Data: enero 15, 2013 | 14:38

Encarcelan a ocho alcaldes del Brasil bajo cargos de corrupción

Los ex alcaldes (prefeitos) de Guarapari, Edson Magalhães, y de Linhares, Guerino Zanon, dos de los ocho alcaldes de Espíritu Santo encarcelados por corrupción.

Los ex alcaldes (prefeitos) de Guarapari, Edson Magalhães, y de Linhares, Guerino Zanon, dos de los ocho alcaldes de Espíritu Santo encarcelados por corrupción. | Fotomontaje Sol de Pando

Ocho exalcaldes de ciudades del estado de Espíritu Santo fueron arrestados este lunes, acusados de desvío de fondos y corrupción, un delito que se manifiesta en las diferentes instancias de poder en Brasil.

Los exprefectos (alcaldes) se suman a otro grupo de detenidos a finales de diciembre último, entre empleados municipales, fiscales de renta de la Prefectura de Aracruz y funcionarios del Tribunal de Cuenta del Estado de Espíritu Santo (TCE-ES), destacó un vocero de la Policía Civil.

El operativo, denominado “Operación Derrame” comenzó esta madrugada y los apresados son interrogados en la sede del Grupo de lucha contra el Crimen y la Corrupción de la Policía Civil en Vitoria, la capital de Espíritu Santo.

El Tribunal de Cuentas de este estado, ubicado en el sudeste brasileño, descubrió este esquema de corrupción, en el cual fueron involucrados las prefecturas de Guarapari, Linares, Aracruz, Anchieta, Jaguaré, Piúma y Marataizes. Entre los detenidos figuran los ex-alcaldes de Linhares, Guerino Zanon (PMDB), y de Guarapari, Edson Magalhães (PPS).  Además de Zanon y Magalhães otras 23 personas fueron detenidas, como los ex-alcaldes Ademar Devens (Aracruz); Edval Petri y Moacyr Caroone (Anchieta) y Ananias Francisco Vieira (Marataízes).

Según estadísticas difundidas por el Diario del Estado de São Paulo, la Policía Federal (PF) investigó el mes pasado tres mil 167 denuncias de desvío de dinero y corrupción que involucraban a alcaldías brasileñas. Entre los territorios con más acusaciones de este tipo registradas aparecen Marañao (con 644), Bahía (490) y Ceará (296).

En todo el país, 34 diputados perdieron sus mandatos, tres mil 845 empleados públicos federales enfrentan procesos judiciales y mil 933 agentes públicos municipales son investigados en dos casos diferentes de corrupción, de acuerdo con la Policía Federal.

Se trata de más de seis mil millones de dólares de las cajas públicas, que cayeron en manos privadas, destacó la fuente al señalar que otros delitos de este tipo incluyen a miles de personas.

En el más reciente de estos casos, denominado “Operación Puerto Seguro”, la Policía Federal acusó en noviembre último a 23 personas, entres ellas la exjefa de la oficina de la Presidencia en Sao Paulo Rosemary Noronha, de pertenecer a una red de tráfico de influencias en organismos federales.

© Prensa Latina