Data: junio 26, 2019 | 17:54
REACCIÓN INMEDIATA | Tras el arresto del sargento Manoel Silva en Sevilla con 37 kilos de cocaína, Bolsonaro y Mourão dan la cara por la dignidad de las Fuerzas Armadas brasileñas con declaraciones que no se dejaron esperar...

Gobierno del Brasil repudia a militar que traficaba droga en nave oficial

El furgón de la Guardia Civil, con el militar brasileño en el interior, parte hacia la cárcel de Sevilla. | Foto Diario de Sevilla

© Redacción Sol de Pando en Brasilia
Para lectura en móvil usar pantalla horizontal |

El sargento aeronáutico Manoel Silva Rodrigues acompañaba a las escoltas presidenciales de Dilma Roussef, Michel Temer y Jair Bolsonaro. | Foto Agencia Brasil

Muy lejos de minimizar el escándalo o ponerle “paños fríos” a la noticia, el presidente Jair Bolsonaro y el vicepresidente Hamilton Mourão reaccionaron públicamente repudiando a un oficial de la Fuerza Aérea del Brasil (FAB) que fue capturado ayer en Sevilla, España, transportando 37 kilos de cocaína a bordo de un avión militar que hacía la avanzada en un viaje de Bolsonaro al Japón.

“¡No toleraremos tamaño irrespeto a nuestro país!”, exclamó Bolsonaro, mientras Mourão calificó al militar corrupto como “una mula cualificada”.

Durante la mañana del martes, el sargento segundo de la Aeronáutica Manoel Silva Rodrigues fue arrestado por la policía española en el aeropuerto de Sevilla con 39 kilos de cocaína divididos en 37 paquetes en forma de ladrillos, de poco más de un kilo cada uno, que llevaba en su maletín de mano. La droga fue detectada cuando los equipajes de la tripulación pasaron por el control aduanero. «No estaba ni siquiera escondido entre las ropas«, dijeron fuentes de la Guardia Civil.

Silva Rodríguez, de 38 años, era tripulante un avión Embraer 190 del el Grupo de Transportes Especiales de la Fuerza Aérea de Brasil, en un vuelo que transportaba al equipo de avanzada que daba apoyo y escolta a la comitiva del presidente Jair Bolsonaro, quien se dirige al Japón para participar de la cumbre del G20 que se iniciará el viernes.

Bolsonaro viajaba en un Airbus 319 que también iba a hacer escala en Sevilla, pero a último momento, a raiz del incidente, se resolvió que parara en Lisboa, Portugal, para completar desde allí el viaje hasta Osaka. Estaba previsto que los dos vuelos llegasen este miércoles al país asiático.

Se desconoce aún cual era el destino final de la droga que cargaba el piloto militar. Tampoco quiénes le proveyeron la cocaína.

Reacciones inmediatas 

Apenas conoció la noticia, Bolsonaro ofreció colaborar con las autoridades españolas para aclarar las circunstancias de la detención. «He pedido al Ministro de Defensa su inmediata colaboración con la Policía española para el pronto análisis de los datos, cooperando en todas las fases de la investigación», señaló en un mensaje emitido desde su cuenta del Facebook al promediar las 17:00 horas de ayer.

Bolsonaro confirmó haber sido informado por el Ministerio de Defensa sobre la detención en Sevilla del sargento Silva Rodrigues “que portaba estupefacientes». Al mismo tiempo, defendió a las Fuerzas Armadas y recordó que son «cerca de 300.000 hombres y mujeres formados en los más íntegros principios de la ética y moralidad».

En caso de comprobarse la implicación del militar en ese delito, “será juzgado y condenado de acuerdo con la ley», precisó el Presidente brasileño.

– Hoje pela manhã fui informado pelo Ministro da Defesa da apreensão, em Sevilha, de um militar da aeronáutica portando…

Publicado por Jair Messias Bolsonaro en Martes, 25 de junio de 2019

Posteriormente, la tarde de este miércoles Bolsonaro volvió a referirse al asunto afirmando que “a pesar de no tener relación con mi equipo, el episodio de ayer, ocurrido en España, es inaceptable. Exigí investigación inmediata y castigo severo al responsable del material estupefaciente encontrado en el avión de la FAB. ¡No toleraremos tamaño irrespeto a nuestro país!”.

Por su parte el vicepresidente Hamilton Mourão, general del Ejército, repudió al sargento Silva calificándolo como una “mula cualificada”.

«Es obvio por la cantidad de drogas que estaba llevando, que no la compró en la esquina y la llevó. Estaba trabajando como mula, como mula calificada, digamos así», dijo Mourão a los periodistas en las afueras del Palacio de Planalto, tras asumir la Presidencia en ausencia de Bolsonaro.

Mourão, en entrevista con Radio Gaúcha, aclaró que el piloto Silva Rodrigues era parte del grupo de avanzada que debía sumarse a la comitiva presidencial en la vuelta, aunque la asesoría de comunicación de Planalto afirmó que solo formaba parte de un equipo de reserva.

«Las fuerzas armadas no son inmunes a ese flagelo de la droga (…) No es la primera vez que ocurre, sea en la Marina, en el Ejército, en la Fuerza Aérea. Ahora la legislación va a cumplir su papel y ese elemento va a ser juzgado por tráfico internacional de drogas y tendrá una condena bien pesada», advirtió el segundo mandatario brasileño.

El sargento Manoel Silva Rodríguez acompaña a presidentes en viajes oficiales desde el año 2016, según el portal de Transparencia Federal. Voló a Zurich, Suiza, con el presidente Michel Temer el año pasado. En mayo de 2016 integró la escolta de la presidenta Dilma Rousseff. Con Bolsonaro viajó en febrero, entre Sao Paulo y Brasilia. En el mes siguiente, participó del transporte del escalón avanzado de la Presidencia, pasando por Brasilia, São Paulo y Porto Alegre. El viaje más reciente registrado por Transparencia había sido para Recife, donde el Presidente estuvo a finales de mayo.

LINKS RELACIONADOS
Komadina



sopa de mani



Soria Galvarro



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center