Data: octubre 18, 2012 | 23:18
Se desactivó una supuesta orden de captura; pero está en pie un juicio penal contra Sol de Pando y los hostigamientos de la Gobernación no cesan; ahora Flores Roberts utiliza a periodistas de su entorno personal que propalan insidias y graves calumnias para denigrar nuestra labor profesional

La Gerente de Sol de Pando fue evacuada de Brasilèia a La Paz con grave cuadro de anemia

La Lic. Silvia Antelo Aguilar, Gerente General de Sol de Pando, durante el contacto con los colegas independientes de Cobija en el lado brasileño del Puente de la Amistad.

El severo cuadro anémico que presentaba Silvia después de cuatro días sin ninguna atención médica, estuvo a punto de provocarle un pre-infarto la noche del mismo martes, cuando nos vimos obligados a solicitar la cooperación médica por parte de autoridades del Brasil, quienes nos brindaron una atención humanitaria inmediata. Por gestiones de un miembro electo de la Cámara Municipal de Epitaciolandia, la Gerente de Sol de Pando fue atendida por la doctora Risomeide N. Gómez, encargada del Centro de Salud Pública de Brasilèia, quien recomendó la internación inmediata de Silvia Antelo para someterla a una intervención quirúrgica…

© Redacción Sol de Pando

La noche del martes 16 de octubre el colega Luis Escobar, periodista del diario Página Siete, se comunicó desde La Paz con nuestro hotel en Brasilèia para verificar el estado de salud de la Lic. Silvia Antelo Aguilar, Gerente General de Sol de Pando. Familiares y amistades de Silvia se habían movilizado en Bolivia ante la eventualidad de agravarse una hemorragia que se intensificó desde la noche del viernes 12 de octubre, cuando nuestro hotel en Cobija fue irrumpido por personas que se presentaron como funcionarios de la Fiscalía con una supuesta orden de arresto.

El severo cuadro anémico que presentaba Silvia después de cuatro días sin ninguna atención médica, estuvo a punto de provocarle un pre-infarto la noche del mismo martes, cuando nos vimos obligados a solicitar la cooperación médica por parte de autoridades del Brasil, quienes nos brindaron una atención humanitaria inmediata. Por gestiones de un miembro electo de la Cámara Municipal de Epitaciolandia, la Gerente de Sol de Pando fue atendida por la doctora Risomeide N. Gómez, encargada del Centro de Salud Pública de Brasilèia, quien recomendó la internación inmediata de Silvia Antelo para someterla a una intervención quirúrgica.

Ante esa urgencia, se aceleraron los trámites necesarios para retornar a La Paz que ya habíamos iniciado en el transcurso de aquella tarde, lo cual se posibilitó con la intervención de un abogado que tuvimos que contratar necesariamente en la ciudad de Cobija. El profesional que aceptó atender legalmente a Sol de Pando en la capital pandina es el doctor Limbert Cardozo, quien no perdió más tiempo y se puso en contacto directo con el Juzgado de Sentencia de donde se presumía fue emanada la orden de captura contra Wilson García Mérida y Silvia Antelo. Las autoridades judiciales consultadas por el doctor Cardozo descartaron cualquier intento de aprehensión, pero advirtieron que los periodistas de Sol de Pando deben comparecer a una audiencia supuestamente fijada para el 8 de noviembre dentro un juicio penal iniciado contra los periodistas por el ex diputado del MNR y empresario televisivo Richard Flores Roberts, hermano del Gobernador.

Aunque no hemos sido formalmente notificados para someternos a dicha audiencia judicial fijada casualmente en momentos en que Sol de Pando reanuda sus ediciones impresas, nuestro abogado, el doctor Cardozo, logró despejar y desactivar , por el momento, cualquier intento de aprehendernos; y en esa circunstancia Silvia Antelo pudo ser evacuada de Brasilèia al aeropuerto de Cobija, para retornar a La Paz en el primer vuelo del miércoles 17 de octubre e internarse en una clínica de esta ciudad en la cual vive junto a su familia que financió los pasajes de retorno.

