Data: febrero 7, 2014 | 13:55
EMERGENCIA EN LA FRONTERA | El caudaloso río amazónico está llegando a una altura de 15 metros, traspasando el doble de su cota habitual. En la inundación del 2012 llegó a 16 metros…

El Acre comenzó a erosionar las laderas habitadas en Cobija, Brasileia y Epitaciolandia

Erosionadas por la gigantesca filtración, las laderas habitadas que contienen el cauce de Acre comienzan a desmoronarse como galletas mordidas por la voraz crecida en ambas orillas del rio. | Foto SETEM por cortesìa de Gislene Salvatierra

Erosionadas por la gigantesca filtración, las laderas habitadas que contienen el cauce del Acre comienzan a desmoronarse como galletas mordidas por la voraz crecida en ambas orillas del río que crece sigilosamente. | Foto SETEM por cortesìa de Gislene Salvatierra

© Redacción Sol de Pando
El río Acre rompe sus límites naturales invadiendo las ciudades que circunda, por segunda vez en dos años. | Foto SETEM

El río Acre rompe sus límites naturales invadiendo las ciudades que circunda, por segunda vez en dos años. La inundación del 2012 comenzó así.| Foto SETEM

El caudal del río que une y divide a la vez a los municipios de Cobija —en Bolivia— con Brasileia y Epitaciolandia en Brasil, está a punto de alcanzar los 15 metros de altura, duplicando en los últimos días su cota normal de ocho metros.

Mientras en el vecino Estado do Acre las autoridades brasileñas emitieron el jueves un decreto de alerta para evacuar a más de 800 familias; en el lado boliviano la Gobernación de Pando, que además enfrenta los embates de los ríos Tahuamanu y Beni, declaró emergencia para ocho de sus 15 municipios.

En todo el Departamento, según datos oficiales, hay 1.200 familias damnificadas en los municipios Gonzalo Moreno, Filadelfia, El Sena y San Lorenzo.

En la ciudad de Cobija corre el fantasma de la inundación que en febrero del 2012 convirtió en vías fluviales las principales calles de la ciudad próximas al río, cuando el Acre alcanzó una altura de 16 metros.

La erosión de las dos orillas

Al igual que en Brasileia y Epitaciolandia, los barrios ribereños de la ciudad boliviana comienzan sentir la invasión de las aguas en sus patios.

Erosionadas por la gigantesca filtración, las laderas habitadas que contienen el cauce del Acre vienen desmoronándose como galletas mordidas por la voraz crecida.

Lizardo Melgar, un experto municipalista de origen araona, advierte que equipamientos urbanos están siendo afectados por la erosión que provoca el desborde ya dentro la ciudad. El académico indígena registró la virtual desaparición de una gran parte de la Plaza Pedro Domingo Murillo, donde existían un parque infantil y una cancha de fulbito.

“Antes la canchita tenía un enmallado y después venía una calle que pasaba hasta Villa Cruz y de ahí recién venía el barranco”, describió Melgar. Ahora el barranco se extendió hacia el centro de la Plaza.

En la otra orilla del río, en Brasileia, la situación es similar. La erosión causada por el desborde afectó áreas de acceso y de servicio del Hospital Público que se encuentra precisamente a orillas del Acre. La avenida Prefeito Rolando Moreira, que ya sufrió los embates del diluvio del 2012, perdió enormes trozos de su pavimentado quedando inhabilitadas su mirador con vista a Cobija y los accesos al popular Parque Centenario que se halla en la misma orilla asfaltada.

Sin embargo la crecida del río no es violenta, sino paulatina y sigilosa, lo que permite a las poblaciones ribereñas organizar defensas anticipadamente y evacuar ordenadamente.

Probabilidades de lluvia en la semana

Aunque llueve esporádicamente, las precipitaciones no llegan al 100% en esta región amazónica del Acre.
Según pronóstico facilitado a Sol de Pando por el Inpe (Instituto Nacional de Pesquisas Espaciais), en Cobija, Brasileia y Epitaciolandia, así como en Assis Brasil (zona Bolpebra) las probabilidades de lluvia fluctuarán entre el 80 y 90% durante la semana prevista hasta el jueves 13 de febrero, mientras que en Rio Branco (capital del Estado do Acre), más al norte, las probabilidades de lluvia se mantendrán en 80%.

Fantasmas del diluvio del 2012

Durante las primeras horas del 16 de febrero del año 2012, Sol de Pando recibió una alerta lanzada desde el municipio peruano de Iñapari —situado frente a Bolpebra de Bolivia y Assis Brasil del Brasil—, advirtiendo en base a las señales satelitales bajadas por el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (Inpe) del Brasil, que el río Acre comenzaba a acumular caudales extraordinarios de agua, las lluvias eran inusitadamente intensas, y la inundación del gran río trinacional comenzaba a tener los rasgos inequívocos de un diluvio.

Los municipios más cercanos al lecho en declive del río Acre, como Iñapari en Perú y Rio Branco en Brasil, fueron espectacularmente anegados en menos de 24 horas, inundando el 100% de sus principales áreas habitadas.

El gigante turbión se acercaba a Pando, en Bolivia, y en su voraz paso se tragó a Bolpebra hasta borrarlo del mapa. Cuando el río Acre llegó a la capital Cobija arrasando vecindarios íntegros en los municipios vecinos de Brasileia y Epitaciolandia sobre la orilla brasileña del Acre, las aguas comenzaron a lamer la plataforma del Puente de la Amistad, e invadieron las viviendas ribereñas infiltrándose por las precarias alcantarillas urbanas.

Las áreas habitadas de Cobija más afectadas dentro la ciudad fueron aquellos barrios lindantes en las calles Mapajo, Junín, Puerto Alto, Cataratas, Circunvalación, y la avenida Villamontes.

LINKS RELACIONADOS
INFORMES ESPECIALES SOBRE EL TEMA
REPORTES DE LA INUNDACION DE FEBRERO 2012 EN EL BLOG DE SOL DE PANDO
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center