Data: noviembre 17, 2012 | 23:05
Según un informe de la Fundación Milenio, la economía beniana está por debajo del promedio nacional

El Departamento del Beni bajó su rendimiento productivo en los últimos cinco años

De un 10,4% en el 2006, el Producto Interno Bruto (PIB) departamental no supera el 3,8% en los cinco últimos años, y está muy por debajo del promedio nacional de crecimiento que oscila entre el 5 y 6%. El Beni sigue siendo uno de los departamentos cuya economía aún se sustenta en la agricultura, la ganadería, la silvicultura, la caza y lo pesca; su desarrollo industrial permanece incipiente. Su sistema financiero con un alta cartera tiende a captar el ahorro proveniente de otras regiones del país y el ingreso per cápita es el más bajo de toda Bolivia. Tal el diagnóstico pesimista de la Fundación Milenio en su Informe Nacional de Coyuntura Nº 171…

© Fundación Milenio

Este 18 de noviembre se celebra un aniversario más de la fundación del departamento de Beni. Por este motivo se describe su desempeño económico en los últimos años.

Producto e inversión

Después de un elevado y excepcional crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 10.4 por ciento en 2006, impulsado en su gran mayoría por la producción agrícola, los siguientes años el departamento no superó la tasa del 3.8 por ciento (ver gráfico 1).

Comparado con Bolivia, el crecimiento beniano se encontró por debajo del promedio. Clara muestra de esto es que en el periodo 2000 – 2011, mientras el país registró un aumento en su PIB de 3.8 por ciento, Beni apenas llegó 2.6 por ciento.

Los años 1991, 2001 y 2011 su estructura económica presentó pocos cambios. La agricultura, silvicultura, caza y pesca continuó como la actividad económica más relevante, con el 36.9 por ciento de participación en el PIB regional. Las industrias manufactureras pasaron de un 16.4 por ciento a 17.1 por ciento, mientras el comercio legó al 10.8 por ciento en 2011 (ver gráfico 2).

Pese a tener una participación no mayor al 5 por ciento, llama la atención la actividad de la construcción. Después del 2000 bajó su participación hasta el año 2005, cuando registró 2.1 por ciento; pero desde el año 2006 recobró importancia y llegó al 4.3 por ciento del total en 2011.

Como se describió anteriormente, el crecimiento del departamento fue menor al nacional, lo que se ve reflejado en el ingreso per cápita (ver gráfico 3).

En 2011 el ingreso per cápita del departamento llegó a US$ 1,384, siendo el más bajo de toda Bolivia.

Inversión pública

Los últimos años la inversión pública en Beni si bien no fue constante, presentó niveles superiores a los registrados antes de 2006. Después de llegar a los US$ 88.3 millones en 2008, la inversión cayó hasta los US$ 63.7 millones en 2010, pero en 2011 subió hasta los US$ 12.8 millones (ver gráfico 4).

Transferencias y regalías

Otra fuente de ingresos del departamento fueron las transferencias y regalías, que desde 2006 hasta 2010 se mantuvieron en un nivel relativamente constante registrando un promedio de Bs 776.2 millones. Sin embargo, en 2011 se llegó a Bs 1,124, lo que representó un incremento de 44.8 por ciento respecto al promedio de 006 – 2010 (ver gráfico 5).

Los municipios fueron los que más se beneficiaron, recibiendo más ingresos que la Gobernación y la universidad pública. Mientras en 2005 los municipios registraron Bs 129 millones, en 2011 llegaron a Bs 637 millones.

Exportaciones

En 2011 las exportaciones benianas totalizaron US$ 129.1 millones, de los cuales la castaña representó el 97.5 por ciento, y la madera alcanzó los US$ 2.8 millones (ver gráfico 6).

Comparado con 2010 sus exportaciones crecieron en 42.7 por ciento, siendo hasta el momento el valor más alto en las últimas décadas.

Depósitos y cartera en el sistema bancario

La mayor cantidad de ingresos en el departamento también se reflejó en el sistema bancario. Si bien los últimos siete años la cartera fue superior a los depósitos, desde el 2010 ésta creció significativamente llegando a Bs 886.9 millones en 2011, siendo casi el doble de los depósitos (ver gráfico 7).

Entre 2005 y 2011 la cartera se incrementó en 238.2 por ciento, mientras los depósitos lo hicieron en 139.6 por ciento. La constante fue que la cartera siempre fue mayor a los depósitos. Esto significa que, a diferencia de otros departamentos, el Beni capta el ahorro que se genera en otras regiones.

Desagregando la cartera encontramos que en 2005 y 2011 los cuatro principales sectores fueron los mismos aunque las proporciones fueron diferentes. Destaca la fuerte caída de la agricultura y ganadería, que de 33.6 por ciento del total de la cartera, bajó al 7.9 por ciento; igualmente la construcción se redujo aunque en menor proporción. En sentido opuesto, los servicios inmobiliarios crecieron de manera importante, aunque no tanto como las ventas al por mayor y menor que en 2011 llegaron a representar 32.4 por ciento, es decir, el principal destino de la cartera (ver gráfico 8).

IMÁGENES DEL BENI DE ANTAÑO

LINKS RELACIONADOS
LINKS RELACIONADOS EN EL BLOG DE SOL DE PANDO