Data: octubre 29, 2012 | 14:15
La llamada "Tormenta Perfecta" está a punto de darle un letal mordiscón a la Gran Manzana

El Huracán «Sandy» avanza a 150 kilómetros por hora y ya está entrando a Nueva York

Los primeros embates de «Sandy» en las costas de Nueva York.

La ciudad de Nueva York está hoy totalmente paralizada con el cierre del transporte público, las escuelas, universidades, tribunales, teatros, grandes empresas, la Bolsa, los monumentos, los museos y hasta la sede de Naciones Unidas, por lo que el tráfico es mucho menos intenso de lo habitual y hay poca gente en la calle. Los candidatos presidenciales han suspendidos sus campañas programadas para la semana mientras se procede a la evacuaciòn de más de 370.000 personas…

[do action=»firma»]EFE | AP | PL[/do] [do action=»inicio»]El Huracán «Sandy»,[/do]que se encuentra a unos 415 kilómetros al sur-sudeste de la ciudad de Nueva York, se fortaleció hoy al aumentar sus vientos máximos sostenidos a 150 kilómetros por hora y amenaza la costa noreste de EEUU con un peligroso oleaje.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EEUU indicó en su boletín de las 15.00 GMT que «Sandy», un huracán de categoría o fuerza uno en la escala de intensidad Saffir-Simpson, de un máximo de cinco, avanza rápidamente con una velocidad de traslación de 30 kilómetros por hora hacia el norte-noroeste.

«La mayor amenaza es el oleaje y la subida del nivel de agua del mar», que podría poner en riesgo vidas humanas, indicó hoy a Efe Todd Kimberlaind, portavoz del CNH.

De acuerdo con los modelos de este organismo, «Sandy» afectará a «la costa de Nueva Jersey, el gran área de Nueva York, Long Island y el sur de Nueva Inglaterra», precisó Kimberlaind.

El huracán se encuentra a unos 330 kilómetros al sureste de Atlantic City (Nueva Jersey) y sus vientos fortísimos llevan aparejada una marejada ciclónica.

Nueva York paralizada

La ciudad de Nueva York está hoy totalmente paralizada, con el cierre del transporte público, las escuelas, universidades, tribunales, teatros, grandes empresas, la Bolsa (que sin embargo mantiene sus operaciones electrónicas), los monumentos, los museos y hasta la sede de Naciones Unidas, por lo que el tráfico es mucho menos intenso de lo habitual y hay poca gente en la calle.

Las autoridades de la citada ciudad ordenaron la evacuación de más de 370.000 personas desde Coney Island, en Brooklyn, a Battery Park, en Manhattan, además del cierrede los dos túneles situados al sur de Manhattan.

Nueve estados, desde Carolina del Norte hasta Massachusetts, han declarado el estado de emergencia de manera previa para iniciar la preparaciones ante la tormenta y han pedido a los residentes que acumulen agua embotellada, baterías y alimentos.

Tras días de advertencias tranquilas, el tono se hizo más agudo ayer cuando el Centro Nacional de Huracanes predijo inundaciones potencialmente mortales para áreas que incluyen el puerto de Nueva York.

“Uno no quiere causar pánico ni hacer preparativos excesivos, pero sí ser prudente y hacer lo que sea necesario”, dijo el Gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, al anunciar la suspensión de rutas de tren, subterráneo y autobuses. También desplegó tropas de las Guardia Nacional a la ciudad y a la vecina Long Island.

El sistema de escuelas públicas más grande de Estados Unidos, que atiende a 1.1 millones de estudiantes, estará cerrado hoy, mientras varias instalaciones abrieron ayer como refugios de emergencia.

Las predicciones sobre el impacto de “Sandy” en la ciudad más grande del país son cada vez más preocupantes. Una oleada de agua de mar de entre 1.8 y 3.3 metros amenazaba con inundar partes del bajo Manhattan, túneles de desagüe del metro y afectar la red subterránea de energía, líneas telefónicas y de Internet de alta velocidad.

Sin embargo, algunos residentes se resistían a evacuar.

“Si no evacuan, no sólo están poniendo su propia vida en peligro, sino la de nuestros socorristas que quizás tengan que venir a rescatarlos”, dijo el alcalde Michael Bloomberg al anunciar una evacuación obligatoria que afecta a 375 mil personas en las zonas bajas, desde la costa de Queens hasta los rascacielos de Battery Park City.

