Data: diciembre 24, 2012 | 5:34
La nueva erupción desató una pluma de vapor que alcanzó los 400 metros de altura sobre el cráter del volcán. Las ventanas de las casas vibraron

El volcán Tungurahua vuelve a expulsar lava y cenizas causando temblores

La actividad del volcán Tungurahua se caracterizó la madrugada del domingo 23 de diciembre del 2012, por los constantes bramidos y la emisión de vapor con ceniza. | Foto El Comercio de Quito.
La actividad del volcán Tungurahua se caracterizó la madrugada del domingo 23 de diciembre del 2012, por los constantes bramidos y la emisión de vapor con ceniza. | Foto El Comercio de Quito.

Las emisiones de vapor con ceniza, los bramidos y la salida de rocas incandescentes fueron constantes la madrugada de ayer domingo en el volcán Tungurahua. Los técnicos del Instituto Geofísico que monitorean al coloso en la base Guadalupe, ubicado en el cantón Patate, dijeron que la actividad se caracterizó por la persistente salida de materiales incandescentes causadas por una nueva inyección de magma. Además, estuvo acompañado de fuertes bramidos que provocaron la vibración en puertas y ventanales de las viviendas cercanas al coloso, según informa El Comercio de Quito en esta jornada.

Los vigías reportaron la caída del polvo volcánico en la comunidad Manzano de la parroquia Puela, en Chimborazo. Patricia Mothes, técnica del Observatorio del Volcán Tungurahua (OVT), aseguró que entre la 01:00 y a las 04:00 la actividad fue intensa. Sin embargo, a las 06:00 bajó la intensidad de las explosiones. La pluma de vapor alcanzó los 400 metros de altura sobre el cráter del volcán.

“La diferencia de la actividad actual con días pasados es que las emisiones son constantes. En cambio la semana pasada, fueron con más intensidad”. Mothes dijo que la emisión de gases se mantendrá por varias semanas, porque los equipos que monitorean al coloso demostraron que hay un nuevo material, en baja cantidad, que está subiendo a la superficie.

Ayer, los 22 vigías del coloso reportaron la vibración de los ventanales. “Ellos envían sus reportes a las 20:00, y si hay anomalías en el accionar del volcán, nos comunican a toda hora”.

Entre tanto, Iván Ojeda, habitante de Pillate, ubicado en la parroquia Cotaló, en el cantón Pelileo, dijo que durante la noche hubo vibración ventanales y no pudieron dormir con tranquilidad. “A pesar que las detonaciones bajaron de intensidad ocurrió este fenómeno”.

LINK RELACIONADO