Data: octubre 12, 2012 | 15:39
El sacerdote, escritor e investigador de origen español murió ayer a causa de una fibrosis pulmonar

Muere Gregorio Iriarte maestro, pensador y gran revolucionario

Líderes católicos e intelectuales, estudiantes, activistas y políticos, pero muy especialmente los pobres, los marginados y oprimidos de Bolivia y el mundo, sufren desde ayer la partida de uno de sus más fervientes defensores, el sacerdote oblato Gregorio Iriarte.
© Sergio de la Zerda/Opinión
A la edad de 86 años-iba a cumplir 87 en noviembre-, Iriarte partió de este mundo ayer a las 16.30 horas en la clínica San Vicente de Cochabamba, a causa de una fibrosis pulmonar que fue complicada por dos infecciones, informaron dos de sus colegas y amigos, Marco Verberckt y Roberto Durete.
Sus restos son velados en el Arzobispado (Av. Heroínas casi Ayacucho), desde ayer por la noche y hasta el sábado a las 10.00 horas, cuando el Arzobispo Auxiliar de Cochabamba, Mons. Luis Sainz, celebre una misa en su honor en la Catedral Metropolitana, de donde se partirá al entierro a efectuarse en el Cementerio General.
El religioso de origen español (Navarra, 1925), que llegó a Bolivia en 1964, deja una ejemplar vida de lucha por los derechos humanos y la democracia, siempre en compromiso con los más humildes.
Su legado es también más de una veintena de valiosos libros -notables éxitos editoriales con varias ediciones- sobre la realidad del país y el mundo, aportes educativos y de formación en valores, además de lúcidas reflexiones teológicas que no se cansaron de proponer que Dios es solo amor y perdón.
Por todo lo anterior, pero también por su personalidad sencilla, Iriarte fue objeto este año de sendos homenajes, que se sumaron a infinidad de otras distinciones logradas durante su existencia.
A inicios de agosto, lo que tenía que ser la presentación de su último libro, “Valores, pensamientos, sugerencias”, se convirtió en un emotivo acto de homenaje al religioso e investigador social. Cooperativistas, literatos y comunicadores se dieron cita en OPINIÓN, para rendirle su tributo.
A su turno, cada uno elogió ampliamente la calidad intelectual y humana del autor.
Fiel a su carácter humilde, Iriarte, ya afectado por la fibrosis pulmonar, dijo sentirse “aturdido” por las alabanzas y expresó ser apenas “un divulgador” de valores humanos, preocupado por la autoestima nacional que para mejorar debe creer “en su propia cultura”, a la vez que en un “Dios que nos quiere a todos, sin importar nuestras faltas”.
En representación de la Cooperativa Boliviana de Cemento Industrias y Servicios (Coboce Ltda.), el gerente general de la entidad, Fernando Quiroga, destacó el “compromiso social de un hombre que enriquece la sabiduría del país”. Asimismo, Quiroga valoró el aporte de Iriarte a la Cooperativa, cuando fue parte de su Consejo de Administración.
Por su lado, el exdirector honorario de OPINIÓN, Edwin Tapia Frontanilla, elogió las dimensiones humanas e intelectuales de Iriarte, además de la importancia de su prolífica obra. Igualmente, el director del matutino, Federico Sabat, se refirió a Iriarte como un “gran periodista y comunicador”.

Un mes después, Iriarte recibió el título de Doctor Honoris Causa, por parte de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) y la Universidad Católica Boliviana (UCB), una condecoración del Concejo Municipal de Cochabamba que le fue entregada por el presidente del Estado, Evo Morales, y el Premio Nacional de Cultura de Paz de la Fundación Unir Bolivia.

Apuntes

Su último artículo
El último artículo de Gregorio Iriarte, titulado “El amor de Dios y el humano”, se publicó en las páginas de OPINIÓN -diario del que fue colaborador durante 12 años- el miércoles 3 de octubre.
Amor de Dios
Señala Iriarte en esa nota: “Nosotros amamos a quienes creemos que merecen nuestra estima; el amor de Dios tiene preferencia por los pobres, por los necesitados y los pecadores. El amor humano está muy orientado, principalmente, hacia parientes y amigos; Dios nos ama a todos por igual”.
De la vida y la muerte
En el libro “Diálogos con el P. Gregorio Iriarte”, (Editorial Kipus), editado por Martha Paz, Iriarte señala: “Resucitamos todos como miembros de un mismo Cuerpo que es Cristo, solidariamente salvados por Él y con Él. La suya no es una venida para castigar o para condenar, sino para salvar, para abrirnos las puertas y poder entrar en la gloria con Él”.

Los útiles y exitosos libros del sacerdote

Gregorio Iriarte es autor de títulos que, por su profundidad y utilidad, han educado a varias generaciones.
Algunos de los más conocidos son “Análisis crítico de la realidad” (ya con 17 ediciones), “¿Qué es una comunidad eclesial de base?” (13 ediciones), “Formación en valores” (nueve ediciones) y “Sé amigo de ti mismo” (en su quinta edición con más de 15 mil ejemplares vendidos). Varios de estos títulos están a la venta en Kipus (C. Hamiraya casi Heroínas), editorial que tiene también un stand en la VI Feria Internacional del Libro de Cochabamba, que se desarrolla hasta el domingo en el recinto ferial de Alalay.
“Valores, pensamientos, sugerencias”, el último libro de Gregorio Iriarte, selecciona, de más de 500 publicadas en OPINIÓN durante 12 años, las mejores columnas del investigador y sacerdote.
El director del diario, Federico Sabat, valoró cómo el intelectual supo trasladar a una columna periodística sus amplios trabajos de indagación de la realidad nacional.
La obra, editada por Kipus, fue presentada en agosto.

Doctor Honoris Causa por la UMSS y la UCB

La Universidad Mayor de San Simón (UMSS) otorgó, el 7 de septiembre, el título de Doctor Honoris Causa al padre Gregorio Iriarte, como reconocimiento a su aporte como investigador, pedagogo y comunicador en beneficio de la cultura, la democracia y la liberación nacional.
Iriarte fue en los 60 director de la Radio Pío XII en la mina Siglo XX (Potosí), y desde entonces luchó por los derechos de los obreros, mineros y sectores empobrecidos. Fue también fundador de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos en 1976, junto a los sacerdotes Julio Tumiri y Luis Espinal.
En la ocasión, Iriarte recordó la lucha contra la dictadura y el apoyo a líderes como Federico Escobar y Marcelo Quiroga Santa Cruz. Nunca olvidaré -dijo- la masacre de San Juan en las minas. Rememoró la fundación de las Escuelas Radiofónicas Bolivianas, con el propósito de alfabetización.
El rector de la UMSS, Lucio Gonzales, señaló que para él es un honor representar a la universidad para reconocer la invalorable contribución de Iriarte a la sociedad boliviana.
Cuatro días después, el sacerdote recibió otro título de Doctor Honoris Causa, por parte de la Universidad Católica Boliviana (UCB).
El rector regional de la UCB, Alfonso Vía Reque, se refirió a Iriarte como su amigo y hermano y lo describió como un hombre de Iglesia que nunca se puso una corbata, ni usó celular, ni un vehículo particular. Lo calificó también como un verdadero descubridor, creador e innovador.

Ver la nota original en Opinión
LINK RELACIONADO

 

coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center