Data: septiembre 18, 2012 | 14:01
Empresas niponas como Honda, Mazda y Nissan cerraron sus fábricas en China; sabotaje de obreros chinos en Panasonic

China y Japón al borde de una guerra nuclear en disputa por una isla minera

Manifestantes frente a embajada japonesa en China. «Detengan al perro japonés, devuelve nuestras islas», se lee en las pancartas. | Foto AP

Un escuadrón de cazas chinos sobrevoló ayer las islas que son motivo de una vieja disputa territorial con Tokio que recién se avivó. La ola de violentos ataques y protestas contra los intereses de Japón en China, que ocasionó la disputa de las islas Diaoyu en el Mar del Este de China, obligó a compañías multinacionales, tiendas de ropa y supermercados nipones a cerrar de manera temporal…

China presentará ante la ONU una «propuesta parcial» para reclamar su soberanía sobre el archipiélago Diaoyu (llamado Senkaku por Japón), foco de un conflicto diplomático después de que el Ejecutivo nipón comprara tres de sus islotes.

Las manifestaciones, llevadas a cabo el pasado fin de semana en 56 ciudades, incluyeron ataques, incendios y boicots contra las empresas del país del sol naciente y sus representaciones diplomáticas. Aunque las protestas están prohibidas, China ha tolerado que se lleven a cabo con un sentimiento antijaponés.

La situación entre ambos países se agravó tras la decisión japonesa de comprar un archipiélago en el mar oriental chino. Y es que miles de chinos salieron a las calles para protestar por la decisión de Tokio de “nacionalizar” las islas Diaoyu o Sensaku, cuya soberanía se disputan los dos países, además de Taiwán.

El diario South China Morning Post, que circula en Hong Kong y cuyos reporteros fueron golpeados por la policía por cubrir las manifestaciones masivas en Shenzen, ciudad del sur de China, informó que debido a la violencia ayer varias fábricas japonesas anunciaron que cierran hasta que finalicen las protestas.

Por ejemplo, la compañía Panasonic, uno de los mayores fabricantes de componentes electrónicos, informó que una de sus plantas había sido saboteada por los trabajadores chinos y anunció que permanecería cerrada al menos hasta hoy.

Canon anunció que paró la producción en tres de sus cuatro fábricas chinas, pues le preocupa la seguridad de sus empleados.

Las armadoras Toyota, Honda, Mazda y Nissan detendrán la fabricación de autos por dos días, tras el ataque a varias de sus concesionarias.

El grupo Seven & I, con 13 de sus supermercados Ito Yokado y 198 de sus locales 7-Eleven, también anunció el cierre de sus negocios por las agresiones que recibió.

EJERCICIOS MILITARES CHINOS
En medio de la disputa por unas islas en el Mar del Este de China y la creciente tensión que ello provoca con Japón, nación que igualmente reclama la soberanía de las mismas, China inició ejercios militares. También se dio a conocer ayer el aspecto de su avión (recuadro) invisible a los radares.

Actos de segregación pre-bélica

Pero las agresiones no se limitan solamente a las empresas. Ayer se reportó que en Shanghai, donde viven al menos 56 mil nipones, un grupo de manifestantes expulsó a unos clientes japoneses de un restaurante.

En Guangzhou la policía informó que detuvo a 11 personas por destrozar un coche de marca japonesa, escaparates y carteles de publicidad.

El primer ministro de Japón, Yoshihiko Noda, que ayer se reunió en Tokio con el secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, exigió a Pekín que garantice la seguridad de sus nacionales y empresas.

China es el mayor socio comercial de Japón. Los intercambios bilaterales ascendieron a más de 342 mil 900 millones de dólares el año pasado.

La posición norteamericana

Entretanto, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, expresó su preocupación por la tensión y exhortó “la calma y la moderación de todas las partes” de ambas partes.

“Es de interés de todos (…) que Japón y China mantengan buenas relaciones y encuentren una manera de evitar una mayor escalada” en las tensiones, señaló tras reunirse con los ministros japoneses de Defensa y Relaciones Exteriores. Hoy tiene planeado reunirse con miembros del gobierno chino en esa línea de diálogo.

coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center