Data: mayo 3, 2019 | 17:51
¿DICTADURA INFORMATIVA? | El prebendalismo del Gobierno destruye el binomio medios-periodistas. En Potosí un alcalde investigado por corrupción impuso la eliminación de un programa televisivo bajo amenaza de retirar publicidad a la emisora...

Chantaje publicitario obliga a medios devaluar el periodismo

El Presidente de la ANPB, Pedro Glasinovic, examina los casos de los periodistas Juan Pablo Guzmán y Erwin Valda que anunciaron su retiro de los medios donde ejercían su labor informativa, uno en La Paz y el segundo en Potosí, pocas horas después de una reunión entre el Gobierno y los propietarios de medios. | Fotomontaje Sol de Pando
© Wilson García Mérida | Redacción Sol de Pando

El presidente de la Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia (ANPB), Pedro Glasinovic Villafán, manifestó preocupación del organismo que preside frente a la creciente tensión entre las empresas de medios de comunicación y periodistas de planta que ejercen su labor con independencia profesional, en proceso de acelerada devaluación y precarización del ejercicio periodístico.

Glasinovic: La coyuntura exige a los gremios de la prensa, colegiados y sindicales, además de empresariales, unir filas frente a la censura gubernamental impuesta mediante el chantaje publicitario. | Foto archivo Sol de Pando

El origen de esa tensión, el chantaje publicitario desde las entidades estatales, viene obligando a medios masivos de comunicación no sólo a prescindir de buenos periodistas, “si no también a descuidar la calidad periodística de la información para convertirse en simples emisores de propaganda gubernametal y de mero entretenimento, cerrando los ojos ante la realidad nacional”, afirma el presidente de la ANPB.

“Nos llama la atención dos casos de despido indebido contra periodistas de mucho prestigio en La Paz y Potosí, que se han visto obligados a abandonar los medios donde prestaban sus servicios por presión de autoridades gubernamentales; lo preocupante es que esta recurrente situación de conflicto entre los medios y los periodistas se hace una vez más evidente casi después de la reunión sostenida entre el presidente Evo Morales y los dueños de medios, donde ambas partes acordaron dejar sin efecto la publicidad institucional gratuita”, observó.

Glasinovic se refiere a los casos de los periodistas Juan Pablo Guzmán y Erwin Valda que hicieron noticia en las últimas horas anunciando su retiro de los medios donde ejercían su labor informativa, uno en La Paz y el segundo en Potosí, a causa de presiones que ejercen autoridades gubernamentales bajo el chantaje publicitario.

De la reunión del 29 de abril entre el gobierno de Evo Morales y los propietarios de medios masivos de comunicación, acordando dejar sin efecto la difusión gratuita de propaganda institucional, parece haber surgido una alianza empresarial mediática con el régimen, que deja indefensos a los periodistas del país. | Foto ABI

Según el dirigente de los periodistas bolivianos, resulta una extraña coincidencia que después de la reunión del 29 de abril entre el Gobierno y los empresarios de medios, comienza a desatarse un creciente distanciamiento entre las empresas mediáticas y los trabajadores de la prensa. “El año 2011, cuando se debatía la Ley Contra el Racismo y la Discriminación que incluía una mordaza para los informadores, empresarios y trabajadores de la prensa acudimos juntos a las negociaciones con el Gobierno; pero en la reciente reunión sobre la publicidad gratuita, los empresarios de medios nos excluyeron de esa reunión de un modo inexplicable”, revela Glasinovic.

Según el Presidente de la ANPB, la coyuntura exige a todos los gremios de la prensa, colegiados y sindicales, además de empresariales, unir filas para enfrentar la censura gubernamental impuesta mediante el chantaje publicitario. “Y por supuesto  los propietarios de medios deben ser parte de esta unidad gremial. Aquello que parece una componenda que hace aliados del Gobierno a los empresarios de medios,  nos deja sólos a los periodistas y cada vez más vulnerables”, advirtió Pedro Glasinovic.

El presidente de la ANPB concluyó que en una sociedad desarrollada democráticamente el rol de los medios de comunicación y de los periodistas es uno sólo: contribuir a la formación de una opinión pública bien informada para fortalalecer el desarrollo continuo de la democracia. La ruptura de esa unidad implica una ruptura de la libertad de prensa.

Vaciamiento periodístico de los medios

Juan Pablo Guzmán: “Antes, presentar solo a una parte involucrada en un tema era un pecado fatal, como advierte el buen periodismo, que define no solo tener una contraparte, sino distintas visiones de un tema. Hoy, el soliloquio del oficialismo es costumbre ¡y ni siquiera provoca rubor!”. | Foto archivo Sol de Pando

El chantaje publicitario del poder político para doblegar a los medios y acallar a los periodistas no es algo nuevo. La diferencia hoy es que ese chantaje está rompiendo el binomio medio-periodista, lo cual sin duda redunda en la calidad informativa que se brinda a la comunidad. Los medios se salvan de la asfixia en sus espacios publicitarios restringiendo la vena investiga y crítica del ejercicio periodístico, para lo cual «rodan cabezas» a gusto del cliente.

