Data: octubre 21, 2013 | 12:10
GOBIERNO DENUNCIA REACCIÓN VIOLENTA DEL NARCOTRÁFICO | Según Erbol hallan sin vida a los tres erradicadores que estaban desaparecidos en Apolo; sumarían cinco los muertos en filas erradicadoras...

Cocaleros del Norte de La Paz disparan y matan para evitar erradicación de sus cultivos

Las brigadas de erradicación de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), armadas con machetes para cumplir su misión, fueron emboscados el fin de semana por cocaleros armados en Yungas. El gobierno denuncia infiltración del narcotráfico peruano. | Foto Archivo Sol de Pando

Las brigadas de erradicación de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), armadas con machetes para cumplir su misión, fueron emboscados el fin de semana por cocaleros armados en Yungas. El Gobierno denuncia infiltración de narcotraficantes peruanos en la resistencia cocalera. | Foto Archivo Sol de Pando

El subteniente de Ejército Oscar Gironda Porrez, la primera víctima mortal por la emboscada cocalera del sábado en la zona de Apolo. | Foto Erbol

El subteniente de Ejército Oscar Gironda Porrez, la primera víctima mortal por la emboscada cocalera del sábado en la zona de Apolo. | Foto Erbol

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, en conferencia de prensa y visiblemente molesto, informó este lunes que decidieron cerrar la frontera con Perú para capturar a los presuntos narcotraficantes que provocaron la muerte de efectivos de la Fuerza Tarea Conjunta (FTC), en Apolo, un municipio amazónico en el extremo norte del departamento de La Paz, limítrofe con Pando y Beni.

Existen versiones contradictorias respecto al número de muertos registrados en el trágico fin de semana.

“El viceministro (de Seguridad Ciudadana, Humberto) Echalar ha estado hablando con (las autoridades) del Perú para pedir que se cierren esas fronteras, un pedido a la Policía del Perú; esos accesos, esas vías porque hay mucho acceso y estamos pidiendo también que se haga unos perímetros, sobrevuelos aéreos porque presumiblemente hay gente peruana (que) hay que evitar que esta gente huya”, dijo Romero según la agencia Erbol.

Romero confirmó dos fallecidos: el oficial de Policía Jhonny Reynaldo Quispe Chura y el subteniente de Ejército Oscar Gironda Porrez.

La autoridad gubernamental pidió a todas las instancias del Estado, autoridades y la ciudadanía en general a cerrar filas para encontrar a los “criminales” que quitaron la vida de los erradicadores de las plantaciones de la coca ilegal, en el norte paceño.

“Les han disparado cobardemente buscando provocar una masacre (con el resultado de) dos fallecidos, doce heridos de bala, 15 policontusos, tres desaparecidos, eso es el resultado, es lo que han conseguido los criminales asesinos (con armas de fuego)”, señaló.

El ministro Romero habló además de tres desaparecidos: el teniente coronel Miguel Ángel Mercado, el suboficial Willy Yujra Mamani y el médico Miguel Olivares. “Esperamos encontrarlos con vida, nos aferramos a esta esperanza”, expresó el Ministro.

Versión de Erbol reporta cinco muertos

Sin embargo, Erbol reportó la mañana de este lunes que los tres efectivos de la FTC que estaban todavía reportadas como desaparecidos habrían sido encontrados sin vida en las últimas horas en la comunidad Miraflores, municipio de Apolo, reportó el periodista Humberto Pacosillo de la radio Madidi.

“Fueron encontrados tres cuerpos más de Miraflores después de que el mismo viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez, comandó un intenso rastrillaje por la comunidad de Miraflores”, dijo el periodista que pertenece a la misma red Erbol.

Mientras el cuarto desaparecido fue encontrado con vida y los seis efectivos que estaban en calidad de rehenes de los caleros fueron liberados.

El pasado sábado, erradicadores –según el gobierno– fueron emboscados por los cocaleros de Miraflores. El mismo día, murió por impacto de bala el subteniente del Ejército Oscar Gironda Porrez.

El domingo, Willy Yujra, uno de los policías que resultó herido de bala también falleció después de que no puso resistir las graves heridas en su cuerpo provocadas por arma de fuego.

