Data: mayo 8, 2014 | 19:40
ROEDOR CAFETERO | Las sustancias gástricas del animal transforman el café en un sabroso producto de alta calidad y el más cotizado en el mercado mundial. Un kilo llega a costar 1.400 dólares...

En la Amazonia del Perú procesan el café más caro y delicioso dentro el intestino del coatí

Una de las razones por lo que el grano que produce el coatí es tan valioso se debe a que mientras los agricultores utilizan una máquina para quitar la cáscara y procesar volúmenes, el animal lo hace de manera natural en el aparato digestivo.

El grano que produce el coatí es tan valioso debido a que mientras los agricultores utilizan una máquina para quitar la cáscara y procesar volúmenes, el animal lo hace de manera natural en el aparato digestivo.

El coatí amazónico, conocido también "cuchucho" o "mishasho", del género de los nasúa, mide entre 89 y 113 centímetros desde la cabeza hasta la punta de la cola, y pesa entre 3 a 7,2 kilogramos. Generalmente el macho es más grande que la hembra. Su pelaje es espeso y opaco, en la parte dorsal es de color marrón; la región ventral es de color amarillo pálido a amarillo apagado intenso. Cabeza angosta, hocico largo y móvil, la nariz ligeramente dirigida hacia arriba, negra y de apariencia húmeda. Cola larga con anillos conspicuos de color marrón amarillento. Patas delanteras con garras bastante largas, las posteriores con garras pequeñas.   Es diurno, terrestre y arborícola; vive solitario o en grupos de hasta 30 individuos, camina por el bosque con su cola levantada. Trepa a los árboles por la noche para descansar.Son animales omnívoros que comen frutas, invertebrados y vertebrados pequeños.

El coatí amazónico, conocido también «cuchucho» o «mishasho», del género de los nasúa, mide entre 89 y 113 centímetros desde la cabeza hasta la punta de la cola, y pesa entre 3 a 7,2 kilogramos. Generalmente el macho es más grande que la hembra. Su pelaje es espeso y opaco, en la parte dorsal es de color marrón; la región ventral es de color amarillo pálido a amarillo apagado intenso. Cabeza angosta, hocico largo y móvil, la nariz ligeramente dirigida hacia arriba, negra y de apariencia húmeda. Cola larga con anillos conspicuos de color marrón amarillento. Patas delanteras con garras bastante largas, las posteriores con garras pequeñas. Es diurno, terrestre y arborícola; vive solitario o en grupos de hasta 30 individuos, camina por el bosque con su cola levantada. Trepa a los árboles por la noche para descansar.Son animales omnívoros que comen frutas, invertebrados y vertebrados pequeños.

En la región de Chanchamayo, cerca de la Amazonia peruana, el coatí está entre los animales que producen el café más caro del mundo llegando su precio a superar los 1.400 dólares por un kilo. Su peculiaridad radica en que antes de tostarlos pasan por los intestinos del roedor.

Al coatí amazónico también se le conoce en esta zona como mishasho y se pasa el día comiendo el fruto del café, lo que no sabe este animal es que lo que procesa su cuerpo se ha convertido en un producto muy valioso en el mercado.

El gerente de Highland Coffe, José Jorge, explica que una de las razones por lo que el grano que produce el coatí es tan valioso se debe a que «mientras los agricultores utilizan una máquina para quitar la cáscara y procesar volúmenes, el animal lo hace de manera natural en el aparato digestivo».

El mishasho se come el fruto del café y luego de cuatro o seis horas de digestión lo defeca. El grano se lava, se le quita la segunda capa de la cascarilla, se tuesta y se muele.

La clave está en el paso por el tracto intestinal que le da un toque especial.

Según Jesús Cornejo, jefe de ventas de Highland Coffee, «este café no tiene acidez, que cuando usted lo traga, no amarga absolutamente nada» Los sibaritas pagan muy bien este tipo de café orgánico, en especial en Europa, Arabia Saudí y Estados Unidos, donde los 100 gramos llegan a los 140 dólares y un kilo a 1.400 dólares.

Durante mucho tiempo, la carne del mishasho estaba destinado al consumo humano; pero el dueño de esta empresa decidió comprar estos animales a los nativos de la región y los pone a producir café.

Cada coatí procesa 25 gramos de café al día. El año pasado, la producción total fue de 1.400 kilos. Un producto exclusivo, que algunos pagan a precio de oro cada vez que se sirven una taza del exótico néctar.

Tractos digestivos como máquinas cafeteras

Perú no es el único país en donde estos roedores producen el café más caro del mundo. En las islas indonesias de Sumatra, Java y Sulawesi, así como en Filipinas, Vietnam y algunas zonas del sur de la India, la civeta también da granos de este tipo. Alabado por su aroma con reminiscencias terrosas y su suave sabor, el Kopi Luwak proviene de las semillas de café que han sido ingeridas y defecadas -sin haber sido digeridas, pero sí algo fermentadas- por ese animal que habita en las selvas asiáticas.

Curiosamente, el Kopi Luwak no es el único producto de gourmet proveniente de «rutas poco comunes», en www.edible.com también venden café de semillas que han sido regurgitadas por comadrejas salvajes que habitan en algunos pueblos de Vietnam, y que tiene un sabor diferente, más fuerte y más achocolatado que el café civeta.

LINKS RELACIONADOS
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center