Data: junio 9, 2020 | 20:34
EL ENCAPSULAMIENTO COSTARÁ UN MILLÓN DE DÓLARES | Director del Sedes abandona su puesto para “bajar a los barrios”; mientras el Gobierno central se niega a dotar de insumos y medicamentos. Se acerca a cien la cifra de casos confirmados...

GOBERNADOR FLORES CON COVID: “ME ENCUENTRO BIEN”

Para lectura en móvil usar pantalla horizontal |
[do action=»firma»]Redacción Sol de Pando en Cobija[/do]

“Me encuentro bien”, declaró Luis Flores Roberts ante un panel de periodistas de la televisión local que consultaron sobre su estado de salud, tras confirmarse ayer lunes que el Gobernador de Pando está infectado por el coronavirus Covid-19 junto a otros funcionarios de la Gobernación.

Bajo la vigilancia médica de rigor y con leves signos de cansancio, la autoridad se encuentra en aislamiento dentro su domicilio, atendiendo aún los asuntos pendientes de su despacho especialmente referidos a las gestiones para reforzar las políticas contra la pandemia, en su crítica fase comunitaria.

Aunque no reveló cuál pudo ser la fuente del contagio, Flores admitió que en las últimas dos jornadas “he sentido un malestar en el cuerpo, un dolor de cabeza”. No obstante, dijo, las medicaciones que viene recibiendo por los galenos a cargo de su tratamiento lo mantienen estable física y emocionalmente, bloqueando el temido daño pulmonar. “Por lo menos ya en las madrugadas me siento muy bien; he pasado ayer en el transcurso del día bastante bien, hoy también he amanecido mucho mejor, siempre tomando las recetas que me han dado los médicos, y tambien algunas recetas de jarabes naturales que nos estamos preparando…”.

Junto a Flores varios funcionarios de su entorno administrativo también sufren el coronavirus, entre ellos una secretaria, un mensajero y el Secretario General de la Gobernación, Miguel García Bigabriel. Este último, con síntomas más graves, ha sido internado en el centro centinela Perla del Acre para su tratamiento en Terapia Intensiva.

Según el Gobernador, esta crisis sanitaria en el organismo subnacional no implica una crisis política en la gestión autónoma; hay relevos. “Está supliendo una Directora de la institución al Secretario General”, dijo Flores confirmando que el puesto de García Bigabriel es ejercido desde este martes por Ingard Miahuchi Nataly. En caso de que el propio Luis Flores deba ser internado, asumiría el cargo ejecutivo la subgobernadora Paola Terrazas Justiniano.

El abandono de Muracami

A la incertidumbre y sensación de inseguridad que ha generado en la población el confinamento epidemiológico del Gobernador de Pando, se sumó la abrupta renuncia del director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Kuni Muracami, quien sorprendió esta mañana oficializando en conferencia de prensa su carta de renuncia.

El abandono del cargo por parte del ex pugilista se produce a pocas horas de un estallido de contagios confirmados que en escasas 72 horas pasaron de 24 a 80 casos, más dos nuevos fallecimientos en ese mismo lapso, sumando cuatro los decesos. Al final de esta tarde se han confirmado nuevos catorce casos positivos, con lo cual el índice asciende a 94 casos, muy cerca a cien.

Al justificar su renuncia, Muracami alegó un mandato divino para volcar su trabajo a los 23 barrios de la ciudad donde el coronavirus se halla activo. “Me comprometo conmigo mismo, con mi Dios que es el que me guía en mi camino, para intentar llegar a la casa de cada uno de los infectados”, declaró ante los medios.

El gobernador Flores confirmó haber recibido la carta de renuncia de Muracami, aceptando el argumento de la dimisión. “No ha renunciado para irse a su casa, sino para ir al terreno de la guerra”, sostuvo Flores, afirmando que el puesto de director del Sedes es para “un general de escritorio”. El ex director ejercería un puesto como “general en el campo de batalla”; aunque Flores no especificó si crearán un nuevo cargo para Muracami o ejercerá esa labor como un voluntariado ad-honorem.