Erradicación fallida

El cuerpo sin vida del subteniente Gironda fueron velados en la ciudad de La Paz. | Foto APG

El cuerpo sin vida del subteniente Gironda, caído en la emboscada cocalera, fueron velados en la ciudad de La Paz. | Foto APG

A las 04.30 del sábado, un dispositivo de la FTC se internó a la comunidad Miraflores, municipio de Apolo, norte del departamento de La Paz, para erradicar la coca ilegal de la zona. A las 06.30 del mismo día, los erradicadores de coca “fueron víctimas de un ataque criminal, alevoso, planificado, dispararon armas de fuego de grueso calibre, usaron fusiles máuser, carabinas y otros”, denunció el Ministro de Gobierno, Carlos Romero, según reportó Erbol.

El primer efectivo que perdió la vida en la emboscada fue identificado como el subteniente Oscar A. Gironda Porrez, oriundo de la ciudad de La Paz. Según la Dirección del Comunicación del Ministerio de Gobierno, el militar murió tras recibir el impacto de una bala en la región precordial –cerca del corazón– presumiblemente ejecutada con precisión por un francotirador.

La autopsia practicada al cuerpo sin vida del subteniente Gironda establece que la muerte fue provocada por una perforación y trauma torácico abdominal penetrante con arma de fuego, que ocasionó una laceración del brazo y del pulmón, que derivó en un shock hipovolémico severo.

A las 13.15 del domingo, murió el policía Jhonny Reynaldo Quispe Chura de 29 años en la Clínica Rengel de la ciudad de La Paz, donde recibía atención de emergencia después de haber sido herido en Apolo también por arma de fuego durante la emboscada que sufrió la FTC.

El policía Quispe fue trasladado ayer desde Apolo con un diagnóstico de proyectil de arma de fuego con orificio de ingreso y salida en la región abdominal, además de una perforación hepática, en el páncreas e intestino grueso.

Ahora, con los tres cuerpos encontrados, suman cinco los personeros de la FTC asesinados en el norte paceño.

Querella criminal

El Ministerio de Gobierno dijo que formalizarán la querella criminal contra los autores de la emboscada por los delitos de asesinato, secuestro –porque hay ocho rehenes de la organización criminal–, vejaciones y tortura, lesiones gravísimas, lesiones graves y leves, asociación delictuosa, por tenencia de armas no convencionales y por tenencia de explosivos.

“En definitiva se trata de un acto criminal posiblemente vinculado al narcotráfico y a personas extranjeras (peruanos), porque productores agrícolas o cocaleros no van a recibir a bala a unos soldados que sólo cumplían sus funciones y sólo portaban machetes. Los uniformados fueron acribillados a bala y en esta acción hay una previa planificación, los esperaron en una serranía, para (agarrarlos) a bala, con explosivos”, afirmó Romero.

Comunarios aprehendidos

De acuerdo a la información del Ministro, 10 personas se encuentran aprehendidas. Sin embargo, el periodista Humberto Pacosillo de la Red Erbol pudo verificar este domingo que ocho comunarios se encontraban detenidos en el  Regimiento Infantería 30 Murillo en Apolo.
Los aprehendidos en el cuartel son Sabino Cubo, Santiago Flores, Casilda Capiona, Alejo Huanca, Rubén Limaco, Darwin Choque, Julian Flores y Camilo Machaca. De acuerdo a la versión de la dirigencia de los campesinos, Cubo está delicado de salud.

Bloqueo

Después de que los uniformados se llevaron a los comunarios aprehendidos hacia el cuartel, los lugareños inmediatamente procedieron a bloquear el cruce a Miraflores para impedir que sean trasladados hasta la ciudad de La Paz.

El bloqueo en la ruta persistía hasta pasado el medio día de este domingo.

La dirigencia de la Federación de Campesinos, que apoya a los cocaleros de la zona, dijo que sólo se sentarán a dialogar cuando los detenidos sean liberados. Incluso quieren “canjear” los uniformados retenidos en Miraflores con los civiles aprehendidos en el Regimiento Infantería 30 Murillo.

Datos de Erbol:

La población de Apolo está ubicada en plena Amazonía de La Paz.
La mayoría de los habitantes de esta región hablan quechua.
La FTC ingresó al sector en mayo de 2013
Hasta ahora se registraron tres enfrentamientos.
LINKS RELACIONADOS
columna-carlos-mesa
Knigth Center
Reporteros Sin Fronteras
CPJ