Data: agosto 12, 2012 | 17:38

Registrando casi 300 muertos finalizan las labores de rescate tras el terremoto de Irán

Una madre iraní y su hijo, sobre los escombros de lo que fue el barrio de Amir-Ali Kandi. | Foto AFP

A 250 muertos, cifra que podría aumentar en las próximas horas aproximándose a 300,  y más de mil 800 heridos, ascendió la cifra de víctimas de los terremotos de más de seis grados de magnitud que sacudieron el sábado el noroeste de Irán, precisaron hoy fuentes oficiales que además anunciaron la finalización de las labores de rescate….
© Prensa Latina
El viceministro del Interior Hassan Qaddami señaló a la agencia progubernamental Fars News que 110 aldeas quedaron afectadas, cuatro de ellas completamente destruidas, mientras otras 60 de la región de Ahar sufrieron derrumbes y daños entre 50 y 80 por ciento.
Por su lado, fuentes oficiales de la provincia de Azerbaiján Este, la más perjudicada por el desastre natural, afirmaron que hay 12 aldeas totalmente destruidas en la zona de Varzagan.

Rescate finalizado

Según Qaddami, quien dirige la oficina de manejo de crisis en el citado ministerio, todas las personas que estaban atrapadas bajo los escombros fueron rescatadas, por lo que las operaciones de salvamento finalizaron y es poco probable que aumente la cifra de muertos.
El funcionario informó que el propio ministro del Interior llegó a la zona de los terremotos y presidió reuniones de emergencia para organizar el suministro de necesidades básicas a los damnificados.
La región de Ahar, en Azerbaiján Este, fue sacudida ayer por un sismo de 6,4 grados en la escala de Richter, con epicentro localizado cerca de la capital provincial Tabriz, que fue seguido de unas 35 réplicas de distinta intensidad.
De acuerdo con autoridades citadas por el canal Press TV, casi una hora después del primer temblor, se produjo otro de seis grados de magnitud en la referida escala en Varzagan, obligando a miles de personas a pernoctar en la calle a la intemperie.

Zona sísmicamente activa

La República Islámica de Irán se sitúa sobre una zona de grandes fallas tectónicas y ha sido golpeada en años recientes por terremotos devastadores, el peor de los cuales ocurrió en diciembre de 2003 en la ciudad de Bam, que se saldó con más de 25 mil muertos.
Esa urbe de la provincia sureste de Kerman también perdió entonces gran parte de su ciudadela histórica con edificios construidos de adobe alrededor de dos mil años atrás, en el imperio persa (248-224 a.n.e.).
Sin embargo, el terremoto más mortífero que recuerda este país fue el de junio de 1990, de 7,7 grados en la escala de Richter, en las provincias noroeste de Gilan y Zanjan, que provocó 37 mil muertos, más de 100 mil heridos y devastó 27 poblados y unas mil 870 aldeas.

El sismo de ayer

Puntos amarillos indican la expansión sísmica.

Según el Centro Sismológico de Irán, el primero de los seísmos, de 6,2 grados Richter, tuvo lugar ayer a las 12.23 GMT y se sintió con fuerza en la ciudad de Ahar, y el segundo, de 6,0 grados Richter, 11 minutos después, sacudió la población de Varzagan, a unos 38,4 grados de latitud norte y 46,7 grados de longitud este.
Al menos tres países vecinos, Turquía, los Emiratos Árabes Unidos y Pakistán se han puesto en contacto con las autoridades iraníes para manifestarles su pésame y solidaridad y ofrecerles la ayuda humanitaria que esté en sus manos para hacer frente a la situación.
La mayor parte del territorio de Irán, incluido Teherán, la capital, una ciudad de 14 millones de habitantes, se encuentra en una zona de constantes movimientos telúricos, que han ocasionado decenas de miles de muertos en las últimas décadas.
datos y analisis



Soria Galvarro



Komadina



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center