Data: agosto 2, 2015 | 0:02
A 62 AÑOS DE LA REFORMA AGRARIA | Superficie cultivada: 2'763.239 hectáreas...

Más del 32% del territorio boliviano es suelo de uso agrícola y forestal

La superficie cultivada en la campaña de verano es la más importante en Bolivia. | Foto La Prensa

La superficie cultivada en la campaña de verano es la más importante en Bolivia. | Foto La Prensa

© Redacción Sol de Pando

El Censo Agropecuario realizado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en la gestión 2013, empadronó un total de 34’970.168 hectáreas que representan el 32,4% de la superficie total del país (109’858.100 hectáreas). En ese contexto, la superficie agrícola cultivada ha crecido aceleradamente durante el último decenio, profundizando la Reforma Agraria iniciada el 2 de agosto de 1953.

El INE destaca que en ese total de hectáreas empadronadas, la superficie agrícola cultivada, la más importante de todas, alcanza a 2’763.239 hectáreas que son un aporte significativo para la seguridad y soberanía alimentaria del país. A demás de las tierras cultivadas, el ente estadístico identificó 1’089.665 hectáreas de tierras en barbecho, 1’635.898 hectáreas de tierras en descanso, y 2’349.062 hectáreas de pastos cultivados, sumando un total de 7.837.864 hectáreas de tierra agrícola.

Se suman a estos suelos agrarios, según el INE, 27’132.304 hectáreas de tierras no agrícolas como son las plantaciones forestales (150.219 hectáreas),  pastos naturales (11.053.246 hectáreas), bosques o montes (13.775.113 hectáreas), además de otras tierras sometidas al régimen agrario en una superficie de 2’153.726 hectáreas.

La superficie agrícola (7.837.864 hectáreas) y la superficie no agrícola (27’132.304) forman una superficie de 34’970.168 hectáreas donde se desarrollan la agricultura y la agroforestería en Bolivia.

Superficie cultivada: indicador estratégico

La superficie cultivada en la campaña de verano es la más importante en Bolivia, sostiene el informe del INE, cuya superficie de 2.763.239 hectáreas tiene la siguiente distribución en el territorio boliviano: 60,7% está en Santa Cruz; 10,6% en La Paz; 7,3% en Cochabamba y 21,4% en el resto de los departamentos. 

Durante la campaña de verano 2013, 43,4% de la superficie fue cultivada con Oleaginosas e Industriales (999.369 hectáreas con Soya, 13.383 hectáreas con Girasol, 150.538 hectáreas con Caña de Azúcar y 19.331 hectáreas con Maní).

Por otro lado, 31,9% de la superficie se destinó para el cultivo de Cereales (390.668 hectáreas con maíz, 67.495 hectáreas con sorgo en grano, 181.497 hectáreas con arroz con cáscara, 105.380 hectáreas con quinua y 61.491 hectáreas con trigo).

Los Tubérculos y Raíces, con el 7,5% de la superficie (170.447 hectáreas con papa); las Hortalizas, con 3,9%; los Frutales, con 5,8%; los Forrajes, con 6,1% y Estimulantes, con 1,4%.

En Bolivia existen 872.676 Unidades Productivas Agropecuarias (UPA), de las cuales 28,1% se encuentra en el departamento de La Paz; 20, 8%, en Cochabamba y 14,2%, en Potosí.

El pasado año, 2014, la superficie cultivada en el país  creció  de 2,5 millones a 3,5 millones de hectáreas, un 40 por ciento más que en 2013, principalmente por la soya en el oriente y la quinua en occidente.

En erl 2012, la superficie de tierra cultivada creció  de 2’627.676 hectáreas (campaña 2005-2006) a  3’175.420 hectáreas (2011-2012), es decir 21%.

62 años de la Reforma Agraria

Las cifras sobre la actual realidad agraria de Bolivia emitidas por el INE son un resultado de la Ley de Reconducción Comunitaria en el Instituto de Reforma Agraria (INRA), que el presidente Evo Morales promulgó el año 2006.

El INRA fue creado en 1996 con el propósito de profundizar la Reforma Agraria dictada el 2 de agosto de 1953, hacen 62 años. La lógica neoliberal del gobierno que creó el INRA, dirantye el régimen de Sánchez de Lozada, postergó las tareas pendientes de la Reforma Agraria favoreciendo a latifundistas y especuladores de tierras, lo que el actual gobierno revirtió mediante el proceso de Reconducción Comunitaria.

La revolución del 9 del abril de 1952 impulsó la Reforma Agraria del 53 partiendo de una realidad campesina que se reflejó estadísticamente en los datos de un Censo Agropecuario realizado en 1950.

Antes de la Reforma Agraria, 78.209 (90,5%) unidades agropecuarias solo poseían 1.586.702 (4.85%) hectáreas de tierras cultivables y a la inversa 8.168 (9,5%) unidades agropecuarias  poseían mayor a 500 hectáreas eran 63.912.997 (95,35%), según el censo Agropecuario de 1950. En ese contexto el sector más desfavorecido fueron los campesinos/indígenas, situación que se ha revertido casi definitivamente con la Ley de Reconducción Comunitaria del INRA, en actual vigencia.

LINKS RELACIONADOS
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center