Data: septiembre 6, 2019 | 10:18
INCURSIÓN COREANA EN LAS ELECCIONES | El candidato del PDC busca instaurar un régimen presbiteriano ultra conservador; pero su propuesta económica se basa en la expansión del modelo tecnológico sur-coreano que necesita del país materias primas como el litio. Samsung y Hyundai están en sus planes...

CHI HYUN CHUNG Y SU PLAN TEOCRÁTICO EN BOLIVIA

Chi Hyun Chung con sus hermanos Sung Hyun y Soo Hyun y sus padres. Poseen un conglomerado empresarial tipo «chaebol». El patriarca Eun Shil Chung emigró de Corea del Sur a Bolivia en 1982 como parte de una corriente de la Iglesia Presbiteriana liderada por el reverendo Sun Myung Moon. | Foto Ucebol

© Redacción Sol de Pando en Santa Cruz
Para lectura en móvil usar pantalla horizontal |

“Ahora es el momento en que la Iglesia de Cristo se debe levantar con la bandera de Cristo. Vamos a tomar Bolivia con Cristo Jesús, vamos a tomar Argentina, Chile y cada una de las naciones que sean países bendecidos por Dios”, declaró el pasado martes a la red Erbol el médico y pastor de la Iglesia Presbiteriana de Bolivia Chi Hyun Chung, candidato presidencial por el otrora católico Partido Demócrata Cristiano (PDC).

El también propietario —junto a su familia— de la Universidad Cristiana Boliviana (Ucebol) con sede en Santa Cruz, dado lo tardío de su postulación apuesta a un milagro de Dios para poder ser el próximo Presidente de Bolivia. Arenga con férrea convicción: “no dar lugar al Diablo en la gestión pública”, postulando un régimen teocrático de tipo calvinista que además propugna la extirpación de la Pachamana (deidad precolombina en los Andes), definiendo a la religiosidad politeísta aymara como “una artimaña del Diablo”.

Según Chi, la conquista y evangelización españolas (que sincretizaron el catolicismo con la mitología indígena) borraron la línea bíblica en la descendencia de los pueblos americanos (que migraron hace 15.000 años de Eurasia atravesando el estrecho de Bering), ancestros que según el pastor coreano “provenían de la Línea de Sem, el primer hijo de Noé, que viene desde Siberia y Asia”. Dijo que América no era una isla,“sino también tenía sus relaciones internacionales en el marco de esa línea bíblica”.

Las proposiciones doctrinales del inesperado candidato tienden a «alborotar el gallinero» en la tediosa coyuntura electoral boliviana, caracterizada por un debate que se limita a insultos y descalificaciones mútuas entre los candidatos tradicionales que dominan el escenario político, todos marcados por el estigma de la corrupción.

En su estrategia de posicionamiento electoral corriendo contra el tiempo, Chi Hyun Chung viene echando sobre la mesa todos los dados. Atacó con drástica puntería a la comunidad gay afirmando que los homosexuales deberían someterse a tratamiento psiquiátrico para recuperar su identidad sexual innata, y propugna que el Servicio Militar debe seguir siendo obligatorio pero restringido para las mujeres, homosexuales y enfermos mentales”.

Al mismo tiempo remarca su respeto por los derechos ciudadanos de colectividades como los grupos LTGB. «Ellos merecen todo nuestro respeto como seres humanos y grupos de presión que tienen su lugar en la democracia; pero no comulgamos con convertir en doctrinas sociales y enseñar a los niños hábitos sexuales que corresponden al ámbito de la privacidad e incluso al ámbito de la patología», insiste.

Según el candidato coreano, la homosexualidad hace del individuo «una rareza» porque “proviene de problemas en la casa, tiene problemas que arrastran de ayer, que ha tenido un complejo de violencia sexual o violencia física en la familia, eso debe ser tratado psiquiátricamente; por lo tanto necesitaremos ayuda de los pastores de la Iglesia”.

Aquel fundamentalismo de Chi contrasta con la línea tolerante de la Iglesia Presbiteriana de Estados Unidos, que admite presbíteros gays y bendice el matrimonio homosexual.

GALERÍA | Candidato en acción

Imagen 1 De 6

"Chi puede", slogan oficial de campaña. | Foto PDC

¿Un “Fujimori” coreano?

El discurso del coreano le va disputando la hegemonía de esa corriente ultra-cristiana al candidato presidencial de la UCS, el ex líder katarista Víctor Hugo Cárdenas, y tiene la ventaja, Chi Hyun, de contar con el aparato logístico y económico de la Iglesia Presbiteriana, la misma que junto con la Iglesia Pentecostal financió en Brasil la campaña del actual presidente Jair Bolsonaro.

