Data: septiembre 12, 2014 | 17:26
columnista invitado

HUGO BLANCO | El valle de La Convención ensangrentado por el gobierno de Humala

SOBRE EL AUTOR Angel Hugo Blanco Galdos (Cusco, Perú, 15 de noviembre de 1934), político peruano, líder campesino, inicialmente de filiación trotskista. Apareció en el escenario político mediático en 1962, a través de un levantamiento campesino durante el gobierno de Ricardo Pérez Godoy. Luego de ser apresado, fue condenado a la pena de muerte primero y luego a 25 años de prisión, pero fue amnistiado después de ocho años. Estuvo exiliado en México, Argentina, Chile y Suecia. De 1980 a 1985 fue diputado por el PRT a la vez que Secretario de Derechos Humanos de la Confederación Campesina del Perú, CCP, y miembro de la Comisión de Derechos Humanos dentro de la Cámara de Diputados. De 1985 a 1990, como secretario de organización de la CCP, participó en la recuperación de 1.250.000 ha por las comunidades indígenas de Puno. Luego actuó en el Norte del país en las Rondas Campesinas. Desde 1990 hasta el autogolpe de Fujimori en 1992 fue senador de la República en la bancada de la Izquierda Unida. En la década de 1990 se dedicó a defender los intereses de los campesinos del Cusco y la defensa de la sagrada hoja de la coca, amenazada de ser criminalizada. El año 1994, cuando vivía temporalmente en México, estalló la rebelión zapatista, movimiento que lo inspira entre otras a replantearse el estratégico papel de los pueblos indígenas. En el 2003 estuvo al borde de la muerte cuando una vena se le reventó en la cabeza. La solidaridad económica de la Liga Comunista Revolucionaria, LCR, de Francia y otras fuerzas solidarias internacionales y a nivel nacional, le salvaron la vida. Actualmente dirige el mensual “Lucha Indígena” y edita folletos de educación popular sobre diversos temas relacionados a las luchas indígenas y campesinas. Ha publicado su segundo libro “Nosotros los I¡undios”. Continúa siendo miembro honorario de la Confederación Campesina del Perú, CCO, como parte de su Consejo Nacional de Delegados. Es además miembro del Consejo Editorial de la revista política internacional Sin Permiso, desde su fundación en 2006. En el 2010 realizó una gira por Europa exponiendo la lucha de los pueblos indígenas del mundo en defensa de la naturaleza y por una organización social horizontal. Sus posiciones actuales hace que sea considerado por muchos cercano al Ecosocialismo. Actualmente está abocado a las luchas en defensa de los derechos de los pueblos indígenas y en defensa de la Madre Tierra en específico la defensa del agua amenazada actualmente por las trasnacionales mineras. Participó durante el 2011 en la Marcha en Defensa del Agua y el 2012 en la Marcha de la Bandera de la Madre Tierra o Mamapacha Unancha.

