Data: febrero 7, 2013 | 14:06
DESFALCO IMPUNE | Acusan a Quintana de dilapidar el primer aporte financiero que Venezuela donó para esta empresa autogestionaria de zafreros y fabriles castañeros...

Cooperación venezolana salva de la quiebra y reactiva a empresa castañera en Riberalta

Los zafreros recolectores y los fabriles beneficiadores son eslabones vitales de la cadena productiva castañera, su re-encuentro orgánico facilitó la reactivación de Zafabri.  | Fotomontaje Sol de Pando

Los zafreros recolectores y los fabriles beneficiadores son eslabones vitales de la cadena productiva castañera, su re-encuentro orgánico facilitó la reactivación de Zafabri. | Fotomontaje Sol de Pando

Después de cuatro años de haberse paralizado por malos manejos y una desafortunada división a causa de injerencias políticas entre los campesinos zafreros y trabajadores fabriles que conformaron la sociedad cooperativa Zafabri, estos eslabones estratégicos en la cadena productiva de la economía castañera se han rearticulado nuevamente, posibilitando el relanzamiento de aquella cooperativa que recibió una importante inyección financiera otorgada por el Gobierno de Venezuela…

© Redacción Sol de Pando

En el marco de las celebraciones del  CXIX Aniversario de la Fundación de Riberalta, se ha puesto en marcha —por segunda vez, después de casi cuatro años de receso— el funcionamiento de la Cooperativa de Zafreros y Fabriles de la Castaña (Zafabri)  gracias al auxilio técnico y financiero de la cooperación venezolana, con créditos blandos del Banco Nacional de Desarrollo (Bandes) de Venezuela, a través de la financiera nacional Prodem que opera dichos capitales venezolanos con fines productivos a bajas tasas de interés.

La obra de reactivación de esta empresa beneficiadora de almendra amazónica con sede en la capital de la provincia Vaca Diez del Beni, Riberalta —que limita con Pando en la zona castañera más importante de la Amazonia boliviana—, fue planificada, ejecutada y supervisada bajo la dirección del economista venezolano Alan Fuentes Reveron, encargado nacional de Proyectos Especiales del Prodem.

Durante dos años de silenciosa e intensa actividad, Fuentes Reveron desarrolló una ingeniería de salvataje de la empresa hasta lograr sacarla de una situación de inminente quiebra generada por malos manejos en que se habrían incurrido bajo insanas influencias políticas que precipitaron su cierre en el año 2009.

El 6 de diciembre pasado, el Bandes-Prodem canalizó un tercer desembolso de 76.280 dólares americanos de Préstamo Social, destinados a la reparación completa de la planta beneficiadora, incluida la infraestructura y los equipos a ser rehabilitados para el beneficiado industrial de la almendra que venían recolectando los socios organizados en la recolectora “Río Selva”.

Antes hacer la entrega definitiva de la planta procesadora que coincide con la finalización de la época de zafra (recolección) de la castaña en los bosques de Pando y Beni, Alan Fuentes realizó una inspección el pasado mes de enero, verificando la recuperación de los equipos y de la infraestructura, además del primer acopio de almendra ya recolectada por los socios zafreros de la cooperativa, según informó Fuentes Reveron en una entrevista con Radio Riberalta.

Los calderos, hornos de secado, depósitos de almendra en cáscara, salón de quebrado, hornos de deshidratación y otras secciones recibían los últimos toques en el proceso de rehabilitación, mientras que a nivel de la estatal Empresa Boliviana de la Almendra (EBA), que regentará inicialmente a la empresa cooperativa, se prepara todo el sistema administrativo para comenzar a operar este año, anunció el profesional venezolano.

Al agradecer la dedicación que puso Fuentes Reveron en posibilitar que la cooperativa se reactive, asegurando la mejoría en la calidad de vida de los afiliados y sus familias, la presidenta de Zafabri, Luz Mar Terrazas, trabajadora fabril, enfatizó que los trabajadores pondrán todo su empeño por el florecimiento de la empresa, demostrando que «con  honestidad y sacrificio se pueden dejar atrás las experiencias negativas y se encaminen nuevas alternativas de progreso».

Por su parte el zafrero Isaac Poma, tesorero del nuevo Directorio de la Cooperativa, ratificó la voluntad de su sector de desplegar todos los esfuerzos «para avanzar en la consolidación empresaria con plena transparencia de gestión», a fin de garantizar un efectivo impacto sobre la calidad de vida de las familias campesinas vinculadas al proyecto.

Una cooperativa socialista para el ALBA

Foto cortesía Radio Riberalta

Foto cortesía Radio Riberalta

“La importancia prioritaria de reactivar Zafabri es múltiple” —afirma Fuentes Reveron con lúcida y transparente visión estratégica—: “brindará fuentes de empleo para cientos de familias zafreras y fabriles, quienes se convertirán al mismo tiempo en empresarios del rubro, con grandes posibilidades de mejorar su calidad de vida; además que la economía del norte amazónico boliviano se dinamizará productiva y socialmente con esta empresa auténticamente regional; y lo más importante es que siendo Bolivia el primer productor y exportador mundial de la castaña amazónica, los países del Alba podrán compartir este potencial productivo para fortalecer la seguridad alimentaria de nuestros pueblos”.

