Data: agosto 10, 2012 | 14:55
CRISIS GANADERA EN EL BENI | ¿"Cuchillo de palo en casa de herrero"?

La carne de res escasea en Riberalta y se consume pollo del Brasil

La asociación de ganaderos señala que Riberalta apenas produce un 30% de la carne vacuna que se consume en este municipio amazónico.

La ganadería del Beni está orientada prioritariamente al mercado nacional y los productores descuidan la provisión local. El precio de la carne en Riberalta se eleva prohibitivamente; los consumidores se ven obligados a sustituir este alimento incrementando el consumo de pescado. Tambíen aumenta el consumo de carne de pollo que se importa desde el Brasil…

© David Bernal Riberalta soporta una aguda escasez de carne vacuna debido a la inexistencia de ganado en la región. Los comercializadores tienen que adquirir las reses en los centros de producción a precios más elevados, tomando en cuenta que la mayoría del ganado se lleva a las ciudades del interior del país donde existe una mejor oferta adquisitiva, reconocieron los ganaderos locales, a ello se suman los costos del transporte hasta esta ciudad y el posterior carneo en el único matadero autorizado por el Senasag.

Los miembros de la asociación de ganaderos señalaron que la zona de Riberalta apenas produce un 30% de lo que se consume, debido a la vocación forestal en la región y la inexistencia de campos adecuados para la crianza y el pastoreo.

Encarecimiento del producto

Para compensar la escasez y los costos de adquisición, los comercializadores elevaron el precio de venta al público en un boliviano, para carne con hueso entre 18 y 20 bolivianos, mientras que la carne pura en 25 bolivianos, además de precios mayores para los cortes especiales, lo que motivó la clausura de varios establecimientos por parte de las autoridades municipales.
Los denominados frialeros criticaron la actitud de la Intendencia y manifestaron que los comercializadores elevaron el precio, siendo “impensable” vender más barato que los costos de adquisición, por lo que invitaron a las autoridades a cotejar una tabla de valores y determinar el precio final al público o en todo caso que “ la alcaldía se dedique a comprar el ganado y establezca los precios que vea conveniente, en base a los costos de adquisición en las zonas productoras”, enfatizaron.

Emergencia regional

El representante de los vendedores de carne, José Manuel Vaca, señaló que la poca carne existente en el mercado se expende a los precios anteriores mientras se desarrollan las negociaciones con la alcaldía municipal, sin embargo reconoció que existen dificultades por la escasez de ganado en pié en la región, lo que podría ocasionar mayores problemas para el abastecimiento.
Entretanto, el presidente de las Juntas Vecinales, Bruno Moreno, dijo que se conformó una comisión que se trasladará hasta los centros productores de ganado de la zona de Ballivián, Yacuma, Mamoré y Guayaramerín, con el propósito de verificar los precios y en base a ello definir con los comercializadores una escala que no atente contra la magra economía familiar.
La escasez de carne vacuna incrementó el consumo de carne de pescado, abundante en esta época del año, además del pollo que llega desde la vecina República del Brasil.

coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center