SOBRE EL AUTOR 
| Angel Hugo Blanco Galdos (Cusco, Perú, 15 de noviembre de 1934), político peruano, líder campesino, inicialmente de filiación trotskista. Apareció en el escenario político mediático en 1962, a través de un levantamiento campesino durante el gobierno de Ricardo Pérez Godoy. Luego de ser apresado, fue condenado a la pena de muerte primero y luego a 25 años de prisión, pero fue amnistiado después de ocho años. Estuvo exiliado en México, Argentina, Chile y Suecia. De 1980 a 1985 fue diputado por el PRT a la vez que Secretario de Derechos Humanos de la Confederación Campesina del Perú, CCP, y miembro de la Comisión de Derechos Humanos dentro de la Cámara de Diputados. De 1985 a 1990, como secretario de organización de la CCP, participó en la recuperación de 1.250.000 ha por las comunidades indígenas de Puno.
Luego actuó en el Norte del país en las Rondas Campesinas. Desde 1990 hasta el autogolpe de Fujimori en 1992 fue senador de la República en la bancada de la Izquierda Unida. En la década de 1990 se dedicó a defender los intereses de los campesinos del Cusco y la defensa de la sagrada hoja de la coca, amenazada de ser criminalizada. El año 1994, cuando vivía temporalmente en México, estalló la rebelión zapatista, movimiento que lo inspira entre otras a replantearse el estratégico papel de los pueblos indígenas. En el 2003 estuvo al borde de la muerte cuando una vena se le reventó en la cabeza. La solidaridad económica de la Liga Comunista Revolucionaria, LCR, de Francia y otras fuerzas solidarias internacionales y a nivel nacional, le salvaron la vida. Actualmente dirige el mensual “Lucha Indígena” y edita folletos de educación popular sobre diversos temas relacionados a las luchas indígenas y campesinas. Ha publicado su segundo libro “Nosotros los I¡undios”. Continúa siendo miembro honorario de la Confederación Campesina del Perú, CCO, como parte de su Consejo Nacional de Delegados. Es además miembro del Consejo Editorial de la revista política internacional Sin Permiso, desde su fundación en 2006. En el 2010 realizó una gira por Europa exponiendo la lucha de los pueblos indígenas del mundo en defensa de la naturaleza y por una organización social horizontal. Sus posiciones actuales hace que sea considerado por muchos cercano al Ecosocialismo. Actualmente está abocado a las luchas en defensa de los derechos de los pueblos indígenas y en defensa de la Madre Tierra en específico la defensa del agua amenazada actualmente por las trasnacionales mineras. Participó durante el 2011 en la Marcha en Defensa del Agua y el 2012 en la Marcha de la Bandera de la Madre Tierra o Mamapacha Unancha.

El pueblo de La Convención, gestor de la primera reforma agraria en el Perú, en estos días está llevando una heroica lucha contra la pretensión del gobierno de Humala de quitarle la mayor parte del dinero que recibe como canon (impuesto a la extracción de gas en su territorio) y contra el robo que hacen de él los alcaldes de la provincia y de los distritos. Este robo que es denunciado, queda impune por la corrupción del Poder Judicial peruano y de los fiscales…

Daniel Urresti, Ministro del Interior, acusado por el fiscal como asesino del periodista Hugo Bustíos, ahora ejerce su carácter asesino contra la población de La Convención: Hace unos días fue asesinado de un balazo por la policía bajo su comando el joven de 16 años Jhafet Clayson Huillca Pereira, cuyos padres, al igual que el comité de paro, exigen la destitución de Urresti como Ministro del Interior.

En la madrugada del sábado pasado fue asesinado el alcalde de Kepashato, un pequeño poblado, Rosalío Sánchez. Le apresó y golpeó la policía. Le fracturó el cráneo, le rompió las costillas y le produjo moretones, como se comprobó en la autopsia. Para ocultar el crimen le metieron a un vehículo que empujaron al río Vilcanota y así aparezca que la víctima se ahogó. Este alcalde era odiado por el militar que gobierna el Perú por haber protestado ante la ocupación que hizo el ejército del local del centro educativo de su poblado, obligando además al alcalde que alimente gratuitamente a la tropa. El ataque del grupo “Sendero Luminoso” a la escuela convertida en cuartel puso en peligro la vida de los escolares.

La represión policial continúa, intensificada con la declaración de estado de emergencia de la zona.

La población de la provincia de La Convención, odiada profundamente por los sectores económicos poderosos, por haber iniciado el proceso de Reforma Agraria del país, invoca la solidaridad nacional e internacional contra la saña asesina del gobierno militar de Ollanta Humala y su ministro del interior David Urresti que ha tomado a la población de la provincia como la víctima de su práctica asesina.

Pide que se publicite la represión y que vuestra acción se movilice para evitar que siga corriendo sangre convenciana.

OTROS AUTORES INVITADOS
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center