Data: agosto 23, 2012 | 19:10

Crece la presión ciudadana exigiendo renuncia del Alcalde de San Ignacio de Moxos

Continúan tomadas las instalaciones de la Alcaldía de San Ignacio de Moxos, por un sector de la población de este municipio que insiste en la renuncia del alcalde Basilio Nolvani. La noche del martes hubo un intento de retomar las instalaciones por parte del Alcalde, por funcionarios municipales y pobladores que respaldan a Nolvani y se produjo el enfrentamiento, hubo palazos de parte de ambos grupos y varios heridos…

© Doctora Edilicia

LA PRIMERA MISIÓN EN MOXOS
San Ignacio de Moxos fue fundada en 1689 por los padres jesuitas Antonio Orellana y Juan de Espejo con indígenas Cañacures y Punuanas. Fue la primera misión que se estableció al oeste del río Mamoré. Capital de la provincia Moxos, San Ignacio basa su economía actual en la actividad ganadera, y es un importante centro del comercio departamental. San Ignacio posee un notable patrimonio tangible, presentado por la iglesia reconstruida según la arquitectura misional, el museo de Arte Sacro, el Archivo de Música Barroca, el Coro y la Escuela de Música, el Cabildo Indigenal y los Centros Artesanales. El mayor atractivo de San Ignacio es su fiesta patronal que se celebra el 31 de julio. Esta festividad que ha mantenido una profunda relación con la tradición religiosa jesuítica y con las creencias indígenas moxeñas, está compuesta por varios elementos como la danza de los macheteros, el resplandor pirotécnico de los achus, la devoción de las abadesas. Toda esta riqueza cultural ha dado lugar al reconocimiento de San Ignacio de Moxos como “Capital Folklórica del Beni” en 1975 y “Capital Espiritual de los Pueblos Misionales del Cono Sur” en 1997.

Entre seis y ocho personas resultaron heridas el martes en la noche, cuando un grupo afín al alcalde cuestionado Basilio Nolvani, la mayoría empleados municipales, se enfrentó con el grupo ciudadano movilizado con la intención de retomar el edificio edil, que permanece cercado por gente de este último desde el domingo 19 de agosto.

Hesiquio Salazar, corresponsal de la Red Edilicia, y Alcides Limaica Chapi, concejal del municipio, fueron testigos de lo sucedido, y este último asevera haber visto al alcalde Nolvani liderar al grupo edil, algunos de cuyos miembros –afirma el concejal– tenían en sus manos fierros y palos.

“Llegaron armados con palos, ingresaron a la Alcaldía, sustrajeron documentos para luego salir por la puerta de atrás”, afirma Limaica, para quien el número de heridos es de seis, mientras que Salazar sostiene que son ocho, aparentemente de ambos grupos.

En su momento, Nolvani descalificó a los líderes de este grupo ciudadano, ya que no “representan a ninguna organización social y sólo buscan intereses personales”, según declaró la autoridad a la red Edilicia. A pesar de intentarlo en más de una oportunidad, este medio no logro comunicarse durante las últimas horas con el alcalde Nolvani.

Perfil del conflicto

El conflicto en este municipio beniano comenzó el domingo en la tarde, cuando un cabildo ciudadano determinó la toma de la Alcaldía luego de verificar que se sacaban del lugar documentos públicos, pero además en protesta por la falta de obras, como afirma Eddy Tibusa, técnico del Cabildo Indigenal, organización responsable de organizar las actividades culturales del municipio.

San Ignacio de Moxos recibe desde 1999 la nominación de Capital Folklórica del Beni, por lo que cada aniversario, el 31 de julio, se esperan obras y actividades culturales que realcen esta condición, sin embargo “este año no hubo nada”, lamenta Tibusa.

Consultado sobre la entrega de obras, el alcalde Nolvani, molesto, dijo que no entrará “en detalles”, aunque reconoció que hay un retraso en la entrega de las mismas. “Presentamos informes al Concejo Municipal, quisiéramos que nos visite (para mostrarle las obras)… Realmente no hemos concluido las obras, tenemos por entregar, hay bastantes obras que tenemos pero ya estamos por entregar estos días y lo vamos a hacer antes de concluir la gestión”.

Al respecto, Limaica Chapi, aclaró que el concejo solicitó al alcalde Nolvani los informes de ejecución presupuestaria, sin embargo éste no envió “nada hasta ahora”.

La población, por su parte, sufre la tensión de una de las peores crisis de su gobierno municipal, al grado que algunas organizaciones sociales han advertido con un paro de actividades a manera de forzar una solución. Así lo confirmó las últimas horas Alex Magne Marca, dirigente gremial de San Ignacio de Moxos.

Insisten en la renuncia

Este jueves, los pobladores insistieron en la renuncia de Basilio Novaldi «El pueblo se levantó porque se cansó de tantas mentiras que este señor Basilio Nolvani nos hizo y nos sigue haciendo», sostuvo el cacique del Cabildo Indígena, Mariano Nuni a través de un despacho de la agencia estatal ABI.

Nuni explicó que los pobladores de ese municipio exigen la renuncia de Novaldi por negarse a desembolsar 150.000 bolivianos que estaban insertos en el Plan Operativo Anual, para las actividades que se realizan en la fiesta patronal de San Ignacio.

Por su parte, prosigue ABI, Luís Coseruna, dirigente de los campesinos de Moxos, afirmó que cuando se encontraban en vigilia, el pasado lunes, fueron agredidos con palos, cadenas y otros objetos contundentes por seguidores del Alcalde y funcionarios de ese municipio.

Denunció que de 40 millones de bolivianos de presupuesto en Gobierno Municipal de esa región, en más de 2 años de gestión no se observa ningún proyecto importante.

Entre los proyectos comprometidos por Nolvani está la construcción de una Terminal de Buses, un Mercado, asfaltado de calles, entre otros.

coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center