Data: Marzo 19, 2017 | 5:43
EL DÍA DE SAN JOSÉ | El oficio emblemático de los padres de familia mantiene su tradición artesanal, y a medida que se moderniza empresarialmente lo van ejerciendo también las mujeres…

Más de 55.000 carpinteros hay en Bolivia

En los últimos años esta actividad se incorporó al ámbito de las Pymes (pequeñas y medianas empresas) mejorando su capacidad de generar empleo. | Foto  Los Tiempos

© Redacción Sol de Pando en Brasilia

Según el INE, el país cuenta con 55.598 carpinteros y artesanos de la madera, de los cuales el 92,1% son varones. | Foto El Diario

La carpintería en Bolivia es una de las actividades económicas donde aún prevalece la mano de obra masculina en poco más del 92%. Según un informe del Instituto Nacional de Estadística (INE), el país cuenta con un total de 55.598 carpinteros y artesanos de la madera, de los cuales el 92,1% son varones, es decir 51.206, frente a 4.392 mujeres que representan sólo el 7,9% de esa masa laboral.

La carpintería boliviana —importante actividad en la transformación de la madera con valor agregado—, como en casi todos los países latinoamericanos se desarrolla en pequeñas unidades artesanales de tipo familiar, así como en empresas medianas y grandes. En los últimos años esta actividad se incorporó al ámbito de las Pymes (pequeñas y medianas empresas) mejorando su capacidad de generar empleo. Un estudio de Infocal realizado con apoyo del BID, estableció que la incorporación de mujeres en el sector es más frecuente en las Pymes y grandes empresas, que tienen un mayor desarrollo en el departamento de Santa Cruz por su condición de región maderera; mientras que en el resto del país predominan los talleres artesanales.

Según el INE, la población de 55.598 trabajadores carpinteros y artesanos de la madera se distribuye en el territorio nacional del siguiente modo: Santa Cruz 34,1%; La Paz 24,4%; Cochabamba 19,1%; Beni 7,2%; Tarija 4,5%; Chuquisaca 4,3%; Oruro 2,5%; Pando 2,0% y Potosí 1,9%.

El Censo 2012 establece que, del total de personas encuestadas que ejercen esta ocupación, 85,8% vive en el área urbana y 14,2 en el área rural.

La mayoría de hombres que realizan trabajos de carpintería y artesanía de madera se ubican en el rango de edad 20 a 24 años, seguido por los de 25 a 29 años; en cambio, las mujeres que realizan este oficio se encuentran entre los 20 y 24 años, agrega el informe estadístico oficial.

Además, de las personas dedicadas a la carpintería y artesanía de la madera, un 64,6% alcanzó como máximo nivel de instrucción la secundaria y 23,1% la primaria, finaliza el informe del INE.

Día del padre y del carpintero

En el santoral católico, el 19 de marzo se recuerda a San José Carpintero conmemorando el oficio de quien fue el padre terrenal de Cristo.

El carpintero es uno de los oficios más antiguos y populares del mundo. Cuando hablamos de un carpintero, muchos lo asocian a José de Arimatea, padre de Jesús de Nazareth, en una de las narraciones más influyentes para gran parte del mundo occidental: la Biblia, donde se habla de que el padre de Jesucristo era carpintero.

La carpintería ha desarrollado un camino a lo largo de varios siglos, a través de artesanos que adquirieron diversas técnicas, abriendo la actividad original hasta constituirla en una verdadera profesión e instalar este oficio primario junto a un arte que adquirió con los siglos estilo propio: la ebanistería, que deriva de la carpintería, pero es un oficio con más especificidades. La mayor parte de los trabajadores del sector se dedican a crear las piezas, le dan forma y generan el producto final, luego de un arduo trabajo que incluye el ensamblado de las piezas, el lijado y el lustrado, entre otras actividades. En las industrias las actividades se automatizan, pero el verdadero carpintero es un artesano.

También es día del Trabajador en Radio y TV

En Bolivia esta fecha conmemora también a importante sector laboral en el ámbito de la comunicación social moderna, como son los trabajadores en radio y televisión.

En 1960 se llevó a cabo el Primer Congreso Nacional de Trabajadores de Radio donde, además de contar con la presencia de delegados de todo el país, llegaron profesionales de Chile, Paraguay, Argentina, México y España. Fue ahí donde nació la idea.

Uno de sus artífices fue el comunicador Mario Castro (Premio Nacional de Periodismo 2015), que fue elegido presidente de aquel histórico congreso. “En ese momento, ante la perspectiva de la presencia de la televisión, se amplió la estructura de esta organización y el nombre mismo y desde entonces se llama Federación de Trabajadores de Radio y Televisión. A ese primer congreso asistieron muchos delegados del interior, mucha gente muy calificada de la radiodifusión”, recordó.

Según datos del Censo 2012, difundidos por el INE, en Bolivia 11.198 personas se identificaron como técnicos en radiodifusión y grabación audiovisual, donde mayor número de varones ejerce este oficio, 69,4% frente a 30,6% de las mujeres. La Paz es el departamento que concentró la mayor cantidad de personas radialistas, 66,5% de hombres y 33,5% de mujeres. El 95,3% reside en el área urbana y 4,7% en el área rural.

El INE también informa que un 53,9% de técnicos en radiodifusión y grabación audiovisual accedió al nivel de instrucción superior de licenciatura; 12,4%, a técnico universitario y 20,9%, al nivel de instrucción secundaria concluido.

LINKS RELACIONADOS
columna-carlos-mesa
Knigth Center
Reporteros Sin Fronteras
CPJ