Silvia Antelo, quien ya se encontraba bajo control médico antes de su viaje a Cobija, vino a esta ciudad con la finalidad de re-organizar una nueva red de distribución del periódico, una vez que nuestra red de canillitas (voceadores callejeros) fue desmantelada por acción de funcionarios de la Gobernación, quienes, a nombre de Juan Ramón Quintana, amenazaron a las humildes mujeres que vendían el periódico con retirarlas de las listas del programa laboral “Empleo Digno” (ex Plane) si seguían haciendo circular Sol de Pando en las calles de Cobija. Por esta misma razón el periódico debió de cambiar de formato y de sistema de impresión, encareciendo sus costos de producción.

Persisten los hostigamientos

Desde la noche del viernes 12 de octubre en que comenzó la persecución, atravesamos, en total indefensión,  momentos de angustiosa incertidumbre al no contar con la información judicial precisa para saber a qué atenernos a ciencia cierta, ya que en ese momento Sol de Pando no contaba con la asistencia legal necesaria.

Aquella carencia de apoyo legal evitó que Sol de Pando pudiera acceder formalmente a la información requerida; vacío que fue cubierto generosamente por algunos colegas periodistas de Cobija que se brindaron a hacer las averiguaciones tanto en la Fiscalía como en los juzgados, requiriendo la información periodísticamente.

El Ministerio Público deslindó cualquier responsabilidad en la irrupción que se produjo en el hotel donde nos hospedábamos, y mucho menos en las acciones de persecución que sufrimos durante la jornada del sábado cuando fuimos fotografiados y filmados por desconocidos que nos seguían en las calles de la ciudad mientras realizábamos nuestras tareas de cobertura informativa en entidades financieras de Cobija. Según la Fiscalía del Distrito, en todo caso existía una causa “reactivada” en contra nuestra en el Juzgado de Sentencia. El “reactivador” de la causa era el hermano del Gobernador, quien entró en acción al saberse que Sol de Pando volvía a circular en Cobija, apenas habíamos aterrizado al medio día del viernes.

Nuestra primera impresión es que existía una orden judicial de captura, y que la misma sólo podía emanarse en caso de rebeldía. No había otra explicación a la irrupción sufrida en nuestro hotel el viernes y a la abierta persecución del sábado cuando nos fotografiaron y filmaron siguiéndonos en las calles. Atribuimos equivocadamente la conclusión de una posible rebeldía con orden de captura al colega que hizo la indagación en el Ministerio Público; lo cual fue desmentido por el Juzgado de Sentencia al “aclarar” que lo que existía era una “citación” para una audiencia judicial el 8 de noviembre. Lo curioso es que hasta la fecha no hemos sido notificados formalmente para dicha audiencia.

Periodistas contra periodistas

Los periodistas que apoyan a Sol de Pando sufren represalias de nuestro propio gremio en Cobija férreamente controlado por el gobernador Flores y el ministro Quintana.

Este escenario confuso causado ex profesamente por el hermano del Gobernador, Richard Flores Roberts, fue utilizado en contra del colega que nos colaboraba solidariamente en Cobija tratando de esclarecer los motivos por los que se nos perseguía. Este colega, que nos pidió expresamente dejemos de mencionar su nombre, fue acusado intimidatoriamente por los mismos miembros de nuestro gremio en Cobija como “mentiroso” y “cómplice de Sol de Pando”, poniendo en vilo no sólo su seguridad física sino también su seguridad laboral, pues los Flores Roberts  exigen que dicho colega sea despedido del canal donde trabaja por haber anunciado en su informativo la reanudación de las ediciones impresas del periódico, y en el mejor de los casos sean censuradas sus notas de apoyo a Sol de Pando, lo cual parece inminente.

Simultáneamente, periodistas del entorno íntimo del Gobernador y su hermano han lanzado una campaña sañuda en contra del suscrito director de Sol de Pando, acusándome de “narcotraficante” y “enemigo de Pando”, sentando además veladas amenazas que anuncian que la siguiente edición de Sol de Pando tendrá peores problemas de los que tuvo en la semana transcurrida.

¿De qué garantías dice la ministra Amanda Dávila que gozamos? ¿Es esta la política comunicacional que acompaña el proceso de cambio y con la que se construye la ideología del Estado Plurinacional?

LINKS RELACIONADOS
OTROS LINKS RELACIONADOS EN EL BLOG DE SOL DE PANDO
columna-carlos-mesa
Knigth Center
Reporteros Sin Fronteras
CPJ