Data: enero 31, 2013 | 4:38
El teólogo brasileño recibió Premio José Martí de la Unesco a nombre de indígenas y marginados por quienes realiza su labor pastoral

Frei Betto partidario de que las mujeres católicas asuman sacerdocio y obispado

El teólogo brasileño Frei Betto, al tiempo de recibir el Premio José Martí de la Unesco, ha reiterado sus críticas a la «estructura» piramidal de la Iglesia Católica, plantea que la institución del papado se democratice mediante una colegiatura eclesiástica y reivindica el derecho de las mujeres a ejercer el sacerdocio dentro la Iglesia vaticana. Dedicó el premio que le confirió la Unesco a los cinco héroes cubanos injustamente encarcelados en Estados Unidos y a los más de 200 jóvenes fallecidos el domingo en el incendio de una discoteca en Santa María del Brasil…

© Redacción Sol de Pando
UN TEÓLOGO DE LA LIBERACIÓN

DE PERIODISTA A GUERRILLERO Y TEÓLOGO
Carlos Alberto Libânio Christo, más conocido como Frei Betto (Belo Horizonte, Minas Gerais, 25 de agosto de 1944) es un fraile dominico brasileño, teólogo de la liberación. Es autor de más de 50 libros de diversos géneros literarios y de tema religioso.
Es hijo del periodista Antônio Carlos Vieira Christo y de la escritora de libros de cocina regional Stella Libânio.
Ingresó a la JEC (Juventud Estudiante Católica). A principios de los años sesenta, realizó trabajos como periodista. En 1964 (con veinte años de edad) mientras era estudiante de periodismo decidió ingresar en la orden de los dominicos.
Ese mismo año, durante el gobierno de la dictadura militar brasileña fue encarcelado y torturado durante 15 días. Profesó en esa orden, el 10 de febrero de 1966, en São Paulo.
En 1969 fue detenido otra vez, y pasó cuatro años en la cárcel debido a su oposición política al régimen militar. En 1973 —al recuperar la libertad— se mudó a una favela (barrio paupérrimo) en la ciudad de Vitoria. Aunque nunca empuñó un arma, fue colaborador de la organización guerrillera ALN (Acción Libertadora Nacional), y —junto a otros frailes dominicos— desarrolló un grupo de apoyo a los perseguidos políticos. Durante esos años estudió teología, filosofía y antropología.
En 1979 se mudó a una favela de São Paulo. Allí conoció al dirigente obrero Lula da Silva (ex-presidente de Brasil).
Se convirtió hasta el día de hoy en amigo personal de Luís Inácio Lula da Silva y de Leonardo Boff.Es padrino de la hija del compositor y político Chico Buarque y del hijo del diputado Vicentinho, ex presidente de la CUT.
Sigue vinculado al convento de los dominicos de São Paulo, en el que conserva su celda. Participa en los retiros que promueve la orden y ejerce de alguna manera la actividad pastoral.
Frei Betto brindó su apoyo y se unió a la amplia lista de prominentes figuras de la América Latina que han manifestado su apoyo a la independencia de Puerto Rico a través de su adhesión a la Proclama de Panamá aprobada por unanimidad en el Congreso Latinoamericano y Caribeño por la Independencia de Puerto Rico celebrado en Panamá el 18 y 19 de noviembre de 2006.

El Teólogo brasileño Frei Betto expresó que el Premio José Martí de la Unesco, que recibió esta semana, representa la lucha de 500 años contra la injusticia social en América Latina.

«Esto no es un merito mío, es un merito de todos aquellos que han tenido más de 500 años de lucha, que han luchado por la paz, la justicia social en América Latina, sobre todo por los pobres, indígenas, negros y todos aquellos que son excluidos. Ellos tienen un mérito por ese premio», manifestó, durante una entrevista en el programa Dossier de Venezolana de Televisión, según dio cuenta la Agencia de Noticias de Venezuela (AVN).

El intelectual recibió el Premio Internacional José Martí 2013 de la Unesco en el inicio de la III Conferencia Internacional por el Equilibrio del Mundo, que concluyó el miércoles en La Habana.

La Dra. Pilar Álvarez Lazo, subdirectora general para el área de las Ciencias Sociales y Humanitarias de la Unesco, fue la encargada de entregarle el premio al sacerdote brasileño, conmemorándose el 160 Aniversario del nacimiento de José Martí.

Betto, de 68 años, fue el elegido “en virtud de su obra intelectual y su práctica social en favor de las más nobles causas en el mundo, que coincide con el ideario profundamente humanista y justiciero de José Martí (1853-1895)”, según Pilar Álvarez.

El teólogo dedicó también el galardón a los Cinco Héroes cubanos, condenados injustamente en EE.UU., y  rindió homenaje a los más de 200 jóvenes muertos recientemente en el incendio de una discoteca en su país.

Resaltó que este galardón es otorgado a todos aquellos que luchan por la paz, la justicia social, y los derechos de las personas más pobres de América Latina. Por ello destacó a otros de los galardonados por su lucha social, como el pintor ecuatoriano Oswaldo Guayasamín, el presidente venezolano Hugo Chávez y el ex presidente de Cuba Fidel Castro.

«Estoy convencido que tanto Chávez como Fidel viven dentro de la propuesta evangélica, porque han donado sus vidas a los demás, pudieron estar muy cómodos viviendo como burgueses, tranquilos como mucha gente, pero no, arriesgaron sus vidas para que otros tengan vida y eso es lo más evangélico que hay», afirmó.

Severas críticas al papado

Durante la misma entrevista con el canal venezolano, Frei Betto reivindicó el derecho de las mujeres a ejercer el sacerdocio en la Iglesia Católica, asumiendo incluso rangos obispales.

«Me gustaría un Papa que pudiese dialogar con la ciencia, la tecnología, genética, capaz de comprender la devastación ambiental y las culturas de este mundo de hoy, y que acepte la participación de las mujeres en las iglesias como sacerdotes y obispos», declaró en la entrevista citada por AVN.

Explicó que la Iglesia, a través del tiempo, «ha cometido el inequívoco de ser una institución piramidal, siendo el papado la única monarquía absoluta, a mi me gustaría que el papado tuviese una dirección colegiada».

Aseveró que la Iglesia Católica no ha entrado en la modernidad y debería ser más abierta y capaz de comprender los cambios que se viven actualmente en el mundo.

«La iglesia tiene mucho que avanzar y nosotros que estamos dentro de la iglesia tenemos que seguir luchando para que eso pase», sostuvo.

LINKS RELACIONADOS
PENSAMIENTO LIBERTARIO
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center