El testimonio ofrecido por Juan Pablo Guzmán, el pasado 1 de mayo, a tiempo de anunciar su retiro de una red nacional de televisión, es revelador:

“En los 16 años que hice periodismo en radio y televisión (Telesistema Boliviano-Canal 2, ATB, Red Uno y Radio Cristal, principalmente), entre 1985 y 2001, jamás el dueño de alguno de esos medios o sus directores, gerentes y jefes me dijeron a quién entrevistar, a quién no, ni qué preguntar o no preguntar. A lo mucho, recibí, extraordinariamente, la sugerencia de ser amable con algún cliente. Nada más. Hoy, muchos entrevistados del oficialismo van a una entrevista con las preguntas que quieren que se les haga, acordadas previamente con el medio…”.

Guzmán recuerda que “la agenda informativa surgía antes de la inquietud periodística, orientada por la novedad y el interés social, y se gestaba en la reflexión individual de cada periodista y en reuniones de rico debate en equipo. Hoy, gran parte de la agenda se define en el Ministerio de Comunicación que, hay que reconocerlo, organiza hábilmente todos los días los temas a posicionar en algunos medios, los entrevistados, la ‘ayuda memoria’ para estos y hasta las preguntas para los entrevistadores”.

Antes, según Juan Pablo, “presentar solo a una parte involucrada en un tema era un pecado fatal, como advierte el buen periodismo, que define no solo tener una contraparte, sino distintas visiones de un tema. Hoy, el soliloquio del oficialismo es costumbre ¡y ni siquiera provoca rubor!”.

Para Guzmán “el silencio cómplice de un medio engaña a su público, no favorece a nadie y es un autogol de media cancha”.

Cuando el Poder define la agenda mediática

Erwin Valda: El propietario de la radio decidió que “el medio necesita subsistir y pagar ciertos costes administrativos como sueldos y salarios, además de servicios básicos, y debido al programa radial, la emisora no puede contar con publicidad política”. | Foto archivo Sol de Pando

Al día siguiente, 2 de mayo, desde la ciudad de Potosí llegó la noticia de un caso muy similar al de Juan Pablo Guzmán.

El periodista Erwin Valda, director del programa Pares Opuestos, “ya no será difundido por Imperial RadioTv después de tres años de emisión continua”. A diferencia de Guzmán, que renunció bajo presión, Valda fue notificado por el gerente-propietario de la emisora, Adrián Montoya, que el programa quedaba clausurado debido a reclamos del Alcalde de Potosí, William Cervantes, quien amenazó con quitar la publicidad municipal a la radio si Valda seguía emitiendo su programa.

Según la explicación de Montoya a Valda, “el medio necesita subsistir y pagar ciertos costes administrativos como sueldos y salarios, además de servicios básicos, y debido al programa radial, la emisora no puede contar con publicidad política”.

Ya en anterior oportunidad el secretario general del municipio Edwin Tejerina Rodriguez, pidió a Montoya excluir el programa Pares Opuestos, para que el Gobierno Municipal pueda dar Publicidad al medio, y así evitar la crítica por la gestión de Cervantes, recordó el periodista despedido.

Montoya reiteró que “más allá de la libertad de prensa o expresión, está el hecho de poder mantener la radio y pagar al personal que desempeña sus funciones”. Este empresario también ejerce como Vice-rector interino de la Universidad Autónoma Tomas Frías y como tal habría impedido la difusión de una denuncia sobre abusos y acosos de un docente en dicha Universidad.

La explicación que esgrime el propietario del medio acerca de por qué cedió a las presiones del Alcalde acusado de corrupción para deshacerse del periodista Valda que investigaba irregularidades en la gestión edil, llama a la reflexión: Montoya aseveró que “la cruda realidad política del país hace tomar este tipo de decisiones, ya que los medios se encuentran desprotegidos en comparación con los periodistas que tienen el apoyo de su gremio”.

“Habría recordarle al señor Montoya que los empresarios de medios no están de ninguna manera desprotegidos gremialmente, tienen una Cámara de Medios afiliada a la Federación y Confederación de Empresarios Privados, entre otras entidades eminentemente gremiales, para hacer prevalecer sus derechos empresariales con más ventajas y recursos que los gremios periodísticos” —opina Pedro Glasinovic, Presidente de la ANPB—. “Otra cosa es que ese empresario no tiene la dignidad, ni el valor civil para defender a los periodistas de su emisora ante el abuso y el chantaje de los políticos”.

LINKS RELACIONADOS
libertad-de-prensa
sopa de mani



Soria Galvarro



Komadina



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center