Chi Hyun podría asimismo patearle el tablero al senador Oscar Ortiz, candidato de Bolivia Dice No, tercero en las encuestas, que busca desde el Oriente quitarle votos al ex presidente Carlos Mesa, posible dirimidor en segunda vuelta contra el prorroguismo de Evo Morales. El pastor presbiteriano quiere ocupar el lugar de Ortiz especialmente en Santa Cruz, basado en el capital social que acumuló como académico y médico propietario de la Ucebol, entidad que fue para el coreano y su familia una fuente constante de intensas relaciones públicas. Al menos en Santa Cruz, su arraigo en la Sociedad Civil es profundo, se diría virtuoso.

A medida que logre imponer su imagen y su discurso, el candidato del PDC intenta replicar el “fenómeno Fujimori” de los años 90 en Perú, cuando el descendiente de japoneses —saliendo de la nada— cosechó los votos dispersados por la aguda crisis del sistema político.

Su voluntad política se muestra irreductible al haber forzado con frío pragmatismo su candidatura como sustituto de Jaime Paz Zamora ante las vacilaciones partidarias, admitiendo incluso haber pagado “un significativo aporte” a las arcas del PDC para garantizar su nominación. «Una vez que el PDC aceptó postularme como sustituto de Jaime Paz, doné voluntariamente al partido un monto modesto de dinero para poder arrancar la campaña sin más contratiempos», transparentó el pastor-empresario.

Se deshizo de la candidata vicepresidencial Paola Barriga, quien, ante la inminencia de una incompatibilidad mutua, renunció a su postulación criticando las que considera afirmaciones homofóbicas y discriminatorias de Chi. A tiempo de dimitir, Barriga denunció que el pastor habría comenzado a cobrar “dizemos” a los candidatos legislativos del PDC que serían elegidos gracias a la campaña personal de Chi Hyun.

La nueva candidata vicepresidencial que reemplaza a Barriga es Benigna Irma Acne Vargas, una “chaebol” (pequeña empresaria familiar en lengua coreana) que produce textiles en El Alto. «Es una empresaria textilera de El Alto, tiene el mérito de la autosuperación», dijo el presidente del PDC, Luis Ayllón, entrando en perfecta sintonía con el discurso doctrinal del emergente candidato presidencial demócrata-cristiano.

Sin embargo la presentación oficial de la nueva acompañante de Chi Hyun ha sido postergada ante nuevas dificultades en el registro electoral. Resulta que Paola Barriga, «con visible mala fe chicanera y espíritu rencoroso» según protestan dirigentes del PDC, no formalizó ante el Tribunal Electoral su tan publicitada renuncia, lo cual impide que Irma Acne Vargas pueda incorporarse legalmente a la campaña. 

El debate abierto por Chi Hyun sobre la homosexualidad y la Pachamama | VIDEO

Bajo la sombra de la Secta Moon

Chi Hyun Chung adquirió la nacionalidad boliviana en 1999, antes de cumplir 30 años de edad. Es ciudadano boliviano desde hace 20 años, lo cual lo habilita constitucionalmente para aspirar a la Presidencia del país. Nació en Corea del Sur el 7 de marzo de 1970 y llegó a Bolivia en 1982, cuando tenía 12 años de edad, junto a sus padres y sus dos hermanos menores.

Su padre, el médico y pastor evangélico Eun Shil Chung, migró de Corea del Sur como miembro de la Iglesia de la Unificación, más conocida como secta Moon (escindida de la Iglesia Presbiteriana coreana), cuando su líder el reverendo Sun Myung Moon había pactado con la dictadura de García Meza para que dicha Iglesia instale en el país una sede continental. Los Chung llegaron a Santa Cruz cuando la dictadura estaba en plena caída. Posteriormente el gobierno de Jaime Paz Zamora les permitió construir en 1989 la Universidad Cristiana Boliviana (Ucebol), base del emporio empresarial-familiar del venerable Eun Shil Chung.

La universidad y la clínica Ucebol le abrieron a esta familia de pastores todas las puertas de la elite política e intelectual cruceña. Las aulas y las salas de emergencia les permitieron expandir su credo evangélico, ganar miles de adeptos en casi tres décadas y muy útiles relaciones sociales y comerciales. Los Chung son muy amigos de personajes como el abogado oficialista Jerjes Justiniano y del alcalde Percy Fernández. Su institución universitaria fue varias veces visitada y felicitada por ejecutivos del actual Gobierno.

