Data: mayo 21, 2015 | 15:08
ATENTADO A LA SALUD | Padres de familia exigen investigar el servicio alimentario...

Intoxicación masiva de alumnos y maestros en Cobija tras ingerir el desayuno escolar

Los niños presentan dolores estomacales e incluso vómitos, por lo que debieron ser trasladados de urgencia a varios hospitales de la capital pandina. | Foto SPC

Los niños presentaron dolores estomacales e incluso vómitos, por lo que debieron ser trasladados de urgencia a varios hospitales de la capital pandina. | Foto SPC TV

Una niña desvanecida por la ingesta tóxica es evacuada por un servidor policial. | Foto Marc Antony Fernández

Una niña desvanecida por tras la ingesta tóxica es evacuada por un servidor policial. | Foto Marc Antony Fernández

© Redacción Sol de Pando

Más allá del susto colectivo que paralizó a Cobija este jueves al mediodía por los escolares que salieron en estampida de sus aulas vomitando y con severas nauseas, los médicos que enfrentaron esta insólita emergencia en varios centros hospitalarios de la ciudad pudieron revertir la intoxicación masiva y no se lamentaron víctimas mortales. También varios profesores que consumieron el mismo desayuno escolar durante la mañana, sintieron los mismos malestares.

«Empezó más o menos desde las 10:30 u once de la mañana, hasta la 12:50. Fue terrible, vi todo el hecho ya que mi tienda es cerca de ahí. Deberían existir controles para estos alimentos, no se puede jugar con la salud humana, menos de niños…», reclamó el ciudadano Diego Candia, testigo de aquel momento dramático para más de 200 alumnos de la Unidad Educativa Antonio Vaca Diez de esta ciudad capìtal que sufrieron una intoxicación masiva la mañana de este jueves, tres ingerir su desayuno escolar.

Los padres de los niños víctimas cuyas edades oscilan entre 6 y 16 años, exigen una inmediata investigación sobre las condiciones en que la Alcaldía Municipal de Cobija realiza la contratación del llamado «Servicio de Alimentación Complementaria Escolar». Sol de Pando se puso en contacto con la funcionaria Responsable de este ítem en la municipalidad cobijeña solicitando información respecto a la empresa proveedora. Los datos no han sido aún proporcionados.

En contacto con Sol de Pando, la Lic. Vanessa Saucedo Becerra, Responsable del Desayuno Escolar de la Alcaldía de Cobija, se abstuvo de proporcionar el nombre o la razón social de la empresa proveedora del servicio alimentario para el referido establecimiento educativo. «En este momento estoy solucionando el caso ocurrido en la Unidad Educativa Antonio Vaca Diez… le invito que pase por la oficina del Programa para darle toda la información deseada… le agradezco su comprensión», fue la respuesta de la citada funcionaria ante el requerimiento vía correo electrónico de Sol de Pando.

«¿Quién es el proveedor del desayuno escolar en la Unidad Educativa Vaca Diez?» —pregunta Diego Candia—. «Deben revocarle el contrato e iniciarle un proceso penal por atentar contra la vida de tantos niños», exige el padre de familia.

Madres de familia que esperaban a sus sus hijos en Emergencias del Hospital Roberto Galindo Terán, angustiadas e indignadas, exigían la intervención de la Fiscalía para determinar responsabilidades en este hecho que decenas de ciudadanos opinando en radios y canales televisivos de Cobija calificaron como una tentativa de homicidio.

La Unidad Educativa Vaca Diez, donde funcionan los ciclos primario y secundario, fue hace dos meses objeto de un otro escándalo relacionado con denuncias de acoso sexual contra su ahora ex director, Oscar Guerrero Peñaranada, hermano del Fiscal General del Estado.

Intoxicación masiva por el desayuno escolar

La pequeña Eliz Ángela, tras ser atendida, aguarda en la sala de espera del hospital 27 de Mayo a su madre Magaly Chávez Canamiri con quien vive en el barrio Cataratas. | Foto SPC TV

La pequeña Eliz Ángela, tras ser atendida, aguarda en la sala de espera del hospital 27 de Mayo a su madre Magaly Chávez Canamiri con quien vive en el barrio Cataratas. | Foto SPC TV

La mañana de este jueves, Radio Frontera de la red Erbol alertó que unos 200 estudiantes del nivel primario del colegio Antonio Vaca Diez, de un total de casi 500 alumnos, son atendidos en diferentes centros médicos debido a que sufrieron intoxicación tras consumir el desayuno escolar. Varios de ellos se encuentran en observación; aunque fuera de peligro.

Un sándwich de pollo con mayonesa y tomate sería el causante de la emergencia sanitaria.

Los niños presentaron dolores estomacales e incluso vómitos, por lo que debieron ser trasladados de urgencia a hospitales de la capital pandina. Incluso, algunos maestros que compartieron el desayuno también padecieron dolores intestinales. Los padres de familia se movilizaron desesperados en medio de una caótica congestión vehicular, intentando establecer los centros médicos a donde fueron evacuados sus hijos sin demoras.

Ambulancias, carros policiales e incluso los mototaxistas se sumaron a la tarea de evacuación de los menores. Los afectados recibieron atención médica en el hospital Roberto Galindo y los centros médicos de la Caja Nacional de Salud, Cordes y los hospitales Santa Clara y 27 de mayo, entre otros del sector público y privado.

«Gracias a Dios no hay ningún niño que pudo perder la vida. Se los ha llevado a diferentes centros médicos y es una situación muy delicada porque los padres están buscando donde están sus hijos», explicó el responsable de la Defensoría de la Niñez de Cobija en contacto con Radio Fides.

Los policonsultorios estatales recientemente favorecidos por una asignación presupuestaria de la Gobernación, pudieron atender a los niños con la rapidez necesaria para prevenir mayores daños en sus organismos, destacó la Secretaria de Desarrollo Humano y Social, Litzy Herrera.

Los momentos del pánico en Cobija | VIDEOS

gobernacion-pando

coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center