Las autoridades han recomendado a la población de esta vasta región que esté preparada para cortes del suministro de electricidad e inundaciones y los candidatos presidenciales han tenido que alterar sus agendas de campaña a tan sólo ocho días de las elecciones.

Por otra parte, la Estatua de la Libertad fue reinaugurada oficialmente el domingo al término de un proyecto de restauración, pero el público tendrá que esperar hasta que pase la megatormenta. El monumento estará cerrado el lunes y martes debido al temporal y podría ser reabierto el miércoles.

Sandy y sus virajes

El centro del huracán se situaba en la latitud 37,5 grados norte y 71,5 grados oeste y, según un probable patrón de trayectoria, girará «pronto» hacia el noroeste y luego, por la noche, hacia el oeste-noroeste.
Así, su centro tocará tierra a lo largo del sur de la costa sur de Nueva Jersey «esta tarde o a primera hora de la noche», agregó el meteorólogo del CNH.
Según explicó, «Sandy» experimentará una «transición a un sistema de baja presión invernal antes de tocar tierra», pero esto «no irá acompañado de un debilitamiento» del frente, resaltó el CNH.
De hecho, explican los meteorólogos, «es posible un fortalecimiento adicional durante este proceso», para luego debilitarse una vez que toque tierra.
Los vientos de fuerza huracanada se extienden hasta 280 kilómetros desde el centro del fenómeno tropical y los de fuerza de tormenta tropical hasta unos 780 kilómetros, con lo que se sentirán a lo largo de las costas del sur de Nueva Jersey, Delaware, el este de Virginia y hasta el centro y sur de la bahía de Chesapeake.
Permanece un aviso de tormenta tropical (paso del sistema en 36 horas) desde el norte de Surf City hasta Duck, en Carolina del Norte, así como en los estuarios Pamlico y Albemarle y en las Bermudas.
Además, se sentirán vientos huracanados en zonas de la costa entre Chincoteague (Virginia) y Chatham (Massachusetts), además de las bahías de Chesepeake y Delaware y la costa norte de la península de Delmarva, Nueva Jersey, el área de Nueva York, Long Island, Connecticut y Rhode Island.
Según el CNH, la combinación de «una peligrosa marejada ciclónica y las mareas causará inundaciones» en áreas cerca de la costa.
Los meteorólogos también advierten de la posibilidad de que caigan intensas nevadas en las montañas del oeste de Virginia y la frontera con Kentucky, así como sobre las de cerca de la frontera de Carolina del Norte y Tennessee, y en Maryland, y prevén que las condiciones del mar se mantengan complicadas desde Florida hasta Nueva Inglaterra en los próximos días.
La proximidad de la tormenta ha forzado la clausura de labores gubernamentales, en las instituciones educativas, y de buena parte de los servicios de transporte desde el norte de Virginia hasta Nueva York.

Su paso por Cuba

El viernes pasado, Sandyse movía al noroeste todavía a 20 kilómetros por hora, alejándose de la costa norte de Cuba, informó el Instituto de Meteorología de Cuba (Insmet) según Prensa Latina.

El sistema perdió algo más en intensidad y pasó a la categoría uno en la escala Saffir Simpson, de cinco, con vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora y rachas superiores.

A las 06:00 hora local (12:00GMT) del 26 de octubre, el centro de Sandy fue estimado en los 26,4 grados de latitud norte y los 77,0 grados de longitud oeste, a unos 54 kilómetros al sur sudeste de Gran Abaco y a 778 kilómetros de Charleston, Carolina del sur.

El Insmet señala que en las próximas 24 a 48 horas, el meteoro reducirá su velocidad de traslación para realizar un giro en su dirección tomando rumbo norte en la noche, ya el sábado lo hará al noreste y tendrá un pequeño debilitamiento, pero continuará con fuerza de huracán durante uno o dos días más.

Sobre Cuba continuarán los chubascos y lluvias a intervalos en gran parte del país asociadas a la amplia circulación externa del fenómeno meteorológico, las que todavía pueden ser algo fuertes e intensas principalmente en zonas montañosas de la regiones oriental y central.

Los vientos disminuirán gradualmente en la región oriental y soplarán con velocidades entre 25 y 40 kilómetros por hora, algo superiores en la costa norte. Se mantendrán las inundaciones costeras fuertes en la costa sur de Guantánamo y se iniciarán en la costa norte desde Holguín hasta Villa Clara.

 LINK RELACIONADO
 
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center