Data: febrero 24, 2021 | 17:06
LA INUNDACIÓN AGRAVÓ CRISIS SANITARIA | El Presidente del Brasil acudió al llamado de los acreanos. Las aguas del rio Acre están bajando, pero el desborde de la semana pasada dejó una secuela de vulnerabilidad ante el coronavirus y el dengue…

BOLSONARO LLEGÓ AL ACRE CON VACUNAS

Para lectura en móvil usar pantalla horizontal |

© Redacción Sol de Pando en Rio Branco

Atendiendo un llamado del gobernador estadual Edson Cameli que comparó el desastre fluvial en varios municipios del Acre con secuelas parecidas a las de una “tercera guerra mundial”, el presidente Jair Bolsonaro arribó esta mañana a Rio Branco con un paquete de emergencia consistente en 21.900 dosis de vacunas anti-covid y un fondo crediticio proveniente de la Caja Económica Federal destinado a las familias damnificadas.

Bolsonaro llegó al aeropuerto de Rio Branco proveniente de Brasilia, acompañado por el gobernador Cameli y el senador Marcio Bittar que gestionó la visita presidencial junto a sus colegas Maliza Gomez y Sérgio Petecão, además de cinco miembros del gabinete presidencial encabezados por el ministro de Salud Eduardo Pazuello.

Apenas pisó suelo acreano, Bolsonaro abordó un helicóptero del Ejército para sobrevolar los municipios inundados, aterrizando en Sena Madureira, una de las ciudades más devastadas por el desborde, donde fue recibido por una multitud que lo esperó en el estadio de aquella ciudad.

Retornó al aeropuerto de Rio Branco al promediar el mediodía, ofreciendo una conferencia de prensa junto a su comitiva, minutos antes de retornar a Brasilia.

Varios medios observaron que durante sus contactos con autoridades locales y periodistas, tanto en Rio Branco como en Sena Madureira, Bolsonaro se abstuvo de usar el barbijo protector y estrechó las manos de sus seguidores en medio de enormes aglomeraciones.

Dosis insuficientes para inmunización masiva

Inicialmente se había anunciado que el Presidente del Brasil llegaría al Acre trayendo un lote de 480.000 dosis de vacunas anti-covid; pero llegó con sólo 21.900 dosis proveídas por el Fondo Estratégico del Ministerio de Salud. De ese lote, 8.400 son vacunas chinas del Instituto Butantan y 13.500 son de la marca AstraZeneca de la Universidad de Oxford.

Mediante una carta difundida hoy por el periodista Altino Machado, el gobernador Cameli había pedido al presidente Bolsonaro la dotación de por lo menos 900 mil vacunas para inmunizar con la doble dosis a por lo menos 400 mil personas.

En dicha carta, Cameli informa a Bolsonaro que la grave crisis humanitaria que atraviesa el Estado do Acre se enmarca en “el inicio de la segunda ola de infección causada por el nuevo coronavirus, agregada a las inundaciones ocurridas en diez municipios del Estado, a la epidemia del dengue y a la crisis migratoria a causa del cierre de la frontera del Brasil con Perú”.

La inundación de los ríos Acre, Purús y Iaco azotó especialmente a los municipios de Rio Branco, Tarauacá, Cruzeiro do Sul y Sena Madureira, además de Santa Rosa do Purus, Feijó, Jordão, Porto Walter, Mâncio Lima y Rodrigues.

Si bien los niveles de inundación están bajando paulatinamente en la cuenca del Acre, el desastre se consumó causando daños materiales incalculables, destruyendo centrales eléctricas e infraestructura hospitalaria. Las entidades públicas anegadas por completo, han paralizado actividades.

Defensa Civil y el Cuerpo de Bomberos estiman  alrededor de 120.000 personas y 26.000 familias damnificadas, 7.172 familias fueron evacuadas y 2.150 familias que quedaron sin techo.

El gobernador Cameli informó en su carta a Bolsonaro que la atención a esa población damnificada y la reconstrucción de las zonas devastadas (equipando además los hospitales que requieren nuevas unidades de Terapia Intensiva, insumos y medicamentos para enfrentar la pandemia), demandará un presupuesto adicional de cien millones de reales, es decir algo más de 18 millones de dólares.

Bolsonaro volverá al Acre el 18 de marzo

Al momento de despedirse en el aeropuerto de Rio Branco, el Presidente prometió que retornará a esta región el próximo 18 de marzo para inaugurar un puente nuevo sobre el Rio Madera que vincula el Estado do Acre con su vecino Rondônia, en una zona fronteriza con los departamentos bolivianos de Pando (en la provincia Federico Román) y Beni (provincia Vaca Diez), donde se halla Cachuela Esperanza.

La primera visita de Bolsonaro al Acre se produjo en agosto de 2018, durante su campaña presidencial, cuando el entonces diputado fue visto en Rio Branco empuñando un trípode de cámara como si fuese un arma de fuego, mientras anunciaba ante sus seguidores: “vamos a fusilar a la ‘petrahlada’ aquí del Acre”, refiriéndose a los militantes del Partido de los Trabajadores (PT) que lideriza el ex presidente Lula da Silva.

Aquella agresión de Bolsonaro dejó un mal recuerdo entre militantes de la combativa izquierda acreana. Sin embargo, en esta ocasión, la dirigencia local del PT anunció que no activaría ninguna movilización en contra de la visita presidencial, alegando que la militancia de aquel partido está concentrada en auxiliar a las poblaciones vulnerables ante la pandemia y las inundaciones.

Bolsonaro sobrevolando las áreas inundadas | VIDEO

Bolsonaro sin barbijo y aglomerando en Sena Madureira | VIDEO

Conferencia de prensa en el aeropuerto de Rio Branco | VIDEO

Inundación bajo la pandemia

Las comunidades del Acre están enfrentando su defensa epidemiológica contra el coronavirus bajo terribles condiciones adversas, causadas por los desbordes fluviales. En Tarauacá, el doctor Rodrigo Damasceno y su enfermera se dan modos para curar y prevenir enfermedades infecciosas, entre el dengue y el covid, en medio de las turbulentas aguas…

📸Edney Mesquita
LINKS RELACIONADOS
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center