Data: agosto 5, 2012 | 17:00
Vivió como una Chamana y murió como tal, libre

Chavela Vargas se murió de tanto vivir

Recibió a la muerte con dignidad tal, que pidió a los médicos «no interferir» en su partida.

La cantante costarricense de 93 años ha fallecido este domingo después de agravarse los problemas respiratorios que sufría por una afección pulmonar. Prohibió a los médicos que la intervengan con métodos invasivos para sanarla. La salud de Vargas se complicó luego de un viaje que realizó a principios de julio a España para presentar su último trabajo, «La luna grande», que fue su tributo póstumo a Federico García Lorca…

© Agencias
La cantante de Costa Rica afincada en México Isabel Vargas Lizano, más conocida como Chavela Vargas, su nombre artístico, ha muerto hoy a la edad de 93 años tras una larga enfermedad.

Chavela sufrió una nueva recaída que no pudo superar. La cantante mexicana, de 93 años, falleció después de agravarse los problemas respiratorios que sufría por una afección pulmonar, tal y como afirmó a la agencia EFE su médico, José Manuel Núñez.

«Ella estuvo muy consciente hasta el último momento, y expresó buenos deseos para que México, que esta muy convulsionado, mejore y dijo que se lleva los mejores recuerdos y los aplausos de sus público», explicó Nuñez.

Según el parte médico de ayer, el pronóstico de la cantante mexicana era «malo para la función y reservado para la vida de acuerdo a la evolución».

Nuñez había advertido que la situación clínica de la artista era «sombria», lo que se había agravado por las instrucciones tajantes de la paciente de no utilizar métodos invasivos en su organismo. “No quiere nada invasivo, es una chamana (hechicera y sanadora) y los chamanes cuando van a trascender no permiten que nada interfiera. El hecho de que yo le ponga un tubo o un respirador sería un obstáculo”, reveló el médico de Chavela.

Vargas había sido internada en un hospital de la céntrica ciudad de Cuernavaca hace una semana a causa de una insuficiencia cardíaca, fibrilación auricular paroxística, falla renal crónica y neumopatía intersticial.

La salud de Vargas se complicó luego de un viaje que realizó a principios de julio a España para cumplir uno de sus últimos deseos: regresar tras siete años y presentar su último trabajo discográfico, La luna grande, con el que rindió un homenaje a su admirado poeta Federico García Lorca.

Tras la presentación el 10 de julio Vargas fue internada por diez días en un hospital de Madrid y por su voluntad regresó a México el 26 de julio.

Una de sus últimas frases antes de morir fue «yo no me voy a morir porque soy una chamana y nosotros no nos morimos, nosotros trascendemos». Sus seres más allegados han querido rendirle un último homenaje, cuando, tras su faleccimiento, han lanzado a través de su cuenta de Twitter el último mensaje de la cantante: «Silencio, silencio: a partir de hoy las amarguras volverán a ser amargas… se ha ido la gran dama Chavela Vargas».

En la presentación de su último disco, en mayo de 2010, la cantante, ya consciente de su delicado estado de salud, dedicó unas letras a sus seguidores. Fue un texto redactado por Chavela, aunque leído por su amiga María Cortina. “Aunque me vean así, cansada de mi cuerpo, todavía tengo fuerza, me lo llevo conmigo a donde sea que me vaya”, dijo.´

links relacionados
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center