Zafabri es una empresa cooperativa autogestionaria conformada por campesinos zafreros que se dedican a la recolección de castaña internándose en los bosques de Pando y Beni entre los meses de noviembre y marzo, y por trabajadores fabriles —en su mayoría mujeres— que se dedican al procesamiento y beneficiado industrial del fruto listo para su consumo interno y exportación.

La nuez amazónica o castaña, conocida también como almendra, principal producto de la región amazónica de Bolivia, batió récord histórico en ingresos por exportación al generar 150 millones de dólares en la gestión 2011, frente a los 96 millones de 2010. Bolivia es el primer productor mundial de castaña, junto con la quinua. La actividad castañera involucra al 75% de la población económicamente activa del norte amazónico, haciendo de Bolivia líder mundial en exportación con aproximadamente 1.200 contenedores anuales de castaña. Brasil exporta mucho menos: un promedio no mayor de 800 contenedores.

La reactivación de Zafabri bajo nuevos parámetros de eficiencia productiva y transparencia administrativa, implica la constitución de la primera y auténtica empresa socialista en los marcos de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), cuyos países abrirán sus mercados para la castaña boliviana como un alimento de primer orden.

Fuentes Reveron explicó que en ese marco se suscribió un nuevo Convenio con  Zafabri para la otorgación de créditos blandos destinados a la recolección de la castaña, asegurando precios justos y equitativos para todas las familias. Paralelamente se lleva a cabo una tarea de promoción de la nuez amazónica en países que tradicionalmente no consumen el producto y que sin embargo, a través de corporaciones transnacionales de alimentos, podrán abrirse como mercados potenciales de manera paulatina; entre aquellos países se encuentran Perú, Ecuador y Venezuela, donde se incorporará la castaña a la canasta básica de las familias, subrayó el profesional venezolano.

La crisis del 2009

Foto cortesía Rubén Darío Méndez Chávez

Foto cortesía Rubén Darío Méndez Chávez

En septiembre del 2009, los trabajadores zafreros castañeros de Riberalta tomaron las instalaciones de Zafabri, una empresa adquirida por el Gobierno del presidente Evo Morales para su administración autogestionaria mediante una sociedad cooperativa entre campesinos recolectores y trabajadores fabriles, uniendo así los principales eslabones de la cadena productiva castañera, con un capital de arranque proveniente del programa Evo Cumple que canalizó recursos de la cooperación venezolana.

La interferencia política y partidaria desde el poder central, vulnerando el carácter autogestionario de la empresa con la imposición de manejos arbitrarios e improductivos en su gestión administrativa, impidió que la alianza productiva entre campesinos zafreros y trabajadores fabriles prospere.

La denuncia provino de la combativa Federación de Fabriles Castañeros de Riberalta. “Son 450 mil dólares que hemos recibido, este fue un proyecto de los zafreros, ellos lo han elaborado, por eso no dejaban que no nos metamos en nada pese a que éramos parte de este proyecto, pero sólo en papeles”, reclamó entonces el Secretario Ejecutivo de los fabriles castañeros de Riberalta, Guillermo Dirá.

Entre los propios directivos de Zafabri surgieron acusaciones de haber malgastado los fondos venezolanos en actividades improductivas e incluso de mero carácter político como la movilización de campesinos zafreros hacia la ciudad de Cobija, Pando, durante los luctuosos hechos de Porvenir en septiembre del 2008. Y como acontece de manera recurrente en casos similares, el Ministro de la Presidencia y sus entornos no dejaron de ser aludidos. La interferencia política de aquel enclave gubernamental habría roto la sociedad empresarial entre fabriles y zafreros con fines de “cooptación”, y en medio de esa división se habrían esfumado los fondos venezolanos.

En esas circunstancias se produjo la intervención y el cierre de la cooperativa, mientras el gobierno de Evo Morales gestionaba ante el gobierno aliado de Venezuela “una segunda oportunidad” para salvar a Zafabri de la inminente quiebra.

El Gobierno del presidente Hugo Chávez aceptó tenderle una mano a tan importante proyecto en crisis, y envió a uno de sus profesionales más destacados para cumplir exitosamente esa tarea de saneamiento de la cooperación venezolana, en un acto revolucionario y solidario con el pueblo amazónico de Bolivia. Uno de los requisitos necesarios para viabilizar la nueva asistencia financiera venezolana fue que zafreros y fabriles mantengan su unidad productiva por encima de intereses políticos parciales o sectarios.

Además del apoyo brindado a Zafabri, los nuevos fondos del Bandes-Prodem administrados por los técnicos venezolanos en misión especial, financian otros proyectos empresariales en el Beni, con créditos blandos y accesibles, siendo uno de los más importantes el mercado de Pompeya en Trinidad, con beneficio directo para los trabajadores gremiales.

LINKS RELACIONADOS

datos-y-analisis

sopa de mani



Soria Galvarro



Komadina



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center