Data: septiembre 1, 2013 | 8:40
No se cumplen compromisos del Gobierno para ejercer la Consulta Previa en territorios indígenas auríferos. La TCO Multiétnico II de Pando denunció recurrencia de concesiones ilegales y el pueblo Cavineño exige regalías...

La fiebre del oro recrudece en Pando y no hay consulta a los pueblos indígenas

Una de las cientos de dragas extrayendo oro en los ríos de Pando, sobre territorios indígenas. | Foto Silvia Antelo Aguilar

Una de las cientos de dragas extrayendo oro en los ríos de Pando, sobre territorios indígenas. | Foto Silvia Antelo Aguilar

Durante los meses de febrero y marzo del pasado año, con el fin de debilitar la movilización de organizaciones indígenas en rechazo al proyecto caminero que atraviesa el área protegida del Tipnis, el presidente Morales suscribió varios acuerdos con centrales como la Cipoap y la Cirabo que representan a los pueblos originarios del norte amazónico en Pando y Beni. Dichos convenios estipulaban —entre ofertas que se repiten insulsamente desde hace siete años— la recurrente oferta gubernamental de proceder a la Consulta Previa e incluir en el pago de regalías por la explotación aurífera a las comunidades indígenas que habitan áreas amazónicas donde abunda el mineral…

Edición Impresa

Edición Impresa

© Redacción Sol de Pando

“Todo fue un engaño como siempre” —dice Adolfo Chávez, el líder de la Cidob que criticó el carácter divisionista de aquellos compromisos firmados por el Presidente—. “La situación no cambió en absoluto, los ríos y bosques de nuestros pueblos siguen siendo contaminados e invadidos por mineros ilegales y cooperativistas que vienen de otros lugares para saquear nuestro oro”. Para el líder de la Cidob, los convenios de febrero y marzo fueron una «maniobra» para cooptar y dividir al movimiento indígena.

Un mes después de la firma de aquellos convenios, el 20 de abril del 2012 Sol de Pando digital (blog) publicó un reportaje advirtiendo que la “fiebre del oro” desatada con la aplicación de una Ley que centraliza la comercialización del metal para incrementar las reservas internacionales del Banco Central de Bolivia, afectaba la vida del bosque amazónico y la salud de los pueblos originarios en el territorio multiétnico de la provincia Madre de Dios de Pando, limítrofe con la provincia Vaca Diez del Beni, zona controlada por la estatal Empresa Boliviana del Oro (EBO).

El auge aurífero generó la demanda para que los pueblos originarios se beneficien con regalías por la explotación de los recursos auríferos existentes en su territorio, además de la Consulta Previa.

Reclamos desde el Multiétnico II de Pando

Francisco Hilcha

Francisco Hilcha: “Las concesiones las entregó el compañero Ramón de la Quintana hace cinco años para sacar el oro con el ingreso de las balsas por el río Madre de Dios que contaminan el agua”.

El 9 de abril del 2012, el presidente de la TCO (Tierras Comunitarias de Origen) Multiétnico II del departamento de Pando, Francisco Hilcha, denunció que el gobierno de Evo Morales entregó concesiones mineras a empresas brasileras para explotar el oro de ese territorio indígena, sin previa consulta.

Según un reporte de Erbol, Hilcha concretizó su denuncia acusando al actual ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana de haber influido para que las áreas de explotación aurífera del territorio compartido en el TIM II por las naciones Esse Eja, Cavineño y Tacana sean concesionadas a empresas brasileñas y nacionales que han invadido el territorio ribereño de los indígenas con balsas y dragas.

Hilcha explicó que la actividad minera promovida por el Gobierno de Evo Morales afecta a ocho  de las 34 comunidades de su organización asentadas a orillas del río Madre de Dios porque las aguas de ese afluente ya están contaminadas por la actividad extractiva.

Francisco Hilcha recordó que este caso fue denunciado al hoy ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, cuando era director de la Agencia para el Desarrollo de las Macroregiones y Zonas Fronterizas (Ademaf); pero, según el dirigente, Quintana  le aseguró que las concesiones dentro de la TCO indígena “eran legales”, pese a que no hubo consulta.

