Data: septiembre 6, 2012 | 21:56
Víctimas de la represión gonista se indignan y oposición responsabiliza al gobierno de Morales

Denuncian que Estados Unidos protege a Sánchez de Lozada negándose a extraditarlo

Bolivia pidió a EEUU la extradición de Sánchez de Lozada en 2008 para juzgarlo por su responsabilidad en las muertes ocurridas en su gobierno.

El departamento de Estado de EEUU anunció la decisión según reveló una fuente del gobierno boliviano a un diario paceño, que dijo haber recibido la información directamente desde Washington. Ni el gobierno boliviano ni la Embajada de EEUU en La Paz confirmaron la noticia difundida este jueves. Sánchez de Lozada (2002-2003) renunció a la presidencia de Bolivia y escapó a Estados Unidos luego de enfrentamientos entre militares y civiles que dejaron más de 60 muertos en octubre de 2003…

El diputado del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), Lucio Marca, calificó el jueves de político el rechazo del Gobierno de Estados Unidos a la solicitud boliviana para la extradición del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada (2002-03), procesado por el genocidio de 67 civiles masacrados por el Ejército entre setiembre y octubre de 2003…

El legislador lamentó las informaciones extraoficiales sobre el rechazo más que probable de Estados Unidos a la solicitud de extradición del ex presidente boliviano que tras dimitir el 17 de octubre de 2003 se refugió en EEUU.
La justicia boliviana enjuicia a Sánchez de Lozada por ordenar a la fuerza pública  reprimir masas insurrectas en las ciudades de La Paz y El Alto, contra su decisión de exportar gas por y para Chile.
Washington que acogió a Sánchez de Lozada y también a sus ministros Carlos Sánchez Berzaín, Jorge Berindoague y, entre otros, Guido Añez, no patentó de manera oficial el rechazo al pedido boliviano enmarcado en un tratado bilateral de extradición firmado a principios del siglo XX, al calor de la aprehensión de los bandidos Sundance Kid y Butch Cassidy en Potosí.
«Ese rechazo es una cuestión política porque Estados Unidos jamás aceptará la construcción de un nuevo Estado Plurinacional, es nueva corriente que nace no sólo en Bolivia sino en Latinoamérica y eso es lo que no acepta Estados Unidos», manifestó el legislador boliviano.
Asimismo, sostuvo que la política de Estados Unidos es «proteger a los que tienen pendientes con la justicia».
«Por lo tanto, nosotros censuramos totalmente ese hecho y denunciaremos a la comunidad internacional esta forma de conducta del Estado de Estados Unidos», advirtió.

La oposición

Por su parte, la senadora de la opositora Convergencia Nacional (CN), Centa Reck, dijo que el rechazo a la extradición de Sánchez de Lozada refleja que el Gobierno de Estados Unidos considera ese proceso como «político».
«Es el resultado de muchas acciones indiscriminadas que están realizando desde el Gobierno del presidente, Evo Morales, que redundan en persecuciones políticas y eso pone en alerta a los gobiernos», consideró.
El 18 de mayo de 2009 se instaló el juicio oral a Sánchez de Lozada y sus colaboradores acusados de genocidio, lesiones gravísimas, lesiones graves y leves, vejaciones y torturas, delitos contra la libertad de prensa, allanamiento de domicilio o sus dependencias y resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes.
En el juicio declararon al menos 320 testigos, entre ellos ex Presidentes, viceministros, dirigentes sindicales y otras autoridades.
Sánchez de Lozada es también acusado de delitos económicos.

© ABI
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center