Data: enero 29, 2013 | 4:20
CUMBIA MORTAL | El extraño caso de una orquesta mexicana que murió tocando vallenatos colombianos

Aparecen masacrados los 20 músicos desaparecidos de la banda cumbiera Kombo Kolombia

Aunque todos los músicos de Kombo Kolombia eran mexicanos, con excepción del trecladista que era colombiano, se especializaban en interpretar música colombiana, la cual es muy popular en México, en especial la cumbia y el vallenato.

Aunque todos los músicos de Kombo Kolombia eran mexicanos, con excepción del tecladista que era colombiano, se especializaban en interpretar música de Colombia que es es muy popular en México, especialmente la cumbia y el vallenato.

El Gobierno del Estado Nuevo León confirmó la noche de este lunes el hallazgo de 12 cuerpos en una fosa escondida dentro un descampado del municipio de Mina. Son los miembros del grupo Kombo Kolombia que fueron sacados de una taberna en el municipio de Hidalgo donde realizaron una actuación la noche del viernes. El hallazgo se produjo gracias a que uno de los artistas escapó de sus secuestradores evitando ser ejecutado como los demás integrantes de su agrupación. Descontando el sobreviviente, han muerto todos los integrantes del popular conjunto que no tenía en su repertorio narco-corridos, lo cual le da un tono de agudo misterio al asunto…

© Redacción Sol de Pando | Agencias
Jorge Domene, vocero de Seguridad Estatal, señaló que de los 12 cuerpos encontrados en la fosa se tienen identificados a cuatro de ellos. Se presume que existen más cuerpos en este sitio.
Los cuatro cuerpos fueron identificados como José Antonio Villarreal, de 34 años, corista del grupo y originario de Monterrey, Heiner Iván Cuéllar Pérez, originario de Colombia, tecladista, José Baudelio Santos López, saxofonista de 39 años, y Víctor Ángel Santamaría Cruz, que formaba parte del staff de la agrupación. Las vícitmas portaban camisetas con la leyenda “Poderoso Kombo Kolombia, los creadores de la mejor cumbia del planeta”.
Domene confirmó que los datos del paradero de los 20 integrantes de la agrupación fueron dados por uno de los integrantes del grupo que logró escapar antes de ser ejecutado e incluso afirmó que esta persona ya no está en Monterrey y está siendo protegido por las fuerzas federales.

Una fuente policiaca reveló que el músico, tras escapar de los sicarios, corrió por una brecha sin que se dieran cuenta los ejecutores, y llegó hasta la Carretera que lleva a Monclova, donde fue auxiliado por un trailero. Le contó al chofer lo que le había sucedido y pidió que lo llevara a un lugar donde pudiera reportar los hechos, por lo que fue trasladado en la unidad de carga hasta una gasolinera, donde llamó a sus familiares para que lo recogieran.

Según el relato del sobreviviente, los integrantes de la banda musical se presentaban en una finca en el norte de México, en el municipio de Hidalgo, cuando al menos 10 personas armadas entraron al lugar y los obligaron a subir a unos vehículos junto con cuatro elementos de su personal.

El superviviente dijo a la policía que a 18 de ellos les vendaron los ojos y los llevaron por caminos de terracería hasta el municipio vecino de Mina, donde se detuvieron y escuchó disparos y a los atacantes diciendo dónde iban a dejar los cadáveres, dijo el vocero de seguridad del estado de Nuevo León, Jorge Domene. El sobreviviente escuchó a los agresores preguntar a los músicos si pertenecían a un grupo criminal, luego escuchó disparos y los cadáveres fueron tirados en una noria.
El funcionario agregó que el Consulado de Colombia en Monterrey ya se puso en contacto con las autoridades locales para reclamar el cuerpo de Cuéllar Pérez y entregarlo a su familia.
En los últimos años, los miembros de otros grupos musicales han sido asesinados en México, pero casi todos interpretaban los llamados «narcocorridos», que elogian las hazañas de los narcotraficantes. Sin embargo, Kombo Kolombia no cantaba ese género musical y sus letras tampoco tocaban la violencia ni el narcotráfico.

Algunos temas de Kombo Kolombia

La desaparición

Los integrantes de la mencionada agrupación acudieron al lugar conocido como “La Carreta”, que se ubica cerca de la entrada al parque recreativo Potrero Chico, en el municipio de Hidalgo, unos 41 kilómetros al norte de Monterrey, la capital del Estado de Nuevo León. Allí, tras cumplir su trabajo, no se volvió a saber más de las  20 personas, 12 eran los integrantes del grupo artísitco y ocho parte del staff.

Las autoridades intensificaron la búsqueda por aire y tierra, después de que los familiares denunciaran su desaparición.  Las familias de los músicos comenzaron a preocuparse cuando éstos dejaron de contestar sus teléfonos celulares. Los familiares acudieron al bar a investigar y encontraron los vehículos de sus seres queridos aún estacionados en el exterior.

Autoridades ministeriales realizaron diligencias en el sitio donde fue reportado el hecho, encontrando sólo los instrumentos y unidades donde viajaban los integrantes del Kombo Kolombia, ya que fue el último lugar donde se presume estuvieron.

Además de los instrumentos y vehículos, las autoridades presuntamente encontraron poco más de 20 casquillos percutidos calibre .223, de los utilizados por los rifles de asalto AR-15, esparcidos por el terreno donde se encuentra el bar, ubicado a unos 50 metros al norte en un camino de terracería de la carretera que conduce al Potrero Chico.

Una fuente señaló que se entrevistaron algunos vecinos de este bar denominado “La Carreta” y coincidieron en que la noche en que presuntamente desaparecieron los músicos, se escucharon una serie de detonaciones de arma de fuego, pero no le dieron importancia ya que manifestaron que es común este tipo de eventos.

Algunas personas entrevistadas por los investigadores señalaron que fueron vistas entre 12 y 14 camionetas de modelo reciente salir de esta carretera a toda velocidad, el día que se supone desaparecieron los jóvenes integrantes de la agrupación musical; sin embargo no se ha establecido si en esas camionetas fueron plagiados.

Al interior del bar “La Carreta” fue encontrado un libro al parecer con el repertorio del grupo, además de algunas fotografías, una mesa de billar y la decoración propia de la cantina, luego de la inspección realizada por los elementos investigadores.

Aunque casi todos los músicos del Kombo Kolombia eran mexicanos, interpretaban música colombiana, la cual es muy popular en México, en especial la cumbia y el vallenato.

Una entrevista con el grupo desaparecido

El grupo Kombo Kolombia es una agrupación relativamente joven, con apenas 3 años de formada.
Según una entrevista, publicada en YouTube, el líder de la agrupación es Carlos Sánchez, un vocalista con más de 17 años de carrera en el ritmo de vallenato.
El video tiene fecha de agosto de 2011 y en él, el vocalista y otros integrantes de la agrupación cuenta un poco de sus orígenes y de cómo llegaron al hoy desaparecido grupo.
En la entrevista aparecen, además del líder, Francisco Alfaro (acordeonista), Jimmy Salazar (vocalista), Saúl Reynoso (segunda voz), Heiner Cuéllar (tecladista, el único colombiano del grupo) y Mario Beltrán (guacharaquista).

coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center