que provoca las chispas, intentaron inicialmente apagar las llamas con agua y después con un extintor. No sé si no consiguieron manipular el extintor, pero el fuego y el humo se expandió rápidamente», dijo.

En ese momento se apagaron las luces y todo quedó oscuro, relató el cantante Valterson Wotrich, conocido como «Pimenta» y vocalista de la primera banda en presentarse.

Otro testigo aseguró que el incendio comenzó en la primera canción de la banda «Fandangueira», y a partir de ahí, comenzó el caos con desesperado intento de escapar.

Las llamas y la humareda provocaron pánico entre las personas que estaban en la discoteca, al menos mil según algunas fuentes, y una estampida hacia las puertas de salida, en donde muchos murieron pisoteados.

El jefe del Cuerpo Bomberos señaló que la mayoría de los ciudadanos falleció debido a la inhalación de humo. De Melo señaló que el centro recreativo tenía solo una puerta y todo indica que estaba cerrado cuando comenzó el fuego.

Los bomberos tuvieron que derrumbar una pared para acceder al local e intentar socorrer a los atrapados entre las llamas y el humo, agregó.

Tragedia en el Brasil

Los rostros del dolor y la impotencia humanas ante la inesperada e implacable tragedia. | Foto Reuters

Testigos de la tratedia dijeron que el recinto sólo tenía una pequeña puerta y que en las afueras había un montón de gente cuando ocurrió el siniestro.

O Globo tambien reportó que los heridos fueron trasladados a hospitales de la Universidad, el Ejército y la Caridad de Salud en el Hogar Santa María.

En el gimnasio del centro deportivo de la ciudad fue instalado un comité de gestión de crisis para atender a los familiares de las víctimas.

La secretaria de Salud municipal indicó en un comunicado que los lesionados fueron trasladados a seis clínicas, algunas ubicadas fuera de la ciudad. Anunció que se analiza la posibilidad de instalar una sala con camas en el hospital de Porto Alegre para prestar la mejor atención a los heridos.

Se estima que entre mil y mil quinientas personas, la mayoría adolescentes, se encontraban en la discoteca cuando se produjo el siniestro.

El comandante del Cuerpo de Bomberos de Santa María, Moisés Fux da Silva, dijo a la radio CBN que el establecimiento estaba con la licencia vencida.

Las trágicas discotecas latinoamericanas

La tragedia en la discoteca Kiss, frecuentada por jóvenes de clase media, es una de las peores ocurridas en centros bailables de América Latina, recordaron BBC Mundo y Peru.com.

  • El último gran incidente de esta magnitud ocurrió el 30 de diciembre de 2004 en Buenos Aires (Argentina) cuando un incendio ocasionado por una bengala causó la muerte de 193 personas y más de 1.400 heridos en la discoteca Cromañón. El siniestro, que ocurrió debido al uso de fuegos artificiales en el interior del predio durante la presentación del grupo de rock Callejeros, llevó a la destitución del entonces alcalde porteño, Aníbal Ibarra, tras un juicio político en 2005.
  • En Venezuela, en diciembre de 2002, el club nocturno La Goajira, ubicado en la avenida Baralt de la capital, estaba lleno de gente cuando comenzó un incendio que mató a medio centenar de personas.
  • En la discoteca Utopía, del centro comercial Jockey Plaza de Lima, Perú, un incendio dejó 28 víctimas mortales en julio de 2002.
  • La falta de suficientes salidas de emergencia provocó que más de 20 personas murieran en octubre de 2000 en la célebre discoteca Lobohombo, de Ciudad de México.
  • El 20 de diciembre de 1993 un fuego en la disco Kheyvis, ubicada en el residencial barrio de Olivos, en Buenos Aires, le costó la vida a 17 jóvenes.
  • En Quito, Ecuador, 13 personas murieron en abril de 2008 en la discoteca Factory. El incendio se produjo cuando se prendió una bengala durante el espectáculo y propagó el fuego al techo, que contenía material inflamable.
  • En noviembre de 2001, los fuegos artificiales que acompañaban a un espectáculo de samba iniciaron un incendio que mató a seis personas en la sala Caneco Mineiro, una discoteca en la ciudad brasileña de Belo Horizonte que no contaba con salidas de emergencia. Cientos de personas resultaron heridas.
EN EL RESTO DEL MUNDO
  • En febrero de 2003, un centenar de personas murieron en el incendio de una discoteca en Rhode Island, EE.UU., también causado por fuegos artificiales.
  • En China, más de 300 personas murieron en una sala de Luoyang, en 2000. En la ciudad de Fuxin, el fuego acabó en 1994 con la vida de más de 200.
  • En 2008, un incendio en una discoteca de la ciudad de Shenzhen, en el sur de China, dejó un saldo de 43 muertos y 88 heridos.

La reacción de Dilma Rousseff

La presidenta Rousseff con las autoridades del Estado de Rio Grande de Sul para coordinar acciones de asistencia a las víctimas y sus familiares. Decretó un duelo de 30 días. | Foto AFP

La presidenta Rousseff con las autoridades del Estado de Rio Grande de Sul para coordinar acciones de asistencia a las víctimas y sus familiares. Decretó un duelo de 30 días. | Foto AFP

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, canceló su agenda en Santiago de Chile, en donde participaba en la Cumbre Celac-UE y anunció su inmediato viaje a Santa María para prestar solidaridad personalmente y ofrecer la ayuda posible.

Rousseff fue informada a primera hora del domingo de la tragedia en su país. «Quien necesita de mí en este momento es el pueblo brasileño. Le pedí a todos los ministros ayudar en todo lo que puedan y trasladarse allá, y yo también estaré allá», aseguró Rousseff en declaraciones que concedió a medios brasileños en Chile.

El prefecto de Santa María, Cesar Schirmer, decretó luto oficial por 30 días y solicitó la colaboración de todo el personal médico de la localidad, incluido psicólogos, para atender a los lesionados y a las familias de las víctimas.

elecciones2019



sopa de mani



Komadina



Soria Galvarro



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center