Data: enero 15, 2019 | 13:44
VÍA LIBRE PARA ARSENALES PRIVADOS | A simple “declaración de necesidad” ante autoridades policiales y militares, los ciudadanos brasileños podrán adquirir hasta cuatro armas de fuego por persona, con el requisito de poseer una caja fuerte para impedir el acceso de niños y adolescentes...

Bolsonaro firmó Decreto para compra libre de armas

La flexibilización de la posesión de armas en Brasil fue una de las principales promesas durante la campaña electoral de Jair Bolsonaro. Este martes el Presidente firmó el Decreto respectivo en el Palacio del Planalto, en Brasilia DF. | Foto Agencia O Globo
© Redacción Sol de Pando en Brasilia

El presidente Jair Bolsonaro firmó este martes un Decreto que reforma y flexibiliza el régimen de posesión de armas en territorio brasileño. La norma que aún debe ser sancionada por el Poder Legislativo para elevarse a rango de Ley, modifica el Decreto 5.123 del 1º de julio de 2004 que reglamentaba la Ley 10.826 del 22 de diciembre de 2003 para regular el derecho a la posesión individual de armas en casos de extrema necesidad.

Uno de los principales cambios establecidos por el Decreto firmado hoy en el Palacio del Planalto consiste en ampliar el plazo de validez del registro. Si antes el ciudadano portador legal de armas debía renovar su licencia cada cinco años ante la Policía Federal, ahora el plazo es de 10 años y ante distintas otras fuerzas policiales. Para la renovación del registro de armas de caza bajo jurisdicción del Ejército, la validez pasó de tres años a también 10 años.

Con el Decreto, la posesión privada de armas queda garantizada para:

  • Agentes públicos relacionados con el área de seguridad.
  • Todos los residentes en el área rural (donde el problema de la tenencia de tierras tende a recrudecer).
  • Residentes en áreas urbanas en estados con más de diez homicidios por cada 100 mil habitantes (hoy, en la práctica, eso significa que son todos los ciudadanos).
  • Dueños o responsables legales de establecimientos comerciales.
  • Coleccionistas, tiradores y cazadores.
Bolsonaro recordó que un referéndum en 2005 aprobó un acceso de los brasileños más irrestricto a las armas. «Para asegurarles ese legítimo derecho a la defensa, yo, como Presidente, voy a usar esta arma», dijo, exhibiendo el bolígrafo con el que firmó el Decreto. | Foto Agencia Brasil

Antes de firmar el Decreto, Bolsonaro recordó que la población, en un referéndum realizado en 2005, había decidido «soberanamente» sobre la cuestión. «Para asegurarles ese legítimo derecho a la defensa, yo, como Presidente, voy a usar esta arma«, dijo, exhibiendo el bolígrafo con el que estampó su rúbrica.

Según admite el Presidente, uno de los problemas que enfrenta la aplicación de la norma es la «comprobación de la efectiva necesidad” de la posesión de un arma. «Y eso bordea la subjetividad«, reconoció.

La flexibilización de la posesión de armas en el país fue una de las principales promesas de campaña de Bolsonaro. Ella no tiene relación con el porte de armas en sí, que es el derecho del individuo andar armado por las calles. La posesión bajo la nueva norma, a su vez, es la autorización para mantener un arma en casa o en el trabajo, siempre que el propietario del local sea responsable legal.

Bolsonaro afirmó que a pesar de la vigencia previa de una legislación que permitia la compra de hasta seis armas, eso, «en la práctica», no sucedía. «Con la legislación actual, se puede comprar hasta cuatro y, cumpliendo los requisitos, el ciudadano de bien, con toda certeza, podrá hacer uso de esas armas«, aseguró el Presidente.

Jair Bolsonaro dice haber firmado el Decreto “con mucha satisfacción, para que el ciudadano de bien pueda tener paz en su casa».

Instó a las autoridades responsables de orotgar los permisos, confiar en la buena fe de los ciudadanos y crer en su “declaración de necesidad”.

El comprador de armas con fines de autodefensa personal y familiar, según explicó Bolsonaro, “va a tener que decir en una declaración, en la cual creemos, que en su casa él tiene una caja fuerte o un lugar seguro para poder almacenar su munición… porque lógicamente sabemos del riesgo, que existe la posibilidad de tener un arma de fuego en casa que no sea guardada en un lugar seguro, en especial cuando se tenga niños dentro de la misma«.

