Data: diciembre 17, 2014 | 15:57
WASHINGTON ABRE EMBAJADA EN LA HABANA | El gobierno de Obama liberó a tres presos cubanos y Castro dio libertad a dos norteamericanos acusados de espías...

Cambia el mundo, Obama pide al Congreso de EE.UU. levantar embargo económico a Cuba

El encuentro entre Castro y Obama durante los funerales de Mandela, el 10 de diciembre del 2013, fue premonitorio. | Foto Reuters

El encuentro entre Castro y Obama durante los funerales de Mandela, el 10 de diciembre del 2013, fue un cordial saludo muy premonitorio. | Foto Reuters

Además de la normalización de las relaciones diplomáticas con la revolución cubana, que contempla el retorno de Cuba a la OEA, Obama anunció la ampliación de los mecanismos para facilitar los viajes de estadunidenses a la isla por motivos familiares, empresariales, educativos, académicos, religiosos, deportivos y humanitarios; y se permitirá incrementar el envío de remesas de Estados Unidos a Cuba, que actualmente es de 500 dólares cada tres meses, a dos mil dólares…

Fidel Castro visitó Washington a pocos meses del triunfo de la revolución cubana, en 1959. Fue recibido por el entonces vicepresidente Richard Nixon. Fue el último encuentro amistoso entre gobernantes de ambos países, hasta hoy. |Foto archivo.

Fidel Castro visitó Washington a pocos meses del triunfo de la revolución cubana, en 1959. Fue recibido por el entonces vicepresidente Richard Nixon. Fue el último encuentro amistoso entre gobernantes de ambos países, hasta hoy. | Foto archivo.

© Redacción Sol de Pando | Agencias

Barack Obama, presidente de Estados Unidos, anunció la normalización de las relaciones diplomáticas con Cuba y exigió al Congreso federal de su país levantar el embargo económico impuesto a la isla en octubre de 1960.

“Pondremos fin a un mecanismo caduco que por décadas ha fracasado en promover nuestros intereses, para cambiarlo iniciaremos con la normalización de las relaciones entre nuestras dos naciones”, declaró Obama en la Casa Blanca durante un mensaje dirigido a la nación estadunidense.

“El embargo (económico) fue impuesto hace décadas y está codificado en una legislación, mientras se desarrollan los cambios que anunciamos estoy listo para involucrarme con el Congreso en un debate honesto y serio sobre el levantamiento del embargo”, indicó el presidente Obama.

Entretanto el gobierno de Raúl Castro, en La Habana, había dispuesto la liberación de dos ciudadanos norteamericanos  que permanecían encarcelados en la isla acusados de espionaje, como «retribución» a la liberación de tres cubanos presos en EE.UU. por las mismas causas.

Voceros de Washington explicaron que la decisión de restablecer amistad diplomática con Cuba se gestó en la primavera del año 2013, cuando Obama ordenó emprender negociaciones secretas con la Habana para consolidar este cambio en las relaciones de los dos países.

El 10 de diciembre de ese año, durante los sepelios de Nelson Mandela en Johannesburgo, Obama y Castro se estrecharon las manos con un breve diálogo entre sonrisas, imagen que sorprendió al mundo y dio una señal premonitoria. De hecho, ya antes de ese encuentro se producían las negociaciones secretas para viabilizar este histórico proceso de acercamiento y reconciliación.

Contexto internacional del reencuentro cubano-estadounidense

El artículo que publicará la revista rockera en su edición de febrero reflejará cómo el Papa Francisco ha roto con la tradición. | Foto EFE

Los voceros de la Casa Blanca aclararon que ninguna de las negociaciones secretas se llevaron a cabo en territorio estadunidense o cubano, sino en otros países y en su mayoría en Canadá, con el patrocinio del gobierno de ese país —sin que participara en las negociaciones—, y del Vaticano.
La Casa Blanca acotó que el Papa Francisco envió recientemente una carta a Obama y Castro, encomiándolos a modificar las relaciones diplomáticas entre los dos países.
“Fidel Castro no estuvo involucrado en las negociaciones, el presidente Raúl fue quien autorizó a su equipo a negociar”, aclaró un funcionario del gobierno del presidente Obama.

Retorno de Cuba a la OEA y otras aperturas

Además de la normalización de las relaciones diplomáticas con Cuba, Obama anunció la ampliación de los mecanismos para facilitar los viajes de estadunidenses a Cuba, por motivos familiares, empresariales, educativos, académicos, religiosos, deportivos y humanitarios.

Por medio del Departamento del Tesoro, se permitirá incrementar el envío de remesas de Estados Unidos a Cuba, que actualmente es de 500 dólares cada tres meses, a dos mil dólares.

Se incrementará también la autorización para ampliar la venta de productos agrícolas y medicinas a la isla, y se sube a 400 dólares el monto de las importaciones que pueden ingresar a los Estados Unidos los viajeros provenientes de Cuba, con un máximo de 100 dólares en el valor de productos alcohólicos y tabaco (puros); para consumo personal y no comercial.

Las modificaciones también incluyen ampliar el acceso de Cuba a sistemas tecnológicos como la red de internet, que los bancos estadunidenses puedan abrir cuentas en Cuba, lo que permitirá a personas usar tarjetas de crédito y de débito emitidas por instituciones financieras de los Estados Unidos.

