Data: enero 3, 2020 | 13:17
BALANCE DEL ETNOCIDIO EN LA AMAZONIA | Los crímenes son cometidos por una delincuencia organizada que promueven y financian empresarios extractivistas del oro y la madera, y por milicias vinculadas a la deforestación y la quema de bosques para habilitar tierras agrícolas y ganaderas...

BRASIL: AUMENTAN ASESINATOS A LÍDERES INDÍGENAS

El número de líderes indígenas asesinados en conflictos rurales en 2019 fue el más alto en los últimos 11 años. | Foto Lucas Landau, Red Xingú

© Patrícia Figueiredo | G1 © Traducción: Wilson García Mérida | Sol de Pando
Para lectura en móvil usar pantalla horizontal |

Según la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT), el número de líderes indígenas asesinados en conflictos rurales en 2019 fue el más alto en los últimos 11 años.

Datos oficiales difundidos el pasado 9 de diciembre dan cuenta que de las 27 personas que murieron en el campo este año, siete líderes fueron asesinados en 2019, contra sólo dos en 2018.

Los casos más recientes involucraron a tres activistas indígenas. En el Estado de Maranhão, municipio Jenipapo dos Vieiras, murieron dos indios Guajajara y otros dos resultaron heridos durante un ataque el sábado 7 de diciembre. En Manaos, capital del Estado de Amazonas, el activista de la etnia Tuyuca Humberto Peixoto Lemos murió en el hospital después de ser golpeado a palos por encargo de hacendados del lugar.

La encuesta de la CPT se basa en datos enviados por las pastorales de cada región. Solo se consideran los asesinatos por conflictos relacionados con la tierra. Además de las muertes de líderes, el estudio también cuenta las muertes de indígenas que no son líderes de sus comunidades. Teniendo en cuenta las muertes de líderes y pueblos indígenas combinados, 2013 y 2016 registraron las cifras más altas.

Los datos de este año son preliminares: el balance final se realizará en abril del próximo año.

Agronegocio, quema de bosques y asesinatos

Los crímenes son cometidos por una delincuencia organizada que promueven y financian empresarios extractivistas del oro y la madera, y por milicias vinculadas a la deforestación y la quema de bosques para habilitar tierras agrícolas y ganaderas en la Amazonia (lo que en Boliva se conoce como “chaqueos”).

El Ministro de Justicia, Sergio Moro, autorizó en diciembre enviar la Fuerza Nacional a la tierra indígena de Maranhão, donde dos líderes de la etnia Guajajaras fueron asesinados durante el fin de semana.

Al menos 27 personas murieron por este motivo en 2019. Aunque parcial, la cifra de este año es casi igual a la del año pasado, cuando ocurrieron 28 muertes. En 2019, el grupo con el mayor número de víctimas fueron los líderes indígenas.

Según Paulo César Moreira, de la Coordinadora Nacional de la CPT, el aumento en el número de muertes de líderes indígenas es el resultado de un discurso de «violencia institucionalizada» en los conflictos rurales.

«Vivimos un momento en que el Estado es el agente promotor de las agresiones. Con todo este momento político que vivimos, los responsables de la violencia desatada decidieron que estos pueblos indígenas no tienen derechos y que deben ser eliminados. Eso implica que estamos viviendo uma massacre”, dice Moreira.

Lista de líderes indígenas asesinados en 2019:

  • Febrero 27, 2019: Cacique Francisco de Souza Pereira, asesinado a sus 53 años en el conflicto de la comunidad Urucaia, en Manaos (Estado de Amazonas).
  • Junio 13, 2019: Cacique Willames Machado Alencar, de 42 años, asesinado en el conflicto de la comunidad de Cementerio de los Indios, en Manaos (Estado de Amazonas)
  • Julio 22, 2019: Emyra Waiãpi,69 años, asesinada en el conflicto de la tierra indígena Waiãpi. aldea Mariry en Pedra Branca de Amapari (Estado de Amapá).
  • Agosto 6, 2019: Carlos Alberto Oliveira de Souza («Mackpak»), asesinado a sus 44 años en el conflicto de la comunidad del Cementerio de los Indios en Manaos (Estado de Amazonas)
  • Noviembre 1,2019: Paulo Paulino Guajajara, de 26 años, asesinado en el conflicto de tierras indígenas de Arariboia con 92 aldeas de las etnias Guajajara, Gavião y Guajá, en Buen Jesús de la Selva (Estado de marañao) (MA)
  • Diciembre 7, 2019: Cacique Firmino Prexede Guajajara, 45 años, asesinado en el conflicto de tierras indígenas de Cana Brava / Coquinho Villages / Coquinho II / São Pedro Island / Silvino / Mussun / NovaVitoriano, en Jenipapo dos Vieiras (Estado de Maranhão)
  • Diciembre 7, 2019: Raimundo Benício Guajajara, 38 años, asesinado en el conflicto de tierras indígenas Lagoa Comprida / Aldeias Leite / Decente, en Jenipapo dos Vieiras (Estado de Maranhão)

El etnocidio como estrategia política

La encuesta de CPT se basa en datos enviados por el personal pastoral de cada región. Solo se consideran los asesinatos por conflictos relacionados con la tierra.

Además de las muertes de líderes, la encuesta también cuenta las muertes de indígenas que no son líderes de sus comunidades. Teniendo en cuenta las muertes de líderes y pueblos indígenas combinados, 2013 y 2016 tuvieron números más altos.

Para Paulo Moreira, la muerte de los líderes es altamente perjudicial para las comunidades porque debilitan la lucha del grupo por los derechos y los territorios.

«La estrategia, detrás de los asesinatos, es debilitar a la comunidad. Cuando falla, lo que hacen es tratar de llegar a las personas de la comunidad a veces, incluso al azar. Pero el asesinato de líderes está bien diseñado para desactivar la acción movilizada. y debilitar a todo el grupo», dice Moreira.

Tendencia criminal en ascenso

Otro estudio, elaborado por el Consejo Indigenista Misionero (Cimi), ya indicaba una tendencia creciente hacia la violencia contra la población indígena en 2018.

Según un informe publicado en septiembre por dicho Consejo, el número de asesinatos de indígenas aumento 20% en comparación con la encuesta anterior.

Los datos más recientes son de 2018, cuando se registraron 135 muertes. En 2017, hubo 110 casos.

Los datos preliminares del Consejo también mostraron un aumento en los casos de invasión y explotación ilegal de tierras indígenas. De enero a septiembre de 2019, el Cimi verificó 160 casos de invasión en 19 estados.

A finales de año, el número ya es más de un 40% más alto que el 2018 consolidado, con 111 invasiones registradas. Rondônia y Amazonas fueron, el año pasado, los estados con mayor incidencia de ese accionar criminal.

VERSÃO EM PORTUGUÊS:

pueblos-indigenas

coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center