El primer inciso del artículo que prevé la “declaración de necesidad” estipula que «se presume la veracidad de los hechos y de las circunstancias afirmadas en la declaración«.

El discurso del presidente Bolsonaro durante la firma del Decreto | VIDEO

Tasa de homicidos como referente legal

Serán autorizados para comprar armas de uso privado y con fines de autodefensa los vecinos de áreas urbanas ubicadas en unidades federativas con una tasa de homicidios superior a 10 por cada 100 mil habitantes en 2016, según datos del Atlas de la Violencia 2018, lo cual, en la práctica, abarca a los 26 estados brasileños incluyendo Brasilia, el Distrito Federal.

El Decreto extiende el permiso a residentes de áreas rurales (propietarios y compradores de latifundios entre los más interesados), militares activos y pasivos, titulares o responsables legales de comercios o industrias y a coleccionistas, tiradores y cazadores ya registrados en el Ejército.

Otros beneficiados son los agentes públicos, como trabajadores del área de seguridad pública y de la administración penitenciaria, integrantes de las carreras de la ABIN (Agencia Brasileña de Inteligencia), algunos funcionarios del sistema socioeducativo y personal involucrado en actividades gestión policial administrativa.

El Decreto establece que, en el supuesto de que en la residencia del usuario habiten también niños, adolescentes o persona con discapacidad mental, se deberá presentar una declaración garantizando que el local “tiene caja fuerte o un compartimento seguro con cerradura para almacenamiento«.

Registros no serán función exclusiva de la PF

El presidente Bolsonaro también explicó que el registro de ciudadanos para acceder a la posesión de armas dejará de ser función exclusiva de la Policía Federal (PF), la cual será respaldada en esa tarea por las otras fuerzas de la seguridad pública brasileña como la Policía Militar y la Policía Civil, para lo cual esas instituciones establecerán un convenio a través de una Medida Provisional.

En una entrevista después del acto presidencial, el diputado Alberto Fraga dijo que el posible convenio firmado con las policías estatales serviría para suplir la falta de estructura de la Policía Federal para efectuar todos los registros.

«Cuando tenemos allí 5.570 municipios, seguramente la Policía Federal sólo tiene alcance apenas en mil«, comentó. Según Fraga, la Policía Civil sólo recogerá los documentos para remitir a la Policía Federal, que seguiría detentando el poder para autorizar los registros.

La críticas al Decreto

El general de Ejército Augusto Heleno, Ministro de Seguridad, comparó la tenencia privada de armas con la posesión de un automóvil, por los mismos riesgos potenciales. | Foto Agencia Brasil

Las críticas opositoras al Decreto de Bolsonaro no se dejaron esperar. Ayer lunes, tras conocerse el anuncio de la firma, el ex candidato presidencial por el Partido de los Trabajadores (PT), y ex alcalde de São Paulo Fernando Haddad, declaró que “con la liberalización del porte de armas, el próximo paso será la legalización de milícias”.

Según Haddad el Decreto de Bolsonaro “nos hace volver a la premodernidad y nos conducirá a la privatización de un servicio público esencial en un Estado moderno como es el derecho ciudadano a la seguridad”.

Según una encuesta del Instituto Datafolha divulgada el pasado 31 de diciembre, el 61% de los ciudadanos brasileños consideran que la posesión privada de armas de fuego debería ser prohibida por representar una amenaza latente contra la vida de otras personas.

En medio de la polémica, el actual Jefe del Gabinete de Seguridad Institucional (GSI), general del Ejército Augusto Heleno, llegó a comparar la posesión de armas en los domicilios con la compra de un automóvil. “Permitir que un ciudadano pueda conducir en las calles, en cuestión de responsabilidad, es comparable a autorizar a alguien poseer un arma en su casa, en razón del peligro potencial que un vehículo puede representar en manos de alguien sin la pericia necesaria para conducir”, afirmó el ministro Heleno.

LINKS RELACIONADOS
Komadina



sopa de mani



Soria Galvarro



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center