REVISANDO LA HISTORIA | Un ejército de flecheros indígenas integrantes de la Columna Porvenir expulsó a los brasileños de Puerto Bahía, hoy ciudad de Cobija…

Junto a Bruno Racua el indígena Juan de Dios Aguada fue otro héroe en la Guerra del Acre

Hay versiones de antigua data indicando que no fue sólo Bruno Racua el flechero de gran puntería, sino al menos otro más de su misma etnia llamado Juan de Dios Aguada, apellido muy frecuente en la Cobija de hoy. | Fotomontaje Sol de Pando

Hay versiones de antigua data indicando que no fue sólo Bruno Racua el flechero de gran puntería, sino al menos otro más de su misma etnia llamado Juan de Dios Aguada, apellido muy frecuente en la Cobija de hoy. | Fotomontaje Sol de Pando

© Wilson García Mérida | Redacción Sol de Pando

Bruno Racua es el único héroe indígena boliviano reconocido oficialmente, que protagonizó una victoria salvando el territorio nacional en un conflicto armado. La Batalla de Bahía del 11 de octubre del 1902, en la Guerra del Acre, hizo posible el departamento de Pando (antes territorio nacional de Colonias) y su capital, la cuidad de Cobija (antes Puerto Bahía), gracias al arco y la flecha del indígena nativo de Ixiamas.

A diferencia de otros personajes originarios como los caudillos aymaras Tupac Katari o Zárate Willka (este último contemporáneo de Racua), el combatiente tacana encarna una memoria de gloria. Pero también representa un enigma. ¿Fue Racua una individualidad extraordinaria que tuvo, él solo, la capacidad de expulsar a las tropas brasileñas de un territorio que Bolivia pudo haber perdido si no fuera por ese certero flechazo?

Hay versiones de antigua data indicando que no fue sólo Bruno Racua el flechero de gran puntería, sino al menos otro más de su misma etnia llamado Juan de Dios Aguada, apellido muy frecuente en la Cobija de hoy.

Hace un año Sol de Pando reveló un texto del historiador José Salmón Ballivián, de 1928, donde el erudito escribió lo siguiente:

“Humildes indios de provincia, ya no ennoblecidos con el carácter de soldados sino modestos siringueros, merecen también nuestra más profunda admiración, como el ixiameño Juan de Dios Aguada, que aún vive en Cobija y que fue quien disparó su flecha incendiaria que trajo por consecuencia la toma de Bahía; hecho que bien puede parangonarse con el de Arquímedes, el que por medio de espejos ustorios incendió las naves de la escuadra de Marcelo frente a Siracusa”.

El nombre de Bruno Racua surgió mucho tiempo después del texto publicado por Salmón Ballivián.

OTRAS FUENTES CONFIRMAN NUESTRO HALLAZGO

En el número dos de la revista Enfoque Amazónico —publicación que se edita en Riberalta— el académico Vincent Vos, en coautoría con Julio César Maldonado, confirma la acción de Juan de Dios Aguada como el indígena que lanzó la flecha incendiaria contra las tropas brasileñas en Puerto Bahía (hoy Cobija). En el artículo “La batalla de Bahía, momento decisivo en la historia de la Amazonia Boliviana” dicho autor señala lo siguiente en base a una referencia proporcionada por Fernando Vaca Suárez:

“En el libro `Anotaciones y documentos sobre la campaña del Alto Acre, 1902-1903` originalmente publicado por el señor Nicolás Suárez en 1928 en respuesta a anteriores declaraciones de parte del coronel Federico Román, encontramos una declaración jurada de don Teófilo Parada (administrador de la Barraca Porvenir, nr) donde en la página 261, al describir la Batalla de Bahía, textualmente afirma: `En este primer momento el siringuero ixiameño Juan de Dios Aguada disparó la flecha que incendió el barracón`».