Fuentes de la Gobernación de Pando informaron a Sol de Pando que en las próximas horas será posesionado como nuevo Director técnico del Sedes el doctor Danny Hugo Mendoza Ojopi, quien se venía desempeñando como coordinador de la Red de Salud número 1 de Cobija.

$us un millón: el costo del encapsulamiento

Las instituciones que integran el COE-Pando se encuentran aún reunidas para oficializar en las próximas horas el encapsulamiento de las zonas atacadas por el coronavirus, abarcando los 23 barrios focalizados en Cobija, además de los municipios de Bolpebra en la triple frontera, Filadelfia en la provincia Manuripi, Bella Flor (Puerto Evo Morales) y Puerto Gonzalo Moreno en el límite con el Beni (Riberalta y Guayaramerín).

Antes de su renuncia, el ex director del Sedes había propuesto una estrategia de tres meses, aceptada por el Gobernador, para emprender un rastrillaje epidemiológico en las viviendas dentro las zonas encapsuladas con la finalidad de detectar casos sospechosos y prevenir el estallido de síntomas de deficiencia pulmonar, movilizando brigadas médicas adecuadamente munidas de medicamentos y kits laboratoriales, y con las adecuadas medidas de bioseguridad.

El Ministerio de Salud, através de su representante regional Susana Hurtado, anunció que dicho rastrillaje se iniciará el viernes, de acuerdo a un plan de contingencia propuesto al COE. “En esta fase estamos pidiendo que se pueda hacer un encapsulamiento para un rastrillaje de por lo menos de 10 días”, explicó.

Sin embargo la Gobernación y la Alcaldía exigen un respaldo financiero del Gobierno central para reforzar el encapsulamiento con un presupuesto operativo que plantea el Sedes-Pando.

El presupuesto formulado alcanza a Bs 6’500.000 que equivalen a un millón de dólares. De ese total, 2’600.000 debe aportar la Gobernación y 3’900.000 la Alcaldía de Cobija. Dichos fondos garantizarían la contratación de médicos y enfermeras para reforzar las brigadas de rastreo en los vecindarios, además de adquirir kits laboratoriales, medicamentos e insumos de bioseguridad. Según Flores, ni la Alcaldía ni la Gobernación disponen de esos montos al 100%; por lo que corresponde al Gobierno central cubrir los saldos faltantes.

Negligencia del Gobierno central

El Gobernador de Pando recordó también que el Gobierno central debe restituir el 12% del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) que de acuerdo a una Ley promulgada en noviembre debe destinarse, en un 50%, a actividades de prevención, atención y contención del Covid-19, equipamiento de hospitales y compra de pruebas rápidas; el 25% a la provisión de alimentos para la población; y el restante 25% al fortalecimiento de la producción local.

Según Flores ese fondo del IDH para Pando alcanza a 450.000 bolivianos, considerados insuficientes “Lo que necesitamos son seis millones y medio de bolivianos”, remarcó.

Asimismo, desde su aislamiento domiciliario, el gobernador de Pando reiteró su reclamo por actitudes negligentes en el Ministerio de Salud y otras instancias del Gobierno central que están bloqueando la provisión de medicamentos e insumos de laboratorio.

Criticó que la entidad estatal encargada de facilitar la adquisición de medicamentos suministró a Pando apenas 100 kits farmacológicos, cuando se necesitan más de 1.500.

El laboratorio GeneXpert que desde esta semana funciona en el Hospital de Tercer Nivel realizando pruebas las 24 horas del día, requiere de por lo menos 2.000 reactivos y se entregaron sólo 800, de los cuales ya fueron quemados 200 para confirmar los recientes casos, y quedan sólo 600 reactivos que podrían agotarse este fin de semana.

“Nos mandan a la guerra sin darnos armas ni municiones”, reclamó Luis Flores con visible tono molesto.

LINKS RELACIONADOS

coronavirus

coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center