Data: marzo 24, 2016 | 11:32
PATRIMONIO ARQUITECTÓNICO | Templo construido en 1930, ampliado en 1977…

Una visita a la Iglesia de Nuestra Señora del Pilar en la ciudad amazónica de Cobija

La imagen original en España tiene su iglesia a orillas del río Ebro. La Nuestra es adorada a orillas del río Acre. | Fotomontaje Sol de Pando

La imagen original de la Virgen del Pilar en España tiene su iglesia a orillas del río Ebro. La Nuestra es adorada a orillas del río Acre. | Fotomontaje Sol de Pando

Esta catedral mariana fue inaugurada en la ciudad de Cobija el 12 de octubre de 1930, en el día de la festividad de la Virgen del Pilar, fecha que prolongaba la celebración del aniversario de la Batalla de Bahía librada el 11 de octubre de 1902. La Virgen del Pilar fundó la Iglesia Católica. Se apareció en el Camino del Apóstol Santiago a orillas del río Ebro, en España, cuando los discípulos de Cristo que sobrevivieron a la pasión del Mesías se dispersaron en mil idiomas atravesando los continentes para difundir el evangelio. En Bolivia, la Virgen del Pilar tiene su templo a orillas del río Acre…

© Textos y Fotos: Silvia Antelo Aguilar | Redacción Sol de Pando
UNA HISTORIA MARIANA Según una venerada tradición que se remonta al año 40 en el siglo I, la Virgen María se manifestó sobre una columna o pilar, signo visible de su presencia. Se apareció ante apóstol Santiago. La imagen original se venera en la Catedral a la que da nombre, en la ciudad de Zaragoza, España. María llegó a Zaragoza "en carne mortal" —antes de su Asunción— y como testimonio de su visita habría dejado la columna de jaspe que pisaba, conocida popularmente como "el Pilar". Se cuenta que Santiago y los siete primeros convertidos de la ciudad edificaron una primitiva capilla de adobe a orillas del río Ebro. Aquel testimonio fue recogido por un manuscrito de 1297 de los Moralia, de Gregorio Magno, que se custodia en el Archivo del Pilar.

UNA HISTORIA MARIANA
Según una leyenda que se remonta al año 40 del siglo I, la Virgen María se manifestó sobre una columna o pilar, signo visible de su presencia. Se apareció ante el apóstol Santiago. La imagen original se venera en la Catedral a la que da nombre, en la ciudad de Zaragoza, España.
María llegó a Zaragoza «en carne mortal», antes de su Asunción. Dejó en testimonio de su visita la columna de jaspe que pisaba, conocida popularmente como «el Pilar». Se cuenta que Santiago y los siete primeros convertidos de la ciudad edificaron una primitiva capilla de adobe a orillas del río Ebro.
El testimonio fue recogido por un manuscrito de 1297, de Gregorio Magno, que se custodia en el Archivo del Pilar.

“Cobija es una población risueña, limpia, de ambiente tranquilo y de aspecto peculiar, sui generis, que no es boliviano, es decir no es colla, ni beniano ni cruceño. Tampoco es una ciudad brasileña ni tiene parecido a ninguna otra…” —escribió en 1930 el historiógrafo José Salmón Ballivián—. “Cobija, diría un francés que es una ciudad mignon y tiene la apariencia de ciudad improvisada de feria, de circunstancia, con calles anchas y artísticamente arborizadas…”.

El momento en que Salmón Ballivián escribía aquellas líneas, el entonces Delegado del Territorio Nacional de Colonias, Adalid Tejada Fariñas, impulsaba una revolución arquitectónica en esta ciudad amazónica con la construcción de edificaciones que consolidaban el plan urbanístico iniciado en 1909 por Manuel Vicente Ballivián.

En 1925 —año del Centenario de la República— se había construido el Cuartel Militar del Regimiento Riosinho con una tipología descrita por el arquitecto Víctor Hugo Limpias Ortiz como “ecléctica”.

Con ese mismo estilo “consiste en volúmenes convencionales en madera o adobe y cubierta de calamina, adornados con elevaciones de adobe con decoración ecléctica”, según Limpias Ortiz, fue concebida cinco años después la construcción del Templo de Nuestra Señora del Pilar.

Aquel templo del pueblo católico es uno de los emblemas arquitectónicos de la ciudad de Cobija, edificada en 1930, cuando Pando aún no existía como Departamento y aún se llamaba Territorio Nacional de Colonias. El Departamento se creó en 1938.

Del Ebro al Acre, homenaje a la Batalla de Bahía

La Iglesia pertenece al Vicariato Apostólico de Pando, con sede en Riberalta. Fue fundada por sacerdotes de la Orden Diocesana, quienes eligieron a la Virgen del Pilar como la patrona indicada de regir la fe de un pueblo en cuya memoria el heroísmo de la Batalla de Bahía era una fuente mística y de devoción.
Librada el 11 de octubre de 1902, dicha batalla que definió la Guerra del Acre evitó que esta ciudad sea anexada al territorio del Brasil. La fiesta patronal de Nuestra Señora del Pilar se celebra un día después, el 12 de octubre.
Otro detalle que inspiró esta advocación en Pando es que la imagen original en España tiene su iglesia a orillas del río Ebro. La Nuestra es adorada a orillas del río Acre.

Dos intervenciones

El templo fue inaugurado el 12 de octubre de 1930, en el día de la festividad de la Virgen del Pilar, fecha que prolongaba la celebración del aniversario de la batalla de Bahía librada el 11 de octubre de 1902.

Esta obra tuvo posteriormente dos intervenciones arquitectónicas, una estructural que amplió su espacio interior en 1977, y otra exterior que modificó su entorno vial en el año 2002.

Sobre la ampliación realizada en 1977, según nos explica el arquitecto Victor Hugo Limpias:

“La solución original contemplaba una nave salón con espadaña de adobe adornada con motivos neogóticos. La ampliación convirtió la nave original en transepto, mientras que la nueva nave se aproximaba a una esquina de la plaza principal. Esta ampliación reprodujo fielmente la espadaña original, detrás de una plazuela a modo de atrio. El volumen está dominado por galerías exteriores de columnas de madera esbeltas y cubierta de chapa galvanizada”.

Posteriormente, en el año 2002 la municipalidad eliminó las calles principales de la Plaza Germán Busch y las convirtió en paseos peatonales llenos de floridos jardines, quedando la Iglesia con un visual muy interesante, puesto que el acceso principal de la Iglesia y su ala de ingresos Sur quedaron en ellos. Hace muy poco, le fue cambiado su antiguo techo de calamina, sustituyéndolo por una estructura metálica que sostiene su nueva cubierta de teja colonial, lo que añadió belleza al conjunto.

En el interior de la Iglesia existen murales con temas religiosos, realizados por el pintor cobijeño Eloy Añez Marañón. Las campanas y las imágenes fueron obsequiadas por el ciudadano Casto Burgoa, ya fallecido.

LINKS RELACIONADOS
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center