¿VESTÍAN UNIFORME MILITAR LOS INDÍGENAS FLECHEROS? Obtuvimos esta foto en la ciudad de Cobija. Nos la entregó un oficial del Regimiento Riosinho afirmando que se trata de una tropa perteneciente a la Columna Porvenir que durante la Guerra del Acre estuvo al mando del entonces capitán Federico Román. No pudimos confirmar su autenticidad; aunque la imagen habla por sí sola. Son indígenas reclutados por el Ejército de Bolivia en la región amazónica, el uniforme militar que llevan es característico de principios del siglo XX, el ambiente es el de una barraca cauchera y, por lo que se ve, integraban una banda marcial como cornetas y tambores. Lo llamativo son los paneles al fondo que sirven para practicar tiro al blanco con arcos y flechas. Son, sin duda, indígenas flecheros. Se sabe que la Columna Porvenir estaba integrada por siringueros y civiles al servicio del empresario cauchero Nicolás Suárez, operaban como una guerrilla; pero también es sabido que el capitán Federico Román impuso un mando de disciplina castrense que habría sido una de las causas de su posterior controversia con Suárez. Tras la guerra Román publicó sus conferencias en las que acusaba al cauchero de “mezquino” y Suárez respondió al militar publicando documentos reservados que describían la estructura de la Columna Porvenir. | Foto Sol de Pando

¿VESTÍAN UNIFORME MILITAR LOS INDÍGENAS FLECHEROS?
Obtuvimos esta foto en la ciudad de Cobija. Nos la entregó un oficial del Regimiento Riosinho afirmando que se trata de una tropa perteneciente a la Columna Porvenir que durante la Guerra del Acre estuvo al mando del entonces capitán Federico Román.
No pudimos confirmar su autenticidad; aunque la imagen habla por sí sola. Son indígenas reclutados por el Ejército de Bolivia en la región amazónica, el uniforme militar que llevan es característico de principios del siglo XX, el ambiente es el de una barraca cauchera y, por lo que se ve, integraban una banda marcial como cornetas y tambores. Lo llamativo son los paneles al fondo que sirven para practicar tiro al blanco con arcos y flechas. Son, sin duda, indígenas flecheros.
Se sabe que la Columna Porvenir estaba integrada por siringueros y civiles al servicio del empresario cauchero Nicolás Suárez, operaban como una guerrilla; pero también es sabido que el capitán Federico Román impuso un mando de disciplina castrense que habría sido una de las causas de su posterior controversia con Suárez. Tras la guerra Román publicó sus conferencias en las que acusaba al cauchero de “mezquino” y Suárez respondió al militar publicando documentos reservados que describían la estructura de la Columna Porvenir. | Foto Sol de Pando

UNA COMUNIDAD INDÍGENA DE FLECHEROS NATOS

Por su parte el historiador y documentalista Luis Oporto Ordóñez, en el prólogo del libro “La Columna Porvenir” de Carlos Tiburcio Amuruz elaborado en base a los documentos de Nicolás Suárez citados por Vincent Vos, hace un esclarecedor comentario:

 “Ante la ausencia del Ejército nacional, el industrial Nicolás Suárez Callaú organizó la Columna ‘Porvenir’, el 8 de octubre de 1902, pequeño ejército privado con 83 plazas, la mayoría trabajadores y empleados de sus barracas gomeras y un grupo de indígenas tumupaceños e ixiameños entre ellos Belisario Marupa, Eusebio Tibubay, Bruno Racua y Juan de Dios Aguada, hábiles en el manejo del arco y flecha, cuya participación en el conflicto cobraría insospechado protagonismo”.

El aporte de Tiburcio Amuruz es significativo en el tema. El comentario de Oporto Ordoñez al referido libro especifica:

“Capítulos desconocidos de la historia de ese conflicto son relatados por los comandantes de la Columna ‘Porvenir’, como el de Simón Moreno quien afirma que los ixiameños formaban parte de la tercera compañía, y que el ‘siringuero ixiameño Juan de Dios Aguada disparó la flecha que incendió el barracón’, aunque Atanasio Estremadoiro sólo menciona que ‘llamóse a un indio ixiameño, cuyo nombre no recuerdo, se le entregó un arco y una flecha provista de una mecha impregnada en kerosene; lanzada ésta sobre los techos de hojas de palmera resecas por la acción del sol, dos minutos después edificios y trincheras a merced de llamas hacían desalojar, poniendo en derrota, despavoridos, a los que días antes habían ultrajado la soberanía nacional’».

Queda abierta así la probabilidad de que los flechazos que evitaron la pérdida del Acre boliviano fueron lanzados por una comunidad de indígenas guerreros de la etnia Tacana, confundiéndose entre ellos Bruno Racua y Juan de Dios Aguada. Racua, entonces, no fue sólo él, es todos ellos.

Artículo publicado originalmente en la edición impresa de Sol de Pando, 11 de octubre del 2015 | ©Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización expresa
LINKS RELACIONADOS
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center