Data: julio 13, 2013 | 12:04
En este disco el músico busca acercarse a muchos géneros compatibles con las raíces afrocubanas, y tuvo la suerte de contar con el aporte del saxofonista estadounidense Branford Marsalis...

Chucho Valdés, un nuevo guerrero afro-comanche del jazz

La placa tiene ocho temas, entre ellos Afro-comanche, inspirado en un episodio del siglo XVIII, cuando unos 700 prisioneros comanche fueron traídos a Cuba y aquí se mezclaron con los negros criollos.

La placa tiene ocho temas, entre ellos Afro-comanche, inspirado en un episodio del siglo XVIII, cuando unos 700 prisioneros comanche fueron traídos a Cuba y aquí se mezclaron con los negros criollos.

El reconocido jazzísta cubano Jesús “Chucho” Valdés cambia su tradicional gorra bolchevique por un emplumado penacho comanche en “Border-free”, su primer disco desde 2010.

Aquel año ganó un premio Grammy por Chucho´s Steps, y regresa ahora con un álbum que hurga en sus raíces afrocubanas, vuelve al flamenco, coquetea con los ritmos gnawa de Marruecos y otros.

AUDIO | Chucho´s Steps

La osada producción llega a menos de un año del fallecimiento de su padre, el gran pianista “Bebo” Valdés, y da la impresión de que el prestigioso músico emprende así un viaje espiritual a su interior.

De hecho, la placa incluye un tema titulado precisamente “Bebo”, su homenaje personal a quien fue considerado uno de los grandes maestros internacionales del piano y el jazz.

“Chucho” cuenta que grabó ese tema en diciembre de 2012, poco antes de la muerte de su padre, quien llegó a escucharlo y le encantó.

“Cuando comencé a improvisar tuve esta idea de hacer un tumbao en la mano izquierda al estilo de “Bebo” y tocar en mi estilo con la mano derecha. Entonces lo que tienes es “Bebo” por un lado y “Chucho” por el otro. Y me gusta porque no fue premeditado”, relató.

Con sendos temas dedicados a su madre, Pilar Rodríguez, y a su abuela Caridad Amaro, todas las canciones del disco son compuestas por “Chucho”, menos “Blue in green”, del genial Miles Davis.

VIDEO | Making del CD Sin Fronteras | Border Free | 2013

En este disco el músico busca acercarse a muchos géneros compatibles con las raíces afrocubanas, y tuvo la suerte de contar con el aporte del saxofonista estadounidense Branford Marsalis.

“Marsalis le ha dado color y fuerza a este material”, comentó el veterano pianista, quien se hizo acompañar del quinteto Afro-cuban Messengers para grabar este disco entre La Habana y Málaga.

La placa tiene ocho temas, entre ellos Afro-comanche, inspirado en un episodio del siglo XVIII, cuando unos 700 prisioneros comanche fueron traídos a Cuba y aquí se mezclaron con los negros criollos.

“Nadie ha investigado mucho esto y pensé que quizás podría llamar la atención sobre el tema y tal vez inspirar más estudios. Por eso uso esa corona de plumas de guerrero en la portada”, explicó.

La canción alude a elementos musicales de los nativos americanos y cierra con un africanísimo toque de tambor batá, y un litúrgico canto a Oggún, una deidad del panteón Orisha.

Según “Chucho”, este es su mejor disco con Afro-cuban Messengers, integrado por Rodney Barreto (batería), Yaroldy Abreu (percusión cubana), Gastón Joya (bajo) y Dreiser Durruthy (tambores batá).

Con “Border-free” -sin límites, sin fronteras-, “Chucho” hace una suerte de declaración de principios musicales, que según la Web del artista, deja un sonido profundamente personal y sin restricciones.

Aseguró que acariciaba esta idea de tomar elementos diferentes, mezclarlos y ver qué pasaba desde que era estudiante, algo que le encanta, porque lo obligó a investigar y estudiar.

“No todo es música afro-cubana. Yo siempre estoy buscando por cosas nuevas”, concluye el músico.

LINKS RELACIONADOS
Soria Galvarro



Komadina



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center