El anciano Eun Shil Chung mantuvo contactos con Sun Myung Moon hasta la muerte del líder coreano en 2012. En marzo de 2010 Moon visitó Santa Cruz y fue recibido con honores por la familia Chung en las confortables instalaciones de Ucebol. Fue entonces cuando Jerjes Justiniano intentó infructuosamente propiciar una reunión entre el líder de la secta Moon y el presidente Evo Morales.

La secta Moon desapareció con la muerte de su mesías, lo cual le permitió a la Iglesia Presbiteriana de Bolivia fundada por los Chung retornar a las fuentes originales del calvinismo tradicional.

El pasado 2018, 12 de octubre, el patriarca de la familia Chung cumplió 80 años de edad y fue agasajado por la crema y nata de la sociedad cruceña. Una nota publicada por Relaciones Públicas de la Ucebol recordaba que Eun Shil Chung llegó a Bolivia “hacen 36 años y 4 meses”; y que a su llegada el médico misionero se planteó entre sus objetivos la evangelización. “Al momento hay 70 iglesias presbiterianas fundadas por el Dr. Eun Shil Chung, su meta es llegar a mil iglesias”.

El hijo mayor, Chi Hyun, ahora candidato presidencial fue elegido en abril de 2017 Presidente de aquellas 70 iglesias fundadas por Eun Shil.

GALERÍA | El emporio de Ucebol

Imagen 10 De 10

El Ministro de Gobierno, Carlos Romero, visitando el recinto universitario. | Foto Ucebol

Modelo coreano asomándose en Bolivia

Eun Shil Chung y su familia son asimismo agentes económicos del Estado de Corea del Sur, cuyo gobierno fomenta la migración de capitales coreanos a Latinoamérica para facilitar la expansión de su desarrollo tecnológico. El patriarca vino a Bolivia con su familia para cumplir una doble misión: evangelizadora y empresarial.

Mientras mandaron a sus tres hijos (Chi Hyun, Sung Hyun y Soo Hyun) para estudiar Medicina en la Universidad Francisco Xavier de Chuquisaca, el doctor Eun Shil y su esposa formaron una empresa denominada Eun-Young Corporation. Entre otras inversiones, con créditos blandos del Korea EximBank, Eun-Young creó en Santa Cruz la Universidad Cristiana Boliviana (Ucebol), que además de un internado con 60 dormitorios para albergar a 240 estudiantes (en su mayoría brasileños) posee una clínica privada que se hizo famosa por realizar cirugías gratuitas en beneficio de pacientes sin recursos. El hijo menor, Soo Hyun, es el actual Rector de la Ucebol ocupando el lugar de su padre.

El modelo empresarial de la familia Chung se basa en la unidad productiva coreana llamada “chaebol”, una especie de Pymes con estructura estrictamente familiar pero con capacidad de crecer a una escala corporativa trasnacional sin perder su naturaleza de familia organizada empresarialmente.

El funcionamento de la Universidad de la familia Chung —que fue financiada por el Korea EximBank— se enmarca en la política estatal de Corea del Sur que funda su crecimiento industrial y tecnológico sobre la llamada “Economía del Conocimiento”.

La Economía del Conocimiento, según define el Banco Mundial, procura crear una mano de obra educada y con formación técnica “que continuamente actualice y adapte el conocimiento técnico para crear y usar el conocimiento en forma eficiente”; y un sistema innovador de empresas, centros de investigación, universidades, consultoras y otras organizaciones “que se mantengan actualizadas respecto de la revolución del conocimiento y que aproveche al máximo el creciente volumen de conocimiento en el mundo, y asimile y adapte el nuevo conocimiento a las necesidades locales”.

Una Economía del Conocimiento es entonces aquella en que el uso sostenido y la creación de conocimiento son el factor decisivo del proceso de desarrollo, y en la que el conocimiento se transforma en motor central del crecimiento económico, tal cual ocurre en Corea del Sur.

Bajo ese concepto, la Universidad de la familia Chung impulsa el desarrollo de carreras técnicas como Ingeniería Informática, Ingeniería Agronómica, Ingeniería de Transporte y Viabilidad, además de varias especialidades en Medicina dado que los dueños de la empresa, Eun Shil y sus tres hijos, son médicos de profesión.