El dirigente indígena asegura que fue el propio Quintana quien entregó las concesiones a súbditos brasileños cuando ejerció el Ministerio de la Presidencia durante el primer gobierno de Evo Morales. “Las concesiones las entregó el compañero Ramón de la Quintana hace cinco años para sacar el oro con el ingreso de las balsas por el río Madre de Dios que contaminan el agua”, afirmó..

Francisco Hilcha volvía a exigir se cumpla el derecho a la Consulta Previa de los pueblos indígenas dentro las políticas estatales de explotación aurífera, y se cumpla el compromiso gubernamental de orotgar regalías especiales a estos pueblos dueños de los ricos territorios auríferos de la Amazonia.

Dicha demanda no es nueva.

La posición del pueblo Cavineño

Isaac Achipa: “Es inconcebible que con tanta riqueza natural en nuestro territorio, nuestros niños sigan muriendo de desnutrición”. | Foto Silvia Antelo Aguilar

Isaac Achipa: “Es inconcebible que con tanta riqueza natural en nuestro territorio, nuestros niños sigan muriendo de desnutrición”. | Foto Silvia Antelo Aguilar

En noviembre del 2010, el delegado del pueblo Cavineño en el directorio de la Central Indígena de Pueblos Originarios Amazónicos de Pando (Cipoap), Isaac Achipa Yona, en entrevista con Sol de Pando declaró que los concesionarios auríferos en el territorio multiétnico deben pagar regalías “directamente a las organizaciones originarias”.

Achipa denunció que “los depredadores auríferos hacen allí de las suyas contaminando los ríos y asolando pueblos”.
Exigió el pago de regalías como una compensación por los daños que provoca  la explotación irracional de oro en el río Madre de Dios y para enfrentar los problemas de pobreza extrema que afectan a estos habitantes originarios  del bosque amazónico, cuyas condiciones de vida son deplorables a pesar de que este territorio es inmensamente rico en recursos naturales y biodiversidad. 
“Es inconcebible que con tanta riqueza natural en nuestro territorio, nuestros niños sigan muriendo de desnutrición”, reclamó el representante cavineño.

La TCO Multiétnico II de cavineños, esse ejjas y tacanas que conforman alrededor de 34 comunidades indígenas, abarca una superficie de 480 hectáreas a orillas del río Madre de Dios, donde empresarios mineros explotan yacimientos fluviales mediante el despliegue de ruidosas dragas que amalgaman el mineral con el uso contaminante de mercurio.

Otra zona importante de explotación aurífera en Pando se encuentra en la provincia Federico Román, colindante con Cachuela Esperanza, en afluentes de los ríos Orthon y Madera donde se hallan los famosos yacimientos de Araras.

CERO TRANSPARENCIA

Carta sin respuestaEl 18 de abril del 2012 la dirección de Sol de Pando solicitó al Ministro de la Presidencia información que dicha autoridad dispone, de manera casi exclusiva, sobre la administración de los yacimientos auríferos en el norte amazónico, incluyendo concesiones otorgadas en San Simón a favor de empresarios y cooperativistas. Ha transcurrido más de un año de aquella solicitud displicentemente ignorada por el Ministro, quien, de facto, perfila la censura implícita en la proyectada Ley de Acceso a la Información que cierra toda posibilidad de conocer públicamente la realidad de negocios “estratégicos” como la explotación de oro.

CUANDO EL ORO PIERDE SU BRILLO 

Aunque se afirma que es una caída coyuntural, el mercado del oro está pasando por uno de sus peores períodos de los últimos treinta años. En abril pasado, el precioso metal llegó a cotizarse en $us 1.325 la onza troy en la Bolsa de Metales de Londres, un 31% por debajo de su máximo de $us 1.921 (casi dos mil dólares) de septiembre del 2011. La caída más dramática, sin precedentes, se produjo en octubre del 2008 cuando la onza troy llegó a cotizarse a sólo $us 682.

En Bolivia —donde el Gobierno se ha propuesto incrementar las Reservas Internacionales Netas en el Banco Central intensificando la explotación aurífera, especialmente en el norte amazónico del país— esta caída del precio internacional del oro podría romper esa osada estrategia, ahuyentando inversiones.

LINKS RELACIONADOS
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center