Se abrirán negociaciones para delimitar los problemas entre Estados Unidos en sus fronteras marítimas en el Golfo de México, se promoverá la apertura democrática, religiosa, de respecto a los derechos humanos y de mayor apertura social en Cuba, y finalmente, el gobierno de Estados Unidos retira su oposición a que Cuba participe en la próxima Cumbre de las Américas a celebrarse el próximo año en Panamá.

En este último aspecto se considera que con el retiro de la oposición de Estados Unidos a la participación de Cuba en la Cumbre de las Américas, el gobierno cubano, si así lo determina podría promover su reinstauración como miembro activo de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Se abren embajadas en La Habana y Washington

El gobierno estadunidense adelantó que con esta decisión, el gobierno de Obama contempla reabrir “lo antes posible” una embajada en la capital cubana, lo que implicaría lo mismo para el gobierno de Raúl Castro, en Washington.

Como parte de este proceso de cambios en la relación diplomática entre Cuba y Estados Unidos, la Casa Blanca anunció que ayer martes hablaron por teléfono por espacio de unos 45 a 60 minutos los presidentes Obama y Castro.

En las negociaciones secretas que ordenó Obama y que se iniciaron con un primer encuentro “frente a frente” en junio de 2013 en Canadá, y que concluyeron en noviembre de este año, la Casa Blanca explicó que uno de los incentivos que conllevó a la decisión del cambio en la política fue el acuerdo de intercambiar prisioneros políticos.

Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labaniño, los tres agentes cubanos presos desde 1998 en EEUU, junto con René González Sehwerert y Fernando González, ya liberados, que integraban la denominada red "Avispa", y fueron hallados culpables en 2001 de conspirar y operar como agentes extranjeros sin haberlo notificado al Gobierno de EEUU. | Fotomontaje Sol de Pando

Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labaniño, los tres agentes cubanos presos desde 1998 en EEUU, junto con René González Sehwerert y Fernando González, ya liberados, que integraban la denominada red «Avispa». Fueron hallados culpables el año 2001 por conspirar y operar como agentes extranjeros sin haberlo notificado al Gobierno de EEUU. | Fotomontaje Sol de Pando

Liberación mutua de presos políticos

Alan Phillip Gross, es un experto en desarrollo internacional que fue arrestado en Cuba en diciembre de 2009 mientras trabajaba como contratista para la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), organismo acusado en reiteradas ocasiones de colaborar con la CIA introducir a la isla, ilegalmente, tecnologías de telecomunicaciones con fines conspirativos. Se lo acusó de espiar para la inteligencia estadounidense en enero de 2010 y condenado en 2011 por "actos contra la integridad e independencia del Estado cubano". Fue liberado este 17 de diciembre como parte de un intercambio de prisioneros donde tres cubanos acusados de espionaje fueron excarcelados de Estados Unidos.

Alan Phillip Gross es un experto en desarrollo internacional que fue arrestado en Cuba en diciembre de 2009 mientras trabajaba como contratista para la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), organismo acusado en reiteradas ocasiones de colaborar con la CIA introducir a la isla, ilegalmente, tecnologías de telecomunicaciones con fines conspirativos. Se lo acusó de espiar para la inteligencia estadounidense en enero de 2010 y condenado en 2011 por «actos contra la integridad e independencia del Estado cubano». Fue liberado este 17 de diciembre como parte de un intercambio de prisioneros donde tres cubanos acusados de espionaje fueron excarcelados de Estados Unidos.

Los funcionarios de la Casa Blanca confirmaron que la mañana de este miércoles, el gobierno cubano liberó a dos estadunidenses, Alan Gross, arrestado desde 2009 en la Habana, y a un “activo” de los sistemas de inteligencia (espionaje) de Estados Unidos, de quien se negaron a revelar su identidad.

La Casa Blanca aclaró que Gross fue liberado por razones humanitarias, y que el “activo de inteligencia” fue liberado como parte de intercambio de pioneros entre los dos países.

“No daremos a conocer la identidad del activo de inteligencia”, anotó un funcionario de la Casa Blanca, quien simplemente añadió que este agente estadunidense jugó un papel importantísimo para los intereses de Estados Unidos en Cuba.

“Este activo fue responsable de los procesamientos judiciales en materia de inteligencia y contrainteligencia de Estados Unidos en las últimas décadas; por ejemplo, el identificó a la funcionaria de Ana Belén Montes (espía del gobierno cubano)”, explicó el funcionario.

El «activo de inteligencia» –quien permaneció unos 20 años en una prisión en la Habana-, fue liberado por el gobierno cubano en reacción a la liberación en Estados Unidos de tres agentes del sistema de inteligencia cubano, Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labanino.

Los tres agentes cubanos fueron detenidos por el gobierno estadunidense el 12 de septiembre de 1988, acusados de integrar la “Red Avispa” o “Los Cinco Cubanos” junto con Fernando y René González, ya liberados y actualmente en La Habana, cuyo objetivo era cometer espionaje y conspirar para asesinar a objetivos estadunidenses según la acusación formal en tribunales de EE.UU.

LINKS RELACIONADOS
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center