Expectativa en Seul

El principal periódico de Corea del Sur, Dong-a Ilbo, publicó el pasado 30 de agosto la noticia de la candidatura de Chi Hyun Chung, destacando que la decisión del ciudadano coreano para intervenir en la política boliviana obedece a los intentos prorroguistas de Evo Morales quien, durante 13 años en el poder, “intenta convertir a Bolivia en un sistema comunista como el de Corea del Norte”.
Según el periódico de Seul, la campaña de Chi Hyun se basará “en el espíritu de cooperación, diligencia y autosuficiencia que convirtieron a Corea del Sur en un poder económico mundial” y que “la combinación de los ricos recursos naturales de Bolivia y el espíritu surcoreano convertirán al país sudamericano en una economía avanzada en un corto período de tiempo”.

Tras el litio de la mano con Samsung y Hyundai

La tarde del martes Chi Hyun Chung apareció en la ciudad altiplánica de Potosí arrancando su campaña y lanzando una propuesta para “completar el ciclo de la industrialización del litio del Salar de Uyuni hasta la construcción de automóviles y celulares”, informó el periódico El Potosí.

El candidato advirtió que la era del Gas en Bolivia está terminando, y que el agotamiento gasífero debe ser cubierto por la producción y pleno procesamiento industrial del litio.

Chi Hyun sorprendió a la prensa potosina anunciando que mantiene contactos con los poderosos conglomerados surcoreanos Samsung y Hyundai, que estarían interesados en inversiones para construir celulares y automóviles electrónicos energizados con baterías del litio disponible en el Salar de Uyuni.

Reveló que emprendió gestiones en Corea del Sur, su país natal, para que la asistencia coreana financie la instalación de fábricas de vehículos electrónicos en Bolivia. Especificó que Corea del Sur podría incluso montar fábricas de motocicletas en Beni y Pando, usando el litio de Potosí. “Quiero que Corea traiga industria de celulares y que podamos nosotros producir autos Hyundai made in Bolivia y celulares Samsung made in Bolivia”, propuso el candidato.

Samsumg (que ya se asentó en Bolivia construyendo una planta petroquímica en el Chapare) y Hyundai son dos de los “chaebol” más exitosos de Corea del Sur, la punta de lanza coreana en la competencia por el predominio tecnológico que disputan los llamados “tigres del Asia” como Japón, China, Taiwán, Singapur y Malasia.

La industria electrónica pasó a ser el principal motor de crecimiento de la región.

La República de Corea del Sur, según el informe del Banco Mundial, pretende transformarse en una de las cuatro principales potencias industriales del mundo mediante una estrategia de expansión “impulsada por la innovación y el crecimiento cualitativo”. En otras palabras, la República de Corea está haciendo grandes progresos para pasar de la imitación a la innovación tecnológica.

En general, dice el Banco Mundial, los últimos países asiáticos que se incorporaron al mercado tecnológico siguieron los pasos de Japón. Por ejemplo, en el ámbito de los semiconductores, los chaebol coreanos, las pymes de la provincia china de Taiwán y las empresas transnacionales de Singapur y Malasia demostraron que podía haber gran variedad de agentes económicos.

En la industria de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) de Asia, se observaron distintas especializaciones: Japón se centró en tecnologías de producción para componentes esenciales y materiales sofisticados, la República de Corea en tecnologías de procesos para componentes en gran escala; la industria electrónica coreana lleva la delantera en tecnologías para el desarrollo de semiconductores de muy alta escala de integración y con una línea competitiva global de productos que incluía teléfonos móviles, televisores digitales, reproductores de MP3, pantallas de cristal líquido y pantallas de plasma, memorias flash y memorias RAM.

El Instituto Coreano de Economía Industrial y Comercio prevé para el año 2020 un enfoque aún más selectivo en 14 sectores “prometedores” que incluyen los de semiconductores, vehículos, pantallas y generación de energía de próxima generación, nuevos medicamentos biotecnológicos y órganos biológicos, redes ubicuas, nuevos diseños conceptuales de computadoras, industria de contenidos, servicios para el cuidado de la salud, robótica, materiales químicos de alta tecnología, transporte aéreo y marítimo avanzado, componentes para equipos de máxima precisión y otros sistemas de alta tecnología.

Bolivia con su litio y otras riquezas naturales podría ser un laboratorio para esa expansión tecnológica surcoreana, desplazando a los chinos que tienen control del país bajo el actual régimen, siempre y cuando el Dios Homofóbico y su Iglesia Presbiteriana —con la ayuda de Samsung y Hyundai— hicieran el milagro de llevar a la Presidencia al intrépido candidato y nuevo pastor del PDC.

Chi Hyun Chung se presenta | VIDEO

LINKS RELACIONADOS

CONSEJITOS PRÁCTICOS PARA CHI HYUN CHUNG

elecciones2019

desastre total



sopa de mani



elecciones2019



Komadina



